Nathy Peluso y Metronomy combaten el calor de Benidorm a golpe de canción

·3 min de lectura

Benidorm (Alicante), 29 jul (EFE).- Mucho rock, algo de salsa, un poco de electrónica y también hip hop se han fusionado en la primera jornada del Low Festival, que con más de quince cantantes ha combatido el calor veraniego de Benidorm a golpe de canción y con dos artistas principales: el grupo inglés Metronomy y, sobre todo, la impetuosa Nathy Peluso.

La argentina ha sido la protagonista de esta primera noche de festival, que por un fin de semana pretende que la fiesta no se viva en torno a las playas de Poniente y de Levante y a las discotecas de la ciudad, sino que persigue trasladar el baile a la ciudad deportiva Guillermo Amor, donde con cuatro escenarios distintos se desafía el calor tres veranos después.

Y es que Benidorm, que se ha reconvertido en una ciudad musical con la vuelta del Festival de la Canción -ahora Benidorm Fest-, se ha quedado pequeña, a la vista de la falta de aparcamiento, para recibir a 'la Peluso', que con 16 años había iniciado su carrera a apenas 70 kilómetros de Benidorm, en Torrevieja (Alicante), versionando las canciones de Frank Sinatra o Etta James.

Once años más tarde, la artista argentina ha vuelto a versionar otra canción, en este caso su éxito "Vivir así no es morir de amor", para concluir su "gran noche", en la que ante más de 15.000 personas ha exhibido su energía, a la que se dedica "en cuerpo y alma" para "seguir ese nexo" que tiene con su público.

Tras un inicio frenético, la cantante ha "incendiado", como ella misma ha dicho, el Guillermo Amor con cinco rosas lanzadas al público y se ha pasado a la salsa, un estilo del que no se ha despegado durante toda la noche y que ha fusionado con la bachata.

Así han llegado temas como "Puro veneno" o "Ateo", antes de pasar por "Mafiosa" o "Delito", éxitos de su álbum Calambre. A él también ha recurrido con "Business Woman", donde ha demostrado su fuerza literal y metafóricamente al intentar boxear consigo misma y saltar a la comba para demostrar el poder de la mujer.

El "show" ha contado con su novedosa manera de mostrar la experiencia de la cantante sobre el escenario, puesto que más allá de sus seductores bailes que han copado toda la actuación, ha introducido una cámara en su micrófono durante "Business Woman", lo que permitía al público ver el concierto desde dentro.

Ese derroche de energía a la hora de bailar también ha llegado con "Emergencia", la canción previa a su despedida con "Vivir así es morir de amor", un hecho que ha aprovechado para lanzar un alegato a "amarse y a amar".

Por su parte, horas antes, el cantante de Metronomy, Joseph Mount, desacostumbrado al calor achicharrante de España, Joseph Mount, se ha presentado en bermudas ante los más de 10.000 fans que han vivido el concierto del grupo de rock inglés en el escenario principal.

Metronomy ha demostrado que es un grupo que va mucho más allá de "The Look", con temas de su último disco, 'Small World', pero también con su mítico 'The English Riviera'.

Algo antes, había sido Dorian el encargado de inaugurar ese mismo escenario, desde el que han emocionado a los asistentes dedicando "Dual" a Samuel, el joven fallecido el pasado verano en A Coruña por una paliza y que presuntamente tuvo motivación homófoba.

Por delante, a la noche alicantina aún le queda las actuaciones de Sidonie, Joe Crepúsculo y !!! (CHK CHK CHK), antes de recargar pilas para la segunda jornada, que traerá por Benidorm a Amaia, Fangoria o al grupo inglés Editors.

Carlos Rosique

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente