Netflix da en la diana del suspense con 'Pasaba por aquí', una de sus mejores películas de los últimos tiempos

·3 min de lectura
Photo credit: NICK WALL/NETFLIX
Photo credit: NICK WALL/NETFLIX

He de reconocerlo, ponerse a ver películas a las 1o de la noche tiene para mí un tremendo hándicap. Cuando te has levantado a las 6 de la mañana, has trabajado durante ocho horas (mínimo), has preparado coladas, cenas, almuerzos y has salido a hacer una caminata de una hora con tu hijo de diez años, cuando llega la noche lo único que quiero es derrengarme en el sofá. Con la alta probabilidad, claro, de quedarme dormida, da igual si veo una buena película, una serie emocionante o si leo un libro de los que enganchan.

¿He mencionado las películas que consiguen que mi cerebro (y mis ojos) estén completamente despiertos? A esas horas, pocas surten efecto, pero la última ha sido 'Pasaba por aquí', estrenada en Netflix el pasado 31 de agosto y que desde entonces lleva en el número 1 del top de la plataforma.

El protagonista es Hugh Bonneville (el conde Grantham en 'Downton Abbbey') que da vida a un juez psicópata y asesino en serie que es fan de la serie de animación 'Rick y Morty'. 'Pasaba por aquí' está dirigida por Babak Anvari, especializado en cine del terror y que aporta en esta cinta muchos de los clásicos recursos del género.

Toby (George MacKay, '1917') y Jay (Percival Ascott) son dos grafiteros antisistema que usan como sello personal la pintada 'I came by' ['Pasaba por aquí'] habitualmente en casa de ricos, lo que les ha dado notoriedad y ha hecho que aparezcan en las noticias. Toby tiene 23 años, no tiene trabajo y vive con su madre (Kelly MacDonald), que se preocupa por su falta de rumbo.

Jay, un manitas que es 'ñapas' para casi todo, consigue un trabajo en la casa del juez Hector Blake (Bonneville). Mientras piensa que podría ser el próximo objetivo del dúo de grafiteros, se entera de que su novia está embarazada y decide dejar su vida anárquica. Toby, entonces, va solo a pintar la casa del juez y, entonces, escucha un ruido. Descubre que hay una puerta secreta en el sótano... ¿qué esconde?

Con reminiscencias de 'No respires', 'El silencio de los corderos' e incluso 'Déjame salir', 'Pasaba por aquí' es una buena película de suspense que consigue sin duda su objetivo, que te concentres al máximo para seguir el argumento, que pases algo de miedo, que aborrezcas al protagonista y que pienses cómo puede haber gente así en la vida real.

Photo credit: NICK WALL/NETFLIX
Photo credit: NICK WALL/NETFLIX

El guion, con toques sobre la conciencia social de clases, consigue enganchar al espectador con el asco que este siente por el personaje de Bonneville. 'Pasaba por aquí' juega con los estereotipos del género pero es una película más ambiciosa, plasmando claramente el problema de los privilegios del hombre blanco.

'Pasaba por aquí' no puede presumir de regularidad, porque a lo largo de su metraje (algo menos de dos horas que se pasan volando) tiene momentos que captan nuestra atención y otros que nos parecen algo más inverosímiles, pero es un gran ejercicio de suspense que, sin duda, recomendarás a todos tus amigos. Y eso es mucho.

VER PELÍCULA EN NETFLIX