Ni negro, ni blanco, este es el color de delineador que elimina el cansancio de tu mirada

·3 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Dicen las modelos que el secreto para estar radiantes es un buen descanso y beber mucha agua. Y no lo dudamos, pero la vida acelerada de la común de las mortales provoca que alguna noche que otra ese descanso no sea del todo placentero. El insomnio puede aparecer en cualquier momento, estar al cuidado de un un bebé o un irremediable dolor menstrual puede provocar que cuando nos levantemos a la mañana siguiente, esa falta de sueño se refleje en el rostro.

Esto ocurre porque durante las horas de sueño la piel lleva a cabo una función regeneradora y si le privamos de este descanso la dermis lucirá deshidratada y la zona del contorno de los ojos será una de las que más reflejen esa falta de descanso. Sin embargo, hecho el mal, solo queda tratar de poner remedio y todo depende del tiempo con el que contemos. Si puedes permitirte 15 minutos de relax antes de comenzar el día, prueba a poner sobre las zonas dishidratadas dos cubitos de hielo envueltos en servilletas de tela. Esto funciona especialmente bien cuando se presenta inflamación, ya que el frío conseguirá que esta baje. Es importante que dediques al menos este tiempo, porque el hielo necesita sus minutos para actuar.

Photo credit: Dominique Charriau - Getty Images
Photo credit: Dominique Charriau - Getty Images

Lamentablemente no todas disponemos de 15 minutos por la mañana para tumbarnos con un par de hielos sobre los ojos. Para esta circunstancia también hay una solución y en este caso debemos recurrir al maquillaje. Aplicando un delineador de color nude en la línea de agua, la mirada se despeja y se obtiene inmediatamente un aspecto más vital y descansado.

Si quieres conseguir un efecto más sutil puedes ponerlo solo en la zona del lagrimal, difuminándolo ligeramente hacia el lado contrario para eliminar cortes bruscos. Si, por el contrario, quieres acentuar todavía más el efecto, puedes poner un poco de este lápiz también en la zona inmediatamente debajo de las pestañas inferiores para crear una sombra de claridad, donde normalmente se oscurece el contorno del ojo. Para que la aplicación en la línea de agua sea más sencilla, puedes colocar el lápiz en el extremo exterior de la misma, cerrar el ojo y delinear sin miedo guiándote por el espacio que queda entre párpado superior e inferior.

Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images
Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images

Completa la rutina de correcciones antifatiga escogiendo un corrector en crema, que debe ser un tono y medio más claro que la base, y coloca un puntito debajo del lagrimal y otro en la zona extrerior del ojo, trazando una línea ascendente. Controla la cantidad que pones para no crear un efecto artificial, ya que siempre es más fácil añadir que retirar producto. Difumina con el dedo o con una brocha de pelo artificial y, ¡listo!

El lápiz de color nude además conseguirá que tu ojo se vea más grande y más redondeado, algo que puedes llevar al extremo usando un lápiz blanco, sin embargo, con este último tono el resultado será mucho más exagerado y más artificial. Por el contrario si lo que quieres es aportar intensidad a la mirada y un efecto sensual, la opción predilecta es el negro. Aunque en este caso también podemos jugar combinando el tono rey con otros matices como marrón chocolate o marrón metalizado creando un delineado difuminado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente