‘Negging’: la tóxica técnica para ligar con halagos envenenados

negging
Halagos envenenados: ¿qué es el ‘negging’?Bob Thomas - Getty Images

Fue a través de TikTok como oímos hablar por primera vez del ‘negging’, que es una manipulación emocional en la que alguien te insulta escondiendo las pullas tras una suerte de halago, algo que debilita la autoestima de quien recibe tales alabanzas envenenadas. Este término es habitual, señala la ‘dating coach’ Ali (@findingmrheight), entre ligones que insultan a sus conquistas para aumentar su propia valía… Según ellos, claro. Para aclarar a qué se refiere, en un vídeo muestra diversas capturas de pantalla procedentes de diferentes aplicaciones para ligar. ¿Un ejemplo? “Si te pregunto qué libros lees y me respondes que prefieres ver películas, lo más probable es que te haga ‘ghosting’”. La mejor prueba de que quien lo practica no es de fiar es que en la pequeña pantalla vimos al personaje de la serie 'Cómo conocí a vuestra madre', el ligón empedernido Bernie Sanders, crear una guía para conquistar a las mujeres en la que, por supuesto, recomendaba entre, otras perlas, soltar halagaos que en realidad fueran sutiles insultos destinados a empequeñecer a sus conquistas.

“El ‘negging‘ (‘negative complimenting’) se traduce como el halago negativo en una relación. Se ve en frases como “Eres casi tan simpática como mi ex”, “nunca he salido con gordas. ¡Tú eres la primera!” o “en realidad, pareces inteligente”. Este tipo de frases buscan señalar la (falsa) superioridad de quien da el cumplido y persiguen atacar la autoestima de quien las recibe. Con esto puede ocurrir que el halagado se sienta atraído por este juego. Actualmente estamos asistiendo a un panorama de relaciones que incluye actitudes que pueden caer en la falta de respeto, en el "zasca" como juego y en el “me meto contigo porque me gustas”. Lo dañino en este caso es hacer parte del juego y sentir magnetismo hacia alguien que pretende halagarnos de este modo”, explica María Pasión, ‘dating coach’¸ de Meetic.

Fue el medio ‘New York Times’ el que aseguró que Erik von Markovik (conocido como Mystery), al escribir sus tácticas para conocer y atraer a mujeres, detalló su vida social ‘online’ y aseguró ser el inventor del término que hoy nos ocupa. ¿Sus objetivos? Rebajar momentáneamente la autoestima de las mujeres y sugerir un desinterés irresistible… Según él, claro. Mystery advertía que esta táctica ha de emplearse sólo con mujeres excepcionalmente guapas y acostumbradas a los constantes piropos. Sin embargo, como podemos observar, esta operación no se ciñe a un físico completo, sino que se emplea para minar la autoestima femenina. Funciona también para hacer sentir a la otra persona insegura y generar una relación de dependencia y sometimiento.

Qué puede ocurrir a quienes tienen una baja autoestima

Silvia Congost señala cuáles son las consecuencias más típicas de una autoestima baja, y al verlas, queda aún más claro por qué el ‘negging’ es especialmente tóxico y peligroso:

  • Dejar pasar la vida: dejar de hacer cosas nuevas, descubrir nuevos rincones, culturas, costumbres, personas...

  • Crear dependencia emocional con la pareja: hay personas que incluso mantienen relaciones insanas por miedo a no encontrar a nadie más. Viven con miedo a romper el vínculo porque prefieren estar mal acompañados que solos.

  • Vivir con celos: sentirse poca cosa y no valorarse a uno mismo nos lleva a tener miedo de que la pareja elija alguien mejor. Para alguien con la autoestima baja cualquiera tiene más aspectos positivos, por lo que cualquiera es una amenaza...aunque sólo sea en su cabeza.

  • Falta de autocuidado: una persona con poca autoestima no se prioriza y pondrá por delante las necesidades de los demás. La falta de amor propio nos lleva a comer mal, a tener atracones, a no hacer deporte, a abandonarnos y a vivir con sobrepeso, lo que nos lleva a hablarnos mal, haciendo más grande la herida en nuestra autoestima, dificultando mucho salir de esa rueda tan destructiva.

  • Perder oportunidades laborales: no atreverse a aceptar promociones internas o postular a nuevas ofertas por miedo a no estar a la altura y por pensar que los otros lo harán mejor.

Cómo saber si te están haciendo ‘negging’

El problema del ‘negging‘ es que se escuda en la ironía y encuentra en la subjetividad a su aliada, por lo que no siempre es fácil detectar cuándo está ocurriendo. La clave para saber si estás siendo víctima de esta terrible táctica de ligoteo tan tóxica es detectar si te estás sintiendo mal o inferior cuando la otra persona te suelta alguno de sus comentarios. ¿Otro ejemplo? “Normalmente sólo salgo con modelos, pero es guay estar con una tía normal”. Lo sabemos: auch!

negging
Qué es el ‘negging’Vincent Besnault - Getty Images

Las consecuencias del ‘negging’, por supuesto, son delicadas, como nos hace saber María Pasión. “Damos por bueno un patrón de conducta nocivo y olvidamos poner límites a quien nos ofende al practicar el ‘negging’. En lo personal, a mí siempre me ha parecido muy complejo entender que haya personas que encuentren irresistible a alguien que las falta el respeto o las violenta con cumplidos que al mismo tiempo son descalificaciones encubiertas. Para no pasar por esto, lo mejor es mandar a paseo a la persona que nos halaga así y no convertirnos en presas de su manipulación. Desde Meetic siempre hemos abogado por las relaciones sanas, donde ambas partes están dispuestas a entregarse y a disfrutar de la relación. En este sentido nuestra recomendación a nuestros usuarios es no caer en ese juego absurdo y buscar a esa persona que nos haga sentir bien, seamos como seamos”.

Helena Calvo, psicóloga y ‘coach’ especializada en relaciones sentimentales y personales y en la reparación de traumas con neurociencias, no recomienda esta práctica en absoluto, pues puede herir la sensibilidad de la otra persona, hacerle sentir objeto de burla y minar su autoestima. “Yo apuesto por técnicas más sutiles y enriquecedoras para ambas partes en las que se pueden exponer los aspectos por los que se siente atraído de un modo natural y sobre todo, creativo. El consejo sería tratar de hacer sentir bien al otro pues cuando una persona siente que nos gusta algo de él o ella, pues se produce un cambio en su mente que te permitirá seguir desplegando tus encantos”, escribe.