Netflix da un aviso a Paris Hilton: hora de renovarse o morir

·4 min de lectura

Paris Hilton se enfrenta a un revés para empezar el año: Netflix ha cancelado la serie de cocina que protagonizó en 2021. Bajo el título de En la cocina con Paris Hilton, este reality llegó a nuestras pantallas en agosto del pasado verano con la conocida celebrity probando variedades de recetas junto a invitados como Demi Lovato, Saweetie, Kim Kardashian, su madre Kathy Hilton o su hermana Nicky. La producción nunca entró en las tendencias del servicio de streaming y ni siquiera generó algún tipo de conversación, lo que no hace raro que Netflix le haya dado el punto y final. No obstante, la cancelación por parte de la plataforma supone un aviso importante para Hilton.

En la cocina con Paris Hilton. c. Kit Karzen/ Courtesy of Netflix © 2021
En la cocina con Paris Hilton. c. Kit Karzen/ Courtesy of Netflix © 2021

Que En la cocina con Paris Hilton se sustentara en base a conceptos tan superficiales como el alto poder adquisitivo de su creadora, el lucimiento de sus pertenencias o el resaltar un estilo de vida prohibitivo para la mayor parte de seres humanos, da a entender que hoy en día los espectadores no están dispuestos a lidiar con producciones que alimentan el ego de sus responsables. Y es que esta serie de lifestyle iba poco más allá de ver a Hilton recurriendo a su rol de famosa privilegada con voz infantil de sus primeros realities como Paris Hilton My New BFF o The Simple Life. La vimos, sobre todo, haciendo hincapié en la superficialidad de su figura, luciendo modelitos que en la normalidad nadie llevaría en la cocina o haciendo gala de sus pocas cualidades culinarias -sin saber usar algunos utensilios, encender otros o hacer recetas con brillantina-. De ahí que el año pasado se coronada como la producción televisiva peor valorada en webs como Metacritic y la esperable cancelación por parte de Netflix.

Lo que chocó principalmente fue que unos meses previos al estreno la propia Paris Hilton afirmó no ser realmente la persona superficial que aparentaba en sus primeros programas de telerrealidad y figura mediática. En 2020, durante la promoción de su documental This is Paris, quiso señalar al público que la Paris que vimos durante varios años no es más que un personaje ideado por ella, definiéndose a sí misma como una mujer de negocios cuya imagen de “rubia tonta” no responde más que a una estrategia personal para destacar.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

“Todo este tiempo he estado interpretando un personaje, así que el mundo nunca ha sabido quién soy de verdad. Mi verdadero yo es alguien que, en realidad, es brillante. No soy una rubia tonta, sencillamente se me da muy bien fingir que lo soy”, afirmaba Hilton para el programa de televisión australiano Sunrise. “No quiero ser recordada como una mentecata, sino como la mujer de negocios que soy”, matizaba.

Aquella revelación dio la vuelta al mundo, abriendo las puertas a un nuevo camino mediático para la celebrity que podría haber explotado su faceta más real en la serie. Y, quizás, hubiera sido más interesante. Porque, al final, que recurriera al mismo perfil para su regreso televisivo de la mano de un gigante como Netflix no coló entre el público.

Y puestos a analizar el asunto, desde la perspectiva de una mujer de negocios, la artista debería darse cuenta de que esa imagen que ha vendido a lo largo de los años ya luce anticuada e incluso de mal gusto. La sociedad evoluciona, surgen nuevas perspectivas de ver las cosas, más compromiso con cuestiones sociales y se hace el cruz y raya a actitudes hedonistas y superficiales como las que Hilton no ha parado de mostrar ante las cámaras. Ni siquiera apetece ver la vida de una persona rica y despreocupada por mero entretenimiento, como bien ha demostrado el fracaso de este reality de cocina. Y esta cancelación por parte de Netflix debería servirle de lección: parece que es hora de renovarse o morir.

En la cocina con Paris Hilton. c. Kit Karzen/ Courtesy of Netflix © 2021
En la cocina con Paris Hilton. c. Kit Karzen/ Courtesy of Netflix © 2021

Desde luego, con la imagen de persona rica y extravagante que se labró con los años es difícil hacer que de la noche a la mañana la gente empiece a verte con otros ojos. Sin embargo, producciones como el denominado documental This is Paris, cuyo recibimiento tras su estreno en Youtube en 2020 fue bastante positivo, deberían de servirle de ejemplo de que puede seguir en lo más alto mostrando a su verdadero yo. Dando una nueva visión de su vida y generando contenido y titulares de una manera más actual y cercana a lo que la sociedad de 2022 quiere ver.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente