Netflix confirma el que fue su gran error durante la pandemia

·4 min de lectura

Mientras las salas de cine se hundían por la crisis provocada por el coronavirus en 2020, las plataformas de streaming se hacían de oro. La pandemia y el confinamiento llevó a los usuarios a refugiarse en los servicios de vídeo bajo demanda, traduciéndose en un incremento muy considerable del número de suscriptores de sitios como Netflix. Precisamente, la compañía de Jeff Bezos vivió uno de sus años de mayor esplendor, alcanzando los 200 millones de suscripciones gracias a un catálogo repleto de títulos muy potentes.

Mank, El juicio de los 7 de chicago, Da 5 Bloods, Cielo de Medianoche, Eurovisión: La historia de Fire Saga, La vida por delante, Más allá de la luna, Orígenes secretos u Hogar, son algunas de la infinidad de cintas que Netflix estrenó el pasado 2020, dando espacio a todo tipo de público, cinematografías y apostando por muchos estrenos fuertes que evitaron pasar por salas por la pandemia. Un catálogo sobresaliente con el que la compañía de streaming apostó por todos sus platos fuertes para beneficiarse de la crisis del coronavirus, aunque esto les está pasando factura en 2021.

Sky Rojo (Foto: Tamara Arranz / Netflix)
Sky Rojo (Foto: Tamara Arranz / Netflix)

Con semejante aluvión de títulos en 2020, parecía claro que Netflix no iba a poder mantener dicho ritmo de estrenos en 2021. Y mucho menos con la pandemia medianamente apaciguada y con el público deseando huir de los planes que conlleven permanecer en casa. Pero el servicio de vídeo bajo demanda comenzó el año disipando dudas y prometiendo un buen puñado de contenidos, como ese anuncio en el que aseguraron que estrenarían al menos una película original cada semana. Y esta promesa no fue papel mojado.

En los primeros compases de 2021 llegaron aclamados títulos como Malcolm & Marie, Noticias del gran mundo, Fragmentos de una mujer o La excavación, lo que anticipaba que Netflix seguía teniendo un buen puñado de platos fuertes en su baúl. Pero con el paso de los meses, la calidad de sus títulos ha empezado a degradarse de manera estrepitosa, encontrándonos con cintas de calidad cuestionable como el caso de La patrulla Trueno con Melissa McCarthy y Octavia Spencer, La apariencia de las cosas con Amanda Seyfryed o incluso La mujer de la ventana de Joe Wright, que pese a que se anticipara como uno de los títulos más esperados del año, ni crítica y público han quedado convencidos por esta pobre adaptación de la novela de A.J. Finn.

Lo mismo en el terreno de las series. Ha habido títulos muy potentes, como Shadow & Bone, Lupin, o incluso la española Sky Rojo, que pese a ser duramente criticada por su tratamiento de la prostitución, no hay duda de que ha sido uno de los títulos que más han llamado la atención del catálogo de Netflix. Pero llegados a la mitad del año, ha sido habitual encontrarse muchos fiascos como Jupiter’s Legacy y con segundas temporadas que en verdad son una única tanda de episodios dividida en dos partes, como bien ha ocurrido de las mencionadas Lupin y Sky Rojo.

Y es que salvo contadas excepciones, como películas como Ejército de los Muertos de Zack Snyder, es percatable que Netflix está sufriendo de falta de catálogo potente. O al menos yo llevo bastante tiempo sin ver nada nuevo que me llame la atención en su plataforma. Aunque su reciente anuncio de sus estrenos para julio de 2021 parece confirmar esta teoría, porque salvo contadas excepciones como la serie de Masters del Universo: Revelación o productos atractivos para públicos muy concretos como Resident Evil: Oscuridad infinita, hay poco o nada donde rascar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Jovenes altezas, Mortal, Atípico, Biohackers, Un lugar para soñar, Outer Banks o Cómo vender drogas online (a toda pastilla) son algunas de las series que Netflix ha avanzado en su vídeo promocional de julio, donde únicamente parece destacar títulos ya mencionados como el estreno de la segunda parte de Sky Rojo. Tal vez en cine, con el estreno de las tres películas de La calle del terror, podamos encontrar un producto atractivo, aunque sus avances parecen anticipar una genérica producción para el público adolescente.  

Y es que parece claro que el nivel está muy alejado de lo que vimos en 2020 y que el gigante de streaming cometió un gran error al lanzar todos sus grandes títulos durante la pandemia. Y si el año pasado Netflix batió récords de suscripciones, habrá que ver si esta sequía no les lleva al estancamiento. Algo más que probable, puesto que la batalla por el mercado del streaming es cada vez más feroz.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente