Netflix cambia de estrategia y prueba a emitir episodios semanales de sus series en vez de temporadas completas

El fenómeno de los maratones de series (binge-watching), es decir, disfrutar de los episodios de un tirón, podría quedar atrás ante el resurgimiento que está teniendo en el sector audiovisual un viejo método, pero no por eso menos efectivo, de consumo televisivo.

Paquita Salas, uno de los buques insignia de la plataforma en España (©Netflix)

Ante la inminente llegada de nuevas plataformas de streaming como Disney+ o Apple TV+, Netflix además de estrenar en las próximas fechas sus cartuchos más potentes como El irlandés y The Witcher, está llevando a cabo un nuevo experimento consistente en el análisis de la recepción de los episodios semanales en lugar de las temporadas completas de sus series.

Esta estrategia para hacer frente a los nuevos servicios que se avecinan en la competencia, además de los ya existentes como HBO, Amazon Prime Video o Sky, podría no gustar nada a los usuarios. De hecho, el equipo de Netflix en Estados Unidos ya ha tenido que tranquilizar a los suscriptores asegurando que el lanzamiento de los dos últimos títulos británicos emitidos de manera semanal, Great British Baking Show y Rythm & Show (la primera no disponible en España mientras que la segunda llegará a nuestro país con los primeros cuatro capítulos el próximo 9 de octubre), será de momento algo puntual.

En otras palabras, se trata de comprobar el método que ya sigue otra plataforma de pago a nivel nacional, Movistar+. Cabe destacar que Netflix también está ofreciendo algunos capítulos gratis de sus series como Bard of Blood, protagonizada por el actor Emraan Hashmi, en India o el primero de la exitosa ficción española adolescente Élite, como nueva estrategia para enganchar a más público en países como Colombia y México.

Ahora bien, ¿por qué podría funcionar mejor el lanzamiento de los episodios semanales frente a la disposición de temporadas completas? En otras plataformas la dosificación de las producciones también es sinónimo de triunfo porque mantiene en vilo a la audiencia y si no que se lo digan a HBO que seguía esta línea con su aclamada Juego de Tronos. Y, de hecho, Disney+, también empleará este tipo de emisión ya que, por ejemplo, su esperadísima The Mandalorian se emitirá a razón de un capítulo por semana.

Con este cambio la plataforma podría mantener a sus usuarios suscritos más tiempo ya que, por ejemplo, para disfrutar de los 8 capítulos de la comentada tercera temporada de Stranger Things los usuarios tendrían que contratar el servicio al menos dos meses con tal de conocer el final. Así, los espectadores (1,35 millones de espectadores en el 3x07 de la serie de los hermanos Duffer según datos de Nielsen) que ahora incluso se saltan episodios para saber el desenlace-principalmente por la ansía y el miedo a los spoilers-se darían de bruces con la nueva realidad.

En este contexto, programar episodios semanalmente también tendría otra ventaja para el gigante del entretenimiento y es que la plataforma podría aumentar los datos de audiencia a medida que se acerca el final de una determinada temporada. Y, lo que es incluso más relevante, se volvería a generar un debate social como ya ocurrió meses atrás ante el fin de la desaparecida serie creada por David Benioff y D. B. Weiss.Un formato “uno a uno” que da valor real a los títulos después de todo lo que cuestan producirse y que, en parte, contribuye a generar una mayor expectativa en los espectadores.

Para los más nostálgicos es como si, de alguna manera, se volviera a aquellos años en los cuales la familia al completo se reunía cada noche en torno al televisor para disfrutar juntos del capítulo del título de turno que hacía las delicias en pleno prime time y que se convertía en el tema de conversación por excelencia a la mañana siguiente, rompiéndose por tanto con el vertiginoso ritmo al que ahora estamos acostumbrados, siempre ávidos y en alerta de nuevos contenidos

¿Qué te parece esta nueva estrategia de Netflix? ¿Es mejor el atracón o la monodosis de capítulos series?

Para seguir leyendo:
Por si no teníamos suficiente, llega Apple TV: ¿merece la pena pagarlo? Esto es todo lo que trae
La estrategia de Netflix: se arma de artillería audiovisual frente otros gigantes del entretenimiento

Imagen: ©Netflix