Netflix homenajea a Magdalena Martín López, la verdadera última chica del cable

Cine 54
·4 min de lectura

El pasado viernes 3 de julio se estrenó la segunda parte de la quinta temporada de Las chicas del cable que marca el desenlace de la primera serie original española de Netflix. Si bien la conclusión de esta historia de amistad, superación, valentía y amor nos ha dejado con sentimientos encontrados, se sigue hablando de la ficción ya que la plataforma de streaming acaba de rendir un emotivo homenaje a la verdadera última chica del cable. Hablamos de Magdalena Martín López, una mujer de Polopos (Granada) que fue la encargada de hacer la última llamada a través de una centralita manual en España.

(©Netflix)
(©Netflix)

La última palabra en Las chicas del cable no la ha tenido la protagonista de la serie interpretada por Blanca Suárez, sino la mujer que conectó la última llamada que se realizó desde una centralita en España en 1988. Y es, como ya contamos, las historias de Lidia, Marga, Carlota, Óscar y Ángeles están inspiradas en las figuras reales de las mujeres empleadas de la Compañía Telefónica Nacional de España, fundada en 1924 y ubicada en la Calle Gran Vía de Madrid, por lo que ahora, 32 años después, Netflix ha querido homenajear a la última de estas féminas que había vivido en ese revolucionario puesto de trabajo.

Nos referimos a Magdalena Martín López que desde los 33 años también trabajaba para Telefónica, aunque desde su casa en Polopos (Granada), estableciendo y conectando llamadas mientras criaba a sus hijos. La protagonista de esta historia realizó la última conexión manual desde una centralita del pueblo, con una llamada realizada a Felipe González, el 19 de diciembre 1988. Un acontecimiento histórico que se celebró por todo lo alto, ya que las autoridades prepararon una fiesta en el pueblo y se desplazaron en helicóptero.

Después de permanecer ocho años y medio en su cargo llegaría el teléfono automático a España haciendo desaparecer por tanto el trabajo de las chicas del cable que había abierto un camino laboral para las mujeres en un mundo completamente dominado por los hombres pero en el que lucharon por ser independientes.

Para honrar la figura representada por Magdalena Martín López Netflix ha hecho una placa conmemorativa en la fachada de su casa y una parte del equipo se ha desplazado hasta Polopos para regalarle una centralita de las que se ven en la serie de Bambú Producciones (como la que utilizó mientras ejerció como telefonista). “Es una tontería que ustedes se hayan gastado el dinero en esto", ha comentado entre sorprendida y emocionada Magdalena Martín López.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además Blanca Suárez le ha mandado un mensaje de voz para, de este modo, concluir la serie que acaba de estrenar su última temporada. "Hola Magdalena, soy Blanca Suárez, Lidia en Las chicas del cable. Me han contado tu historia y sólo quería darte las gracias porque, al esfuerzo de mujeres como tú, trabajadoras y que lucharon por ser independientes, les debemos gran parte de lo que somos hoy. No es posible poner punto y final a la historia de Las chicas del cable sin contar la tuya y darte la despedida que tanto te mereces. Así que por eso hemos querido que esta sea la última llamada y que sea para ti".

Asimismo, la protagonista ha recibido una emotiva carta: “Hay llamadas que te cambian la vida y otras que cambian la historia. Tú lo sabes bien, pues en una de ellas tú estabas al otro lado del teléfono. Fue hace más de 30 años. En 1988, desde tu casa en Polopos, conectaste la última llamada que se hizo a través de una centralita manual en España: una conexión que puso fin al oficio de telefonista y dio la bienvenida definitiva al teléfono automático. Ese día, además de perder tu querida centralita, fue tu marido quien asistió a la cena de gala para celebrar la ocasión en tu lugar. Y ya es hora de que tengas el reconocimiento que merecías. Al esfuerzo de mujeres como tú, que lucharon por ser independientes y pudieron demostrar lo capaces que eran como trabajadoras, le debemos gran parte de lo que somos hoy. Una batalla que aún continúa pero de la que sin duda fuiste pionera. Magdalena, el día en que conectaste esa última llamada el adiós quedó en espera. Y por eso hoy te escribimos, porque no es posible poner punto final a la historia de Las chicas del cable sin contar la tuya y despedirte como te mereces. Gracias por tus años de dedicación y compromiso al frente de la centralita, por mantener a los vecinos y vecinas de Polopos conectados con el mundo y por haber sido... la última chica del cable”.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Netflix