Emma Roberts se postula como la digna sucesora de su tía Julia en las comedias románticas

Paula Olvera
·6 min de lectura

Netflix ha arrancado con las películas navideñas… Todavía hay algunos que estamos preparando el disfraz para este Halloween tan atípico y la película Amor de calendario (Holidate) ya lidera el ranking de los 10 títulos más populares de la plataforma -por delante incluso de la miniserie Gambito de dama que se concibe como un auténtico homenaje a las mujeres inteligentes-.

Pero que la comedia romántica dirigida por John Whitesell esté siendo tendencia en el streaming no me ha sorprendido tanto como descubrir que su protagonista, Emma Roberts, se ha convertido en la posible sucesora de su tía Julia Roberts para este tipo de historias. Tenemos delante de nuestras narices a una nueva estrella del género, aunque más de uno no nos hubiéramos dado cuenta hasta ahora.

Julia Roberts (AB1; Gtres); Emma Roberts en el cartel de Amor de calendario (Netflix)
Julia Roberts (AB1; Gtres); Emma Roberts en el cartel de Amor de calendario (Netflix)

Será semana de Halloween, y aunque hemos recomendado unas cuantas películas de terror para pasar miedo, en Netflix está petando la nueva comedia romántica estrenada el pasado miércoles 28 de octubre. En apenas unos días Amor de calendario lidera el top de la plataforma en España e incluso también está atrapando a los espectadores de otros países como Reino Unido. Y es que esta cinta con guion de Tiffany Paulsen es la primera película navideña de la temporada en el servicio streaming, aunque los amantes del género ya pueden aplaudir hasta con las orejas porque en noviembre se producirá una avalancha de contenido en la misma línea.

Si soy sincera debo reconocer que Amor de calendario es de esas comedias románticas malas de Netfix que ya se están convirtiendo en un subgénero por derecho propio. Películas como Amor garantizado o, más recientemente, la serie Emily in Paris (que, todo sea dicho, todavía se mantiene en el cuarto puesto de los títulos más populares de la plataforma en nuestro país) se convierten a la primera de cambio en el fenómeno de turno. Y, aunque su influencia no suele durar demasiado, la nueva película navideña protagonizada por Emma Roberts y Luke Bracey ya está triunfando como pasa siempre.

A simple vista Amor de calendario resulta un truño para llevarse las manos a la cabeza por las actuaciones en general forzadas y una trama que hemos visto mil veces. Pero he de decir que yo que soy una fan incondicional de esta clase de moñadas pastelosas he acabado rendida a la historia gracias a la puesta en escena de Emma Roberts.

Viendo la película podríamos decir que la protagonista se ha convertido en la digna sucesora de su tía Julia Roberts en el género romántico. Sé que son palabras mayores, porque el talento de la novia de América es inigualable, pero la interpretación de la neoyorquina va a llevar a más de uno a valorar si la joven ha heredado el talento de la reconocida actriz de Hollywood porque, desde luego, no deja indiferente a ningún amante de las comedias de final feliz que tanto venden.

En Amor de calendario Emma Roberts encarna a Sloane, una chica que odia los días festivos básicamente porque siempre le pillan compuesta y sin novio. La película arranca en Logan Square (Chicago) precisamente en plenas celebraciones navideñas con la protagonista sentada en la mesa de los niños, aguantando el tipo delante de sus sobrinos mientras que en Evanston (Illinois) descubrimos que Jackson, interpretado por Luke Bracey, tampoco parece afortunado en el amor. La suerte de la protagonista cambia cuando casualmente conoce al chico en una tienda de ropa y acuerdan acompañarse, sin derecho a roce, en todos los festivos del año siguiente. Si bien ambos insisten en que no hay ninguna química entre ellos pues ya te imaginas lo que sucede a continuación.

Pues bien, aunque en esta producción Emma Roberts está lejos de demostrar aún el talento de su tía, yo compro la actuación. Seguro que viendo la película alguien más ha hecho comparaciones entre ambas estrellas del celuloide ya que la hija de Eric Roberts se parece mucho físicamente -al menos en la sonrisa amplia- a la protagonista de Pretty Woman. Y si al poder de los genes le sumamos que la interpretación de esta actriz de 29 años es el ingrediente que, a mi juicio, salva la cinta ahí tenemos el paralelismo perfecto.

(Steve Dietl, ©Netflix)
(Steve Dietl, ©Netflix)

Lo cierto es que a Emma Roberts le picó el gusanillo por la actuación en sus primeros años de vida ya que pasaba un montón de horas en los sets de películas en las que participaba su tía y, de alguna manera, esta circunstancia influyó en que a una temprana edad sintiera el deseo de seguir los pasos de la estrella de Erin Brockovich y de su propio padre en la industria cinematográfica.

La protagonista de este artículo, a pesar de la oposición inicial de su madre Kelly Cunningham, debutó a los nueve años en el drama Blow de Ted Demme encarnando a la hija del personaje asumido por Johnny Depp. Seguidamente, además de aparecer en una escena en la película de 2001 America's Sweethearts (actuando justamente con Julia Roberts), se convirtió en un ícono adolescente representando a Addie Singer en la serie de televisión de Nickelodeon Unfabulous.

Dejando a un lado sus inicios en la actuación la verdad es que la mayoría conocemos a Emma Roberts por su papel de Chanel Oberlin en la comedia de terror Scream Queens (2015–2016) producida por Fox, así como por su participación en cinco temporadas de la serie antológica de terror de FX American Horror Story (Coven, Freak Show, Cult, Apocalypse y 1984).

En este contexto, disfrutar ahora de la joven actriz con un rol tan diferenciado en Amor de calendario nos hace creer que, quién sabe, quizás se está abriendo camino en el género romántico que en los noventa encumbró a su tía como la intérprete más rentable gracias a los éxitos de Notting Hill y Novia a la fuga.

Si hacemos una comparación, Julia Roberts nos regaló con apenas 30 años una actuación para el recuerdo en La boda de mi mejor amigo, y aunque hay que resaltar que las películas de género romántico de antaño resultaban mucho más efectivas que las actuales propuestas disponibles en el streaming, la protagonista de Amor de calendario tiene toda una carrera por delante para triunfar y pasear su apellido con orgullo por los photocalls. Todo se andará, ahora la joven estadounidense atraviesa un momento muy dulce ya que el pasado mes de agosto anunció que espera su primer hijo con el también actor Garrett Hedlund.

View this post on Instagram

Me...and my two favorite guys 💙💙

A post shared by Emma Roberts (@emmaroberts) on

Yo solo dejo caer un apunte más. En 2018 Julia Roberts adelantó en una entrevista con Entertainment Tonight que ya no se siente dispuesta a participar en este tipo de películas románticas por lo que El Día de la madre, estrenada en 2016, se podría considerar su última cinta en este género puesto que desde entonces se ha enfocado más en producciones dramáticas. Blanco y en botella, Emma.

Más historias que te pueden interesar: