Todo lo que necesitas saber sobre los pinchazos y la sumisión química

·4 min de lectura

Los pinchazos nos preocupan, aunque, como señalan los expertos, parece más una broma de mal gusto, aunque no exenta de riesgos, por lo que hay que detectarlos y denunciarlos. Pero lo que también nos tiene que tener en alerta es lo que en otros países se denomina 'abuso sexual facilitado por drogas'. Aquí se conoce como sumisión química (SQ). Y, según nos explican desde la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), consiste en administrar fármacos o drogas a una persona para cometer actos delictivos como robos y, sobre todo, agresiones sexuales o aprovecharse del consumo voluntario para cometer estos actos.

La pregunta que se hacen las chicas, mujeres y los familiares es si este tipo de sumisión por drogas se puede dar por los 'pinchazos' con agujas. Según señala el Dr. Guillermo Burillo, coordinador de Intoxicaciones Agudas (SEMESTOX), por el momento, no se han detectado casos de SQ por pinchazo. El experto nos indica, no obstante, que el riesgo de estos pinchazos, según los datos actuales, son del tipo infeccioso (VIH, hepatitis, etc.) o traumático "una vena que se rompe, por ejemplo"). Asimismo, advierte de que se están recabando más datos, no solo a nivel nacional, sino también con colegas de otros países como Francia o Inglaterra, pero que, hoy por hoy, no hay que relacionarlos. Aunque sí pone el foco e insiste en esta sumisión química, un problema muy grave del que los expertos llevan hablando más de 15 años y que hay que abordar con urgencia.

- Leer también: ¿Cómo saber si sufro maltrato psicológico?

Existen varios tipos de sumisión química

  • Sumisión química oportunista: la víctima ingiere, de manera consciente y voluntaria, sustancias como drogas y/o bebidas alcohólicas. De esta manera, el agresor comete un acto delictivo aprovechándose de su estado.

  • Sumisión química proactiva: el agresor intoxica a la víctima de forma deliberada sin el consentimiento ni conocimiento de esta.

  • Sumisión mixta: al consumo voluntario de sustancias se le añade el consumo involuntario.

¿Cómo sé si he sido víctima de sumisión química?

Hay algunas señales que pueden hacer sospechar a la víctima de que ha sido drogada con alguna sustancia que le provoque una sumisión química. Hay que estar atentos a estos síntomas:

  • Existe una desproporción entre lo que se ha bebido y los recuerdos.

  • Se sufre amnesia total o parcial.

  • Se experimentan ‘flashbacks’.

  • Se tiene el recuerdo o la sensación de haber mantenido relaciones sexuales y/o haber sido víctima de una agresión sexual.

  • Te despiertas en un lugar desconocido y/o desnuda o con la ropa mal puesta.

  • Tienes la sensación de desconcierto y sentimiento de culpabilidad por el supuesto consentimiento de la relación.

  • Tienes lesiones en el cuerpo, como en la zona genital, presencia de fluidos desconocidos, como semen del agresor.

- Leer también: ¿Cómo identificar si eres víctima de violencia de género?

¿Qué hacer si me empiezo a encontrar mal?

El Dr. Burillo señala que desde que los síntomas pueden ser mareos, somnolencia... en estos casos, hay que evitar estar sola, acudir al personal de la sala y buscar ayuda médica si es necesaria. Lo que hay que evitar es que se produzca una agresión sexual, si es que la persona ha sido drogada.

  • Si empiezas en encontrarte mal, llama al 112 o déjate acompañar por alguien de absoluta confianza.

  • Si sospechas que has podido ser víctima de SQ, acude lo antes posible a un centro sanitario o llama al teléfono de atención a la mujer.

  • También es muy importante que denuncies la agresión.

En este sentido, el coordinador del Grupo de Toxicología de SEMES insiste en que "no hay que tener vergüenza, ni culpa". Denunciar ayuda a la víctima y a detectar y terminar con estas agresiones

En cualquier caso, según nos recuerda la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, hay que intentar prevenir este tipo de agresiones. Estos son los consejos que nos dan:

  • No dejes tu copa fuera de tu alcance visual (ni en manos de un desconocido)

  • No aceptes copas de personas que no conozcas

  • No compartas bebida

¿Qué sustancias suelen utilizarse para este tipo de sumisión química?

Son varias drogas las que se emplean para estas agresiones. Se trata de sustancias depresoras del sistema nervioso central, de acción rápida y de corta duración. También presentan unas características:

  • son solubles en agua

  • son insípidas (no tienen sabor)

  • son incoloras

  • son inodoras (no se pueden detectar por el olfato)

Estas son las más empleadas:

  • Alcohol (en el 75-90% de los casos)

  • Benzodiacepinas: son fáciles de obtener. Producen amnesia

  • Gammahidroxibutirato (GHB): su efecto es rápido y desaparece pronto del organismo

  • Escopolamina: es el principio activo con el que se prepara la burundanga

  • Existen otras sustancias derivados de cannabis, ketaminas, etc.

Otro factor que hay que tener en cuenta, es que estas sustancias desaparecen del cuerpo de forma rápida, por lo que no se detectan habitualmente en urgencias. Algunas de ellas son, incluso, indetectables en los laboratorios de los hospitales.

- Leer también: Qué es la violencia vicaria y por qué se produce