Nicaragua conmemora el aniversario 166 de la histórica batalla de San Jacinto

·2 min de lectura

Managua, 14 sep (EFE).- Nicaragua celebró este miércoles el aniversario número 166 de la histórica batalla de San Jacinto, que en el país centroamericano es festejada como una segunda independencia.

Escuadras de estudiantes y bandas rítmicas estudiantiles de todo el país salieron a las calles para desfilar frente a los curiosos, en conmemoración de uno de los sucesos históricos más trascendentales de Nicaragua.

Los uniformes coloridos, los bailes y las interpretaciones de las bandas rítmicas, capturaron la atención de la gente, que acudió como cada año a las calles cercanas a las escuelas para ver las habilidades de los jovencitos, y para ver desfilar a los mejores estudiantes en cada ciudad.

Cada 14 de septiembre, Nicaragua conmemora la histórica batalla ocurrida en 1856, que tuvo como escenario la hacienda San Jacinto, unos 42 kilómetros al norte de Managua, en la que miembros del Ejército nicaragüense en desventaja vencieron a las fuerzas del filibustero estadounidense William Walker, quien pretendía apoderarse de Centroamérica.

Debido a la trascendencia que tuvo dicha batalla en la historia local y para Centroamérica, en Nicaragua se celebra cada año como si se tratase de una segunda independencia.

En la batalla de San Jacinto, una de las más cruentas documentadas en Nicaragua, el general José Dolores Estrada y sus 180 hombres derrotaron a unos 300 estadounidenses encabezados por Walker, quien pretendía imponer su dominio en Centroamérica, según los registros históricos.

La batalla de San Jacinto también fue escenario de los sucesos patrióticos más trascendentales de Nicaragua, protagonizado por el sargento Andrés Castro, quien al verse desarmado tomó una piedra y la lanzó a uno de los filibusteros, matándolo en el instante, lo que supuso un golpe moral para los invasores, que terminaron huyendo.

Aunque Walker logró proclamarse presidente de Nicaragua, no se repuso de la derrota en la batalla de San Jacinto, un punto de tránsito clave entre los grandes lagos Cocibolca y Xolotlán en el siglo XIX.

Walker murió ejecutado en Honduras por un pelotón del Ejército hondureño el 12 de septiembre de 1860, tras insistir en conquistar Centroamérica. EFE

wpr/lll

(foto) (video)

(c) Agencia EFE