Por qué es necesario seguir creyendo en la magia de adultos

·9 min de lectura
Photo credit: Tanja Ivanova / Collage: Blanca del Río
Photo credit: Tanja Ivanova / Collage: Blanca del Río

"Yo lo he visto", le decía una niña repleta de horquillas a su amiga en la cola del autobús. La amiga, incrédula, la miraba con fascinación. Debían tener unos 5 años. Ambas llevaban accesorios y mensajes que, efectivamente, demostraban que su credulidad en los unicornios era real: I believe in unicorns.

Decía Roald Dahl que "un poco de magia te puede llevar muy lejos". Y mira Peter Pan hasta donde llegó. O las niñas del autobús, que llegaron a ese sitio mágico donde, supuestamente, hay unicornios. Y es que ese lugar es el que mantiene viva cualquier creencia pero, de la noche a la mañana con el paso a la vida adulta, se disipa como la niebla cuando llega la primavera. O eso creemos... porque aunque lo neguemos, algo permanece de todo aquello. Si no, no seríamos ese "poquito" de bruja en esas ocasiones en las que así lo has sentido de verdad.

Dicen que cuando somos adultos dejamos de creer. Llegan los problemas "reales", las facturas, las rutinas, los horarios, el "no llego", el fin de mes... y entonces, los unicornios y ese lugar mágico comienza a quedarse lejos. No hay tiempo ni espacio para ellos. Aunque no son pocas las veces en las que deseamos con fuerza volver a ser niños. Y es entonces cuando lo rescatamos. Cuando volvemos. La magia comienza a moldearse de otra manera y a tornarse en desafíos imposibles cumplidos. Porque como dijo Carol Moseley Braun: "la magia consiste en desafiar aquello que parece imposible".

Photo credit: Colin Anderson Productions pty ltd
Photo credit: Colin Anderson Productions pty ltd


Nos quedamos en secreto con nuestros pequeños rituales, como el de cruzar los dedos y pedir un deseo si vemos una estrella fugaz o si estrenamos una prenda. El de sentirnos especialmente poderosas cuando hay luna llena o incluso nos colgamos una Piedra Luna al cuello con la esperanza de que, efectivamente, tenga algo de protección sobre nosotros.

La magia está para quien quiera verla

O sentirla. O creerla. Y los días que corren son especialmente brillantes en este sentido, porque está más presente que nunca. La fiebre por el tarot, los rituales y las nuevas brujas, están de vuelta. Y ahora, la palabra "bruja" ha dejado de tener esa connotación negativa tradicional para tomar un significado poderoso, femenino, feminista y valiente. El objetivo: empoderarnos y darnos herramientas para desarrollar nuestro brillo interior. Llámalo confianza en una misma... o llámalo magia.

Brujas de hoy

Las brujas de hoy ponen sus piedras bajo la energía de la luna llena en el balcón. O escriben libros de hechizos y cuentan las diferencias entre los tipos de magia haciendo un directo en Instagram. Por ejemplo, Carlotydes (Carlota Santos), una de esas mujeres inspiradoras con unos conocimientos y una sensibilidad especial por el mundo de la astrología, el tarot y la magia. Es ilustradora y arquitecta pero también autora de algunos libros de referencia de magia actual para empoderarse, como Mágicas, editado por Plan B, el sello comercial de Penguin Random House que apuesta por las corrientes literarias más eclécticas... como es la magia.

"Se llama brujas modernas en muchas ocasiones a estas personas que utilizamos la magia como herramienta de desarrollo personal. Al final la Magia, como el Tarot, es una herramienta. Desde encender una vela para tener un momento de paz, salir a la luz de la luna para conectar con la naturaleza y nosotras mismas... todo tiene que ver con la magia y con conectar con nuestra esencia y tradiciones antiquísimas que forman parte de nuestra cultura", nos dice.

Su libro es un libro para aprender. Para hacer un hechizo o para conectar contigo misma. "Mágicas es un libro para ayudarte a introducirte en el mundo mágico, para conectar con tu energía y con todo tu potencial", dice al comienzo. Y es que la magia no tiene que ser un portal al bosque de unicornios del que hablaban las niñas del autobús. Tampoco se reduce a la varita mágica de Harry Potter.

"La magia es la energía que cada una poseemos para manifestar la vida que queremos, valorarnos a nosotras mismas y vivir una vida mas plena y consciente", dice Carlotydes. Y es por eso que cuando somos adultas, DEBEMOS seguir creyendo en la magia. Por nosotras.

¿En qué momento dejamos de creer en la magia?

Carlotydes cree que "hay que distinguir entre la magia de los cuentos de hadas de la Magia que podemos relacionar con enfocar nuestra energía de una manera más íntima y con conseguir nuestros objetivos". Y opina que "perdemos un poco la capacidad de ver las cosas desde otra sensibilidad cuando nos imponen una visión muy rígida sobre la vida, donde no hay tiempo para temas que no son objetivamente prácticos".

Pero tal y como ha demostrado en su libro y tal y como lo demuestran todas aquellas personas que quieren mantenerla viva, "la capacidad de asombrarnos, la imaginación y la sensibilidad que tenemos en la infancia, son virtudes a las que podemos sacar mucho provecho de adultos si sabemos enfocarnos y reconectar con todo ello", dice.

La magia como herramienta de poder femenino

"Creo que, sin duda, es una herramienta de trabajo personal, que se relaciona con la tradición de muchísimas generaciones y con nuestra parte mas intuitiva y sensible. Es muy común que este conocimiento y sensibilidad esté mas relacionado con nuestra parte femenina, pero no está cerrado a nadie", opina la escritora.

Photo credit: Victor Dyomin
Photo credit: Victor Dyomin

Los rituales

La palabra asusta porque la sociedad se ha quedado estancada en las hogueras de la Edad Media. Sin embargo, Carlotydes, nuestra guía en este repaso por la magia actual, los define como "un momento de pausa donde se reflexiona sobre un objetivo o energía que se quiere mover o encontrar".

Aplica esto a ese momento de tu vida que quieres cambiar. A esa meta a la que quieres llegar. Concéntrate en ella y confía en tu intuición. Ya tienes un ritual. "Puede ser más sencillo o más completo pero, además de los diversos elementos y herramientas, lo más importante será tener la intención y confiar en nuestra intuición", dice la autora.

Photo credit: Anna Efetova
Photo credit: Anna Efetova

La intención y la intuición

Y es esa intención la parte más importante de cualquier ritual. De cualquier creencia, pensamiento y objetivo. Porque por muchas herramientas de las que hayas hecho acopio, por muy caras y extrañas que sea, si no hay intención, no hay objetivos, rituales... ni magia.

Lograr esa intención se hace a base de tranquilidad, sólo teniendo la mente despejada y teniendo claro el objetivo de cualquier hechizo o propósito, dice Carlotydes. Y en el mundo de la magia, todo tiene su nombre. Conectar con nuestra espiritualidad y abrir esa mente para despejarla y centrarte en lo que quieres conseguir hay quien lo llama como "abrir el tercer ojo". No te asustes.

Una vez que se ha conectado con esa parte espiritual, que has abierto tu mente y has desarrollado a fondo esa intencionalidad, llega el momento de confiar en nuestro criterio, en nuestra intuición. "Debemos dejarnos fluir y confiar en nosotras mismas para encontrarla", dice Carlota. Hace referencia a esa voz interior que nadie nos enseña a buscar, "pues nuestra sociedad es muy materialista y racional, pero que nos puede aportar valiosa información si conseguimos conectar con ella", afirma.

Photo credit: Tim Robberts
Photo credit: Tim Robberts

En otras palabras, llegar a la vida adulta y creer en la magia es absolutamente necesario. Y es que si no la mantenemos viva, tampoco mantenemos viva nuestra intencionalidad a la hora de cumplir nuestras metas, ni nuestra intuición. Seríamos máquinas. Robots. "No necesitas ningún don especial para adentrarte en este mundo", dice Carlotydes. Y añade: "las ganas de conectar con tu lado espiritual es el propio don, de iniciar un viaje de autoexploración, de aprender sobre lo que no es material y evidente a los ojos. Ese ya es el don que necesitas: tu curiosidad".

La libertad de practicar magia

La autora invita a ser libres con lo que más resuene en tu interior. Porque magia es todo aquello que te remueva, que te haga sentir. Puede ser sólo el hecho de encender una vela o mirar las ilustraciones de una baraja de tarot o puede ser un paseo bajo la luz de la luna llena o reunirte con tus amigas para celebrar el solsticio de verano. Son momentos que, vividos de manera consciente, -la base de toda práctica de mindfullnes, se practique como se practique-, hacen que te des cuenta del poder que tienen tus propios deseos. Y te ayudan a confiar más en ti misma. A aumentar tu autoestima. Es ahí cuando explota el potencial que tienes en el terreno mágico. No hay magia más brillante que la de confiar en ti.

Las normas de la magia

Para Carlota, hay muy pocas normas y muchísimas corrientes, pero lo principal es dejarte guiar por tu intuición. "Las pocas normas que existen para mí se resumen en lo siguiente: centrar tus rituales y tu práctica en mimarte a ti misma, conectar con la naturaleza, sus estaciones y las fases de la luna; centrar tu energía en ser más consciente, cuidarte más y organizarte. Si te tomas un tiempo en sanar tus problemas del pasado, analizándote a ti misma y lo compartes con los demás, la magia puede ser una herramienta súper poderosa".

Así que resumamos la magia en ese poder de autosanación, de aceptación y de explosión de confianza.

El tarot

Otro de los elementos de la magia que vive su edad dorada es el tarot. Pero cuenta con un gran problema: su estigmatización. "Como en todas las profesiones, hay buenos y malos profesionales. Y el hecho de que en nuestra sociedad se vea un confrontamiento entre ciencia y espiritualidad, cuando en la práctica puedes ser una persona perfectamente racional y científica y tener también tu vertiente espiritual, hace que personas que no saben mucho del tema o tienen una visión superficial, tengan prejuicios", opina Carlota.

Photo credit: Stefania Pelfini, La Waziya Photography
Photo credit: Stefania Pelfini, La Waziya Photography

El mundo del arte es en gran medida la gran plataforma del tarot, pues como opina la ilustradora, "es un mundo complejo pero muy inspirador para mi, como artista. Ha sido inspiración para grandes artistas del siglo XX, además muchos artistas crean su propia baraja de tarot porque les interesa la simbología y la estética", cuenta.

Pero lo cierto es que el tarot es también una buena herramienta para reflexionar cuando puede que estés perdido, pues cada carta o "arcano", contiene mensajes sobre temas profundos y simbólicos que pueden ayudar, por ejemplo, en bloqueos (como por ejemplo, los bloqueos creativos).

¿Cómo se vive la magia en cada parte del mundo?

Más allá de esa parte tan importante de amor propio y confianza, alrededor del mundo la magia toma diferentes corrientes y formas de expresarse, vivirse y practicarse. En cada cultura y cada religión, toma connotaciones y significados diferentes, más abiertos o cerrados en función del punto del mapa. Aprendamos un poco más.

Existen prácticas cerradas y prácticas abiertas. Las primeras, aquellas en las que sólo puede participar quien sea miembro de esa cultura. Las segundas, en las que puede participar cualquier persona.

La wicca

Se trata de una religión neopagana que está vinculada a la brujería. Por cierto, en Pinterest, las búsquedas relacionadas con la wicca han explotado. Su origen data de la primera mitad del siglo XX en Inglaterra. Su fundador, Gerald Gardner.

La santería

Surge en el Caribe, a través de los esclavos negros, hace siglos, cuando estos camuflaban sus prácticas africanas con los santos católicos. Actualmente se ha rescatado y trasladado a otros puntos del mapa, incluida España, presente por la inmigración latina.

La magia celta

Se trata de un tipo de magia en la que la naturaleza cobra especial importancia. Practican la magia "verde" y en España, la tradición está viva en las meigas gallegas y en el agua de San Xoan.

La Kabbalah

O las famosas cábalas, cuyas raíces están en el judaísmo. Se trata de prácticas de magia complejas a cargo de cabalistas, denominados en la cultura judía como mequbbal.

Existen otros tipos de prácticas como el vudú, la magia gitana, la magia eslava, la magia chamánica... pero necesitamos mucho espacio y mucho tiempo para contártelo todo. Y hay librerías repletas de libros exquisitos con todo al detalle. Una recomendación: Ciencias ocultas, hechichería y magia: una historia ilustrada, de Christopher Dell, editado por Blume.

Un momento de pausa: tomar un té o café por la mañana de forma "mágica"

Un buen ritual para practicar por la mañana que encontrarás en el libro de Carlotydes: la guía mágica para tomar un té. ¿Cómo? En pocos y sencillos pasos:

  • Disfruta de tu bebida en un sitio tranquilo.

  • Sitúa los cristales correspondientes a tu intención al lado de tu té o tu café.

  • Da vuelta con la cuchara en sentido horario para atraer y en sentido anti-horario para dejar ir o destruir.

  • Piensa en tu intención del día mientras remueves tu té o café. Dila en voz alta, si quieres.

Photo credit: Maryna Terletska
Photo credit: Maryna Terletska

Los diarios mágicos

Sarah Barlett es otra de esas brujas modernas que, junto a Rachel Urquhat a cargo de las ilustraciones, ha creado un completísimo diario para desarrollar y aumentar la magia interior. Los diarios de magia son la continuación de los diarios de tu adolescencia. Y si en aquellos escribías tus deseos para que el chico o la chica de turno se fijase en ti, ahora le toca el turno a ese diario en el que escribirás todo aquello que quieres atraer para empoderarte, sin que nadie tenga que hacerlo por ti.

"Tu hora bruja" es uno de esos fascinantes diarios, dispuesto con espacios para que puedas escribir, indicaciones e instrucciones para realizar rituales de confianza, de auto-creencia o para liberar tu negatividad. Y sí, también hay algunas versiones modernas para atraer nuevos romances...

"Tu hora bruja es un diario dirigido a la bruja moderna. De hecho, sirve para reflexionar, hacer un trabajo espiritual, hechizos o simplemente, concentrarte en lo que quieres para tu futuro", dice la autora. Porque no son simples libros de hechizos al uso. Las brujas de hoy, la magia de hoy, tiene un objetivo: el autodescubrimiento para poder tomar mejores decisiones, superarte a nivel personal y hacer las cosas que deseas que sucedan.

Volvamos a las niñas del autobús. Aquella pequeña vió al unicornio. Y con la misma fuerza deberías ver que tienes el poder para confiar en ti misma y en tu intuición. Carlotydes nos recuerda que "podemos tratar de conectar con cualidades que teníamos en la infancia porque pueden sernos muy útiles de adultos y hacernos sentir mucho mejor". Desde la capacidad para ver el mundo con inocencia, de no ver dobles intenciones, la imaginación o la disposición a escuchar y aprender, que "son virtudes infantiles que a todos nos convendría recuperar en gran medida".

Así que creer o no creer, ya sólo depende ti.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente