Así se ha convertido Netflix en el nuevo radar de tendencias

Maria Aguirre
·5 min de lectura

Es curioso como los nuevos tiempos han hecho, no solo que cambiemos nuestros hábitos de consumo, sino también el lugar al que acudimos en forma de inspiración a la hora de vestir. Y no nos referimos a lo que la pandemia ha provocado en el último año -se ha vuelto evidente la búsqueda de la comodidad y la renuncia a piezas complicadas o excesivamente sofisticadas por pura necesidad- sino a algo que viene palpándose desde hace tiempo.

Si hacemos una lectura rápida no demasiado profunda podemos decir que primero fue el cine el que se convirtió en sitio de referencia sobre todo de la mano de actrices como Audrey Hepburn, Brigitte Bardot o Grace Kelly -entre muchas otras- después llegaron las supermodelos para poner el foco en todo lo que se podía ver sobre las pasarelas, más tarde irrumpieron en escena las estrellas del pop con las Spice Girls o Britney Spears a la cabeza para después acabar siendo las redes sociales las que marcaran la pauta.

Pero en todo este análisis faltaría un punto muy importante que ha estado en todo momento paralelo: la televisión. Más concretamente las series porque, del mismo modo que el corte de pelo de Jennifer Aniston en Friends bautizado como "el Rachel" pasó a ser el más demandado en las peluquerías de todo el mundo o que las faldas de tul se volvieran la prenda más deseada después de que el personaje de Carrie Bradshaw las pusiera en valor en Sexo en Nueva York, la ficción televisiva continúa siendo un espejo en el que fijarse.

Fotograma de la serie 'Emily in Paris'.
Fotograma de la serie 'Emily in Paris'.

En concreto, es Netflix la plataforma que más éxitos ha conseguido recientemente y, por ende, la que ha hecho que las producciones que en ella aparecen pasen a ser algo más que puro entretenimiento. No hace falta irnos muy atrás para encontrar ejemplos. En lo que llevamos 2021, Los Bridgerton se ha ganado a pulso su fama al ser en tiempo récord la serie más vista de la historia de este medio y a ella se le deben términos como el de Regencycore, que no es más que la fiebre por la estética de la época de la Regencia inglesa en la que todo lo dominaban los guantes largos, los vestidos de corte imperio, las tiaras y los adornos por doquier, entre otros muchos detalles. Las búsquedas de este tipo de piezas en internet han aumentado desde el mes de enero hasta ahora en altos porcentajes, tanto es así que algunas firmas han llegado a reformular sus colecciones hasta introducir diseños que beban de este imaginario.

Claro está que no es por las calles donde veremos piezas tan opulentas como las que aparecen en esta historia situada a comienzos del siglo XIX, pero es precisamente la imaginación y la sensación de escapismo la que parece haberlo invadido todo con su triunfo.

Los Bridgerton.
Los Bridgerton.

Antes de que Lady Whistledown y compañía llegaran a nuestras vidas, Netflix ya contaba con cifras astronómicas de visionado en otras series como Emily en Paris -responsable en gran parte de que las boinas y las faldas de tablas al más puro estilo colegial hayan regresado a nuestras vidas- y la hipnótoca Gambito de Dama.

La influencia de esta última se ha notado en el aumento de personas federadas en ajedrez, en un creciente interés por su práctica como actividad de ocio y en el hecho de que el conocido como rojo veneciano haya pasado a ser uno de los tonos de pelo más solicitados del momento. Y no solo eso, en lo que atañe exclusivamente a la moda también hay mucho que decir al respecto, por ejemplo que el magistral uso de los cuadros que se hace en cada capítulo se ha notado en nuestro vestuario gracias a una paleta de colores de lo más interesante recién salida de la década de los 60.

Emma Corrin con el famoso jersey de ovejas en The Crown.
Emma Corrin con el famoso jersey de ovejas en The Crown.

The Crown, por su parte, ha hecho que volvamos a prestar atención al estilo de Diana de Gales gracias a la magnífica interpretación y caracterización de Emma Corrin en el papel de Lady Di. Sus sorprendentes jerséis, sus blusas con lazada al cuello, sus vestidos vaporosos o sus americanas tamaño XXL son solo algunas de las prendas que han regresado con fuerza a nuestro armario.

Serie de Netflix Lupin.
Serie de Netflix Lupin.

Y no hay que olvidarse del último gran pelotazo de Netflix, Lupin. Las andanzas de Assane Diop han tenido a muchas personas pegadas a la pantalla de televisiones, tablets o smartphones, tanto que los estilismos que luce Omar Sy en la serie han pasado a ser los más venerados.

Según datos ofrecidos por el portal Lyst especializado en tendencias, las zapatillas Air Jordan de Nike como las que luce el protagonista, aumentaron en popularidad un 36 % en la semana del estreno. Este modelo de sneakers creado en su momento por el icónico jugador de baloncesto Michael Jordan es desde entonces el más buscado. Lo es junto con las gorras planas, que crecieron en un 43% su interés en las semanas posteriores al lanzamiento de la ficción, del mismo modo que las chaquetas de chándal o los trajes de tres piezas. Todas ellas tendencias estrella de la primavera a la que estamos a punto de dar la bienvenida. ¿Casualidad?

VÍDEO | Britney y Madonna van a tener su documental en Netflix

Más historias que te puedan interesar