Niños Tamagotchi, la solución científica a la superpoblación: no usan pañales y cuestan menos

·3 min de lectura
Photo credit: Soul Machines - Instagram
Photo credit: Soul Machines - Instagram

Dentro de 50 años podrás adoptar un hijo igual que te suscribes a Netflix. Por una pequeña cuota mensual tendrás a tú niño en el metaverso esperando a que seas tú el que tenga tiempo para él y sin despertarte por las noches. Y además resolverán los problemas de superpoblación. Así lo piensa una autoridad en la materia: "Si la demanda de los consumidores está ahí, como creo que estará, los niños con Inteligencia Artificial estarán ampliamente disponibles por una cuota mensual relativamente pequeña”.

Se trata de Catriona Campbell, una especialista en Inteligencia Artificial y en todo lo que sean tecnologías emergentes y disruptivas, y su concepto de “niño IA” no tiene nada que ver con la película de Steven Spielberg. En lugar de un Pinocho de circuitos y emociones auténticas como el de A.I. Inteligencia Artificial(2001), que podamos ver y tocar de verdad, el futuro de la infancia está en el metaverso, ya sabes, el inmersivo “futuro de internet”, la promesa de una nueva interacción hombre-máquina (o más bien hombre-imagen). Digamos que serán “metabebés”, aunque Catriona Campbell prefiere referirse a la próxima generación virtual como “generación tamagotchi” en homenaje al bum de mascotas virtuales japonesas que estalló a final de los 90. Según Campbell los nuevos tamagotchis serán igual de “reales” para sus padres que los de carne y hueso.

"Los niños virtuales pueden parecer un gran salto hoy en día", dice Campbell, "pero dentro de 50 años la tecnología habrá avanzado hasta tal punto que los bebés que existan en el metaverso serán indistintos de los del mundo real”.

Alojados en el metaverso, los niños tamagotchis se parecerán a sus progenitores igual que cualquier padre e hijo o que un smartphone personalizado a su dueño. La tecnología CGI y el aprendizaje automatizado harán que tengan caras y cuerpos hiperrealistas que reaccionarán a nuestras emociones y nuestras palabras. Y te abrazarán, jugarán contigo y te dirán que te quieren como no lo hace tú hijo. Unos guantes de última tecnología proporcionarán la estimulación táctil necesaria.

También los podrás llevar al parque, al cine o a la piscina, o hacer viajes con niños por cualquier lugar del globo sin gastar un duro. Podrás elegir el entorno y hasta la rapidez con la que los hijos crecen, porque todos sabemos que lo hacen demasiado rápido o demasiado despacio pero siempre con el algoritmo desajustado.

Catriona Campbell profundiza un poco más en por qué querríamos eso en un nuevo libro titulado AI by Design: A Plan for Living with Artificial Intelligence (“Un plan para vivir con la Inteligencia Artificial”). Según ha recogido Telegraph, no sólo se trata de tener todo lo bueno de un hijo sin nada de lo malo, sino de resolver el problema de la superpoblación que ya se acerca a 8.000 millones de habitantes, con todo lo que esto significa para la huella energética.

"No se equivoquen, este desarrollo, si se produce, es un cambio tecnológico que, si se gestiona correctamente, podría ayudarnos a resolver algunos de los problemas más acuciantes de hoy en día, como la superpoblación".

Ahora bien, no nos preguntes por qué la solución a la superpoblación es adoptar hijos virtuales y no a los niños reales que buscan una familia. Tampoco si el consumo masivo de Internet contamina menos que la industria de pañales. El caso es que con tantas parejas dudando si tener hijos a causa de la superpoblación y del coste de la crianza, la propuesta de Campbell no parece descabellada en absoluto. De hecho, ya hay empresas como BabyX trabajando en ello.

Según otros científicos la superpoblación podría alcanzar su punto álgido en las próximas décadas y a partir de allí descender preocupantemente hacia, incluso, la extinción humana. Si así sucede, ¿no son los niños tamagochis algo demasiado parecido al Movimiento para la Extinción Humana?

Por otro lado, un niño "virtual" suena demasiado parecido a "ideal". ¿Tendrías un metabebé?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente