El final de 'El hoyo' explicado según su director

Cine 54
·3 min de lectura

ADVERTENCIA: este artículo contiene spoilers del final de El hoyo

A más de una semana de su estreno, El hoyo sigue arrasando en Netflix manteniéndose entre las propuestas más vistas de la plataforma. Sin embargo, si hay algo que está haciendo que llame la atención más que otras opciones del streaming es ese final aparentemente abierto que tiene a decenas de espectadores intentando encontrar la interpretación correcta.

Pues nada, ya sabemos cuál es la interpretación definitiva.

'El hoyo' (cortesía de Netflix)
'El hoyo' (cortesía de Netflix)

El thriller con moraleja incluida de Galder Gaztelu-Urrutia nos transporta a una especie de presión vertical de cientos de pisos, con dos habitantes por cada uno, cuya única fuente de comida es una mesa que va bajando planta por planta. Es decir, a medida que baja, solo quedan las sobras o nada, sirviendo como experimento social sobre la división de clases y el egoísmo de los que “están más arriba”. A priori muchos pensamos que estábamos ante una crítica directa al capitalismo. Pero no, el director ha confirmado que no era su intención del todo.

La historia está contada a través de Goreng (Iván Massagué) quien desde un principio cree que si todos los participantes colaboran, el experimento podría cumplir su propósito y demostrar que la humanidad es capaz de distribuir raciones y compadecerse del prójimo en posiciones “más bajas”. Y así, en el tercer acto de la película, el personaje se une a su compañero de piso, Baharat, en la misión de enviar un mensaje a la administración del lugar, demostrando que es posible y es hora de dejarlos salir. El mensaje es un plato de comida intacto tras ir pasando por todas las plantas pero, al llegar a la planta final, el mensaje es una niña que encuentran escondida.

Según reveló el cineasta a Digital Spy durante la presentación en el Festival de Toronto, la película no es estrictamente sobre el capitalismo” ya que “si bien hay una crítica al capitalismo desde el inicio, tan pronto como Goreng y Baharat intentan el socialismo para convencer a otros prisioneros a compartir la comida de forma voluntaria, terminan matando a la mitad de las personas que pretendían ayudar”.

El hoyo (Cortesía de Netflix)
El hoyo (Cortesía de Netflix)

Y así, a medida que van bajando de plataformas, agotados de matar a aquellos que quieren devorar la comida sin compartir su ración, heridos y perdiendo sangre, llegan a la última planta donde encuentran a una niña escondida. La hija que supuestamente buscaba Miharu, la mujer misteriosa y asesina que cada dos por tres bajaba por la plataforma.

Este final hizo que muchos espectadores se quedaran con la duda: ¿era la niña real o una alucinación del personaje? ¿Está vivo Goreng en la última escena, al dejar que la plataforma suba y salve a la niña, pero él se queda abajo junto al fantasma de Trimagasi? Pues ya tenemos respuesta.

Goreng está muerto.

Para mí, el nivel más bajo no existe” explicó el director español a la publicación web. “Goreng está muerto al llegar, y esa era la interpretación de lo que creía que debía hacer”.

“Al final, quería que si el plan funcionó y si a los de arriba le importaban los de abajo fuera una interpretación abierta. En realidad, rodamos un final diferente de la niña llegando al primer nivel pero lo quitamos” añade.

Y es por eso que el final nos dejaba con la duda. El director quería que sacáramos nuestras propias conclusiones con un desenlace que dejaba más de una pregunta abierta. En plena cuarentena, algunos hemos disfrutado pensando en los finales posibles de la historia. Ahora, al menos, ya sabemos la intención definitiva.

Más historias que te pueden interesar: