Neymar sigue sin entrenarse y se complica su presencia en octavos

Getty Images

Si bien será este viernes cuando culmine la fase de grupos de la Copa Mundial de Catar 2022, Brasil ya tiene puesta la mente en los octavos de final. Salvo un duro golpe en el cierre del Grupo G ante Camerún, acompañado de una goleada de Suiza sobre Serbia, terminará líder en su zona.

El hecho de finalizar en lo más alto implicará que la Canarinha dispute el duelo eliminatorio el próximo lunes 5 de diciembre, contra el que seleccionado que termine segundo en el Grupo H, que se definirá esta misma jornada, con Portugal, Ghana, Corea del Sur o Uruguay entre las opciones a posible rival.

Para ese choque, habrá tiempo de preparación en la Verdeamarela, el que, ahora, le resulta oro. Y esto con la mirada en su máxima figura, Neymar, de quien tienen ciertos temores de que permanezca ausente aún en la próxima ronda.

El delantero de Paris Saint-Germain se encuentra en proceso de recuperación de un esguince en su tobillo derecho, el que sufrió en el debut contra Serbia, hace poco más de una semana. Un día después de la lesión, el departamento médico de la Confederación Brasileña de Fútbol confirmó que se perdería toda la fase de grupos.

Ante esta situación del atacante, el seleccionado de Tite ganó mucha tranquilidad con la victoria sobre Suiza, a principios de esta semana. Es que pudo asegurarse el boleto octavos, lo que permitió que, de cara a la última fecha contra los franceses, esté sin necesidades y no tenga que forzar ni extrañar a la estrella surgida en Santos.

Sin embargo, la calma estaría por terminarse en el Scracht, según los medios brasileños. Esto se debe a que Ney todavía sigue sin saltar al campo de entrenamiento, por lo que tiene en vilo al cuadro sudamericano, ya que, ante la proximidad del encuentro, su participación en el cruce de octavos se encuentra lejos de quedar garantizada.

Por estos días, el ex Barcelona dio buenas sensaciones en su evolución, en los trabajos en pileta. La parte negativa fue que solo se limitó a estos ejercicios y recién este sábado podría reaparecer en cancha, de una manera diferenciada a sus compañeros.

Para el juego contra los cameruneses, el jugador, de 30 años, se quedó en el hotel en el que concentra Brasil, con el fin de continuar su recuperación. Lo cierto es que, por estas horas, su aparición en la ronda de los 16 mejores está muy complicada, en la que la pentacampeona intentará ratificar su condición de favorita y alimentar su ilusión por la sexta estrella.

Foto: Getty Images