Netflix tiene una joya de serie polaca desconocida en su catálogo

·5 min de lectura

Después de llevar una temporada haciendo zapping por Netflix sin encontrar estrenos que devorar con pasión maratoniana, por fin he roto la mala racha. Hoy les traigo una recomendación inesperada.

Para qué vamos a negarlo, la plataforma nos malacostumbró durante la pandemia con estrenos periódicos que supieron cautivar y enganchar a lo largo del último año y medio. Es por eso que creo que este verano notamos la sequía de historias buenas más que nunca, sobre todo por la cantidad de series malas o pasajeras que fuimos recibiendo. Sin ir más lejos, solo encontramos un pequeño puñado de recomendaciones, como la segunda temporada (maravillosa) de Feel Good, la preciosísima Jóvenes Altezas y el infalible thriller El reino vacío. Y ya. En tres meses.

Pero rebuscando entre los estrenos de los últimos días -entre esos que suelen pasar desapercibidos por llevar un título poco efectivo o ser producciones de países que no estamos acostumbrados a ver a menudo- encontré Despiértate, una joyita polaca de seis episodios para devorar sin pestañar.

Cartel de 'Despiértate' (Netflix)
Cartel de 'Despiértate' (Netflix)

Despiértate aterrizó en Netflix España el 25 de agosto sin promoción y sin hacer ruido (en la cuenta de Twitter de la plataforma no aparece ni un tuit dedicado a su lanzamiento, ni tampoco existe tráiler oficial para el mercado español en redes). Apenas encuentro un puñado de comentarios en redes sociales (la mayoría muy positivos), pocos medios le han dedicado una crítica o artículo y ni siquiera aparece entre lo más visto de la plataforma al momento de escribir este artículo. Pero lo merece, con creces.

Para empezar debo destacar que estamos ante un thriller de ciencia ficción. De esos que, para disfrutar, hay que verlos con la mente abierta, sin buscar ninguna lógica aparente y simplemente dejarse llevar. En esta producción la lógica no tiene cabida. Si se le da alguna es probable que entremos en una espiral de confusión que nos lleve a perder el interés por la historia.

¿Qué es real y qué es mentira cuando se vive en la neblina de la amnesia y las alucinaciones sensoriales? ¿Cómo discernir sueños y vida real cuando se vive en un estado de confusión constante por culpa de una lesión cerebral? Así comienza esta serie que arranca con el despertar de su protagonista en una clínica, una joven de 17 años llamada Julia que sufre de amnesia tras sobrevivir al incendio donde murieron sus padres. El problema es que ella no recuerda nada, ni siquiera su nombre, apenas tiene imágenes borrosas que la acechan de vez en cuando y sueños extraños que parecen dirigirla hacia alguna realidad del pasado. Todo lo que va recordando queda grabado en un audio que le hacen escuchar en su habitación cada mañana al despertar. Sin embargo, Julia padece de alucinaciones, escucha voces y ve cosas extrañas, generando confusión en ella y el espectador, sin saber hasta dónde creer cuánto es verdad y cuánto fruto de su dolencia.

Al inicio de la serie, Julia lleva cuatro días en la clínica llamada Segunda Oportunidad, donde conoce a otros pacientes de su edad, cada uno con su historia. Algunos llevan más tiempo mientras otros han perdido noción de la realidad, débiles bajo los efectos de las drogas. Todos ellos deben hacer terapia y mantener tratamiento con una doctora llamada Zofia Morulska, quien los guía a diario. Sin embargo, poco a poco Julia comienza a notar que algo no cuadra.

La joven es una pianista superdotada y comienza a sentir que la doctora los manipula, dándoles información a cuentagotas, medicándolos sin saber por qué y forzándolos a demostrar sus habilidades con conciertos y actuaciones entre ellos. Ella no quiere actuar delante de nadie, pero al ser forzada por la doctora sus sospechas aumentan. El problema es que Julia se pone tan paranoica que entre las alucinaciones y sus teorías conspiratorias, logra confundir al espectador entre si creerle o no. Claro que esto es positivo, porque incrementa el ritmo trepidante de la serie, la intriga y las preguntas.

Poco a poco Julia va atando cabos a cual más extraños sin que tengan una explicación aparente, para alcanzar así a dos episodios finales tan reveladores como para quedarse boquiabierto de la sorpresa.

Despiértate (Krzysztof Wiktor, Netflix)
Despiértate (Krzysztof Wiktor, Netflix)

No voy a delatar más porque sería arruinarles la experiencia, solo añadir que en su trama hay intriga, thriller, romance, aires de serie adolescente pero todo apoyado siempre en el género de la ciencia ficción. Como decía al principio, aquí no hay lógica que valga y eso es precisamente lo que consigue hacerla tan original.

Si le das una oportunidad o lo has intentado y desistido, sigue. No la dejes. El primer episodio es precisamente el más tedioso de todos, uno que falla en crear ese enganche necesario para un maratón apoteósico. Pero no dejes que su ritmo lento te engañe. La serie tiene un potencial enorme a medida que avanza la historia, incluso debería expandirse en varias temporadas. Al menos una más.

Al transcurrir en su mayoría dentro del centro clínico, Despiértate logra crear una atmosfera oscura y tenebrosa, de esas que solemos ver en películas de terror basadas en hospitales, orfanatos o manicomios. Cada esquina puede albergar un peligro u otra alucinación para confundirnos o afianzar las teorías que vamos maquinando internamente. Además, la serie juega con cambios de ritmo repentinos, intercalando música trepidante, giros de cámara y un montaje rápido que añaden más potencia visual.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien las actuaciones no son precisamente las mejores de la temporada, la serie logra salir airosa gracias a una protagonista entregada al máximo (una joven actriz polaca llamada Maria Wawreniuk) y una trama que nos fuerza a cuestionar la credibilidad de la joven o su locura. A través de cabos sueltos constantes y personajes misteriosos, cada episodio nos invita a querer indagar más, recurriendo a una fórmula efectiva dándonos poca información pero haciéndonos partícipes lo suficiente como para idear nuestras propias teorías. Pero solo para darnos una bofetada de ciencia ficción en toda regla con sus giros inesperados.

Despiértate es una serie que necesita y pide a gritos una segunda temporada. Todavía no existe información oficial que confirme si Netflix optará por renovarla o no, así que solo me queda esperar a que este artículo les llegue y le den una oportunidad. A ver si entre todos le damos suficiente éxito como para que la compañía nos permita seguir ahondando en este juego mental de lo más atrapante.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente