Netflix habría encontrado una mina de oro en los sucesos locales

·4 min de lectura

Tras la buena acogida de El caso Alcàsser en Netflix, serie documental que ahondaba en el secuestro y asesinato de las niñas Míriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández a principios de los noventa, la plataforma lanzará el próximo 23 de junio El caso Wanninkhof-Carabantes. Se trata de la primera película documental que aborda, dos décadas después, los crímenes de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes. Un título que evidencia que el servicio streaming podría haber encontrado su nueva mina de oro en el repaso de los sucesos locales a través del género true crime. 

Sin embargo, en esta ocasión puede que se haya metido en un terreno pantanoso al tratarse de un caso con las heridas aún abiertas.

Imagen de El caso Wanninkhof - Carabantes, cortesía de Netflix
Imagen de El caso Wanninkhof - Carabantes, cortesía de Netflix

En 2019 Netflix apostó por El caso Alcàsser que repasaba el triple crimen que conmocionó a toda la sociedad española en 1992. Este título, creado por Ramón Campos y Elías León Siminiani, se presentó como la crónica del caso a través de cinco episodios que recordaron a los espectadores la desaparición de las tres jóvenes en el municipio de Alcàsser, ahondando en el hallazgo de sus cuerpos en enero de 1993 en un paraje conocido como La Romana, así como en las investigaciones, el calvario de los familiares e igualmente el papel de los medios de comunicación ante esta tragedia.

Al igual que el resto de series documentales sobre casos criminales que abundan en la plataforma (como The Staircase, El caso Watts: El padre homicida o Carmel, ¿quién mató a María Marta?), El caso Alcàsser no dejó indiferente al público español y parece que Netflix apunta a continuar en la misma línea con el estreno de El caso Wanninkhof-Carabantes

Dirigido por Tània Balló, el título engloba los múltiples prismas -judicial, policial, político, mediático, sociológico y de género- para poner sobre la mesa un repaso completo de los sucesos, tal y como podemos comprobar en el tráiler.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Rocío Wanninkhof fue asesinada en 1999 y la ex pareja de su madre, Dolores Vázquez, fue declarada culpable en un juicio plagado de irregularidades y sin pruebas sólidas que demostraran su culpabilidad. Sin embargo, el caso dio un giro radical cuando en 2003 apareció el cuerpo sin vida de otra adolescente, Sonia Carabantes, y la policía atrapó al verdadero asesino: el británico Tony Alexander King.

Dolores Vázquez fue puesta en libertad tras 17 meses de cárcel en 2003, mientras el verdadero asesino fue declarado culpable por el crimen de Sonia Carabantes en 2005 y sentenciado a una condena de 36 años de prisión más otros siete años por un ataque sexual, mientras un año más tarde fue encontrado culpable de la muerte de Rocío Wanninkhof con otra sentencia de 19 años. Es decir, tan solo han pasado unos 15 años desde que España entera viviera aquel circo mediático que colmó horas de televisión en casi todas las cadenas. Al igual que el caso Alcàsser, el asesinato de Rocío Wanninkhof también sufrió la influencia de la opinión mediática a la hora del juicio contra Dolores Vázquez sin respetarse la presunción de inocencia.

Imagen de El caso Wanninkhof - Carabantes, cortesía de Netflix
Imagen de El caso Wanninkhof - Carabantes, cortesía de Netflix

Si tenemos en cuenta el éxito mediático de la serie del caso Alcàsser, así como otras apuestas del género true crime, se podría decir que Netflix tiene entre manos un filón importante a la hora de atraer espectadores españoles a través del repaso de sucesos de gran impacto a nivel nacional. Aquella serie no solo propició conversaciones y comentarios en redes, sino que incluso resucitó el interés televisivo con varios programas recuperando la historia. Tampoco podemos olvidar el repaso al caso Nevenka que hizo la misma plataforma a través de una serie documental efectiva que puso sus miras en la misoginia política y social de una parte del país, o la serie de HBO sobre Pablo Ibar así como El caso Asunta de Atresmedia. En resumen, la revisión documental de sucesos nacionales está dando sus frutos en el streaming, y parece que Netflix tendría entre manos uno de los más impactantes.

Sin embargo, no deja de ser un riesgo para la plataforma al tratarse de un caso relativamente reciente. Es posible que las heridas no estén cerradas lo suficiente como para analizar todos los detalles que rodearon los trágicos hechos. 

El caso Wanninkhof-Carabantes llega el 23 de junio a Netflix, y aunque todavía desconozcamos la reacción unánime del público, auguramos que probablemente levante alguna que otra ampolla.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente