Extorsión, amenazas, mentiras: ¿qué pasó en el rodaje de la serie de Natalie Portman?

·4 min de lectura

Hace algunos días, la noticia de la suspensión temporal de la grabación de la serie 'Lady in the Lake' de Apple TV+ -protagonizada por Natalie Portman y y Lupita Nyong'o- acaparaba los titulares de muchos medios de comunicación. Hoy, la información que se maneja cierne serias dudas sobre la veracidad de los hechos y una investigación está en curso.

En un principio -y según fuentes policiales-, se informó que un grupo de narcotraficantes de Baltimore, la ciudad donde se realiza el rodaje, había amenazado a miembros del reparto y el equipo técnico. Los delincuentes, arma en mano, supuestamente pidieron 50 mil dólares a cambio de permitir que la grabación de la serie continuara. De no recibir el pago, aseguraban que alguien del equipo recibiría un disparo. La producción se negó rotundamente a aceptar "el trato".

Después, empezaron los cambios en las versiones de lo sucedido. La nueva historia apunta a que en realidad el amenazado habría sido realmente un conductor al servicio de la producción, quien llegó al set del rodaje antes que el resto de equipo. Allí, supuestamente fue abordado por dos sujetos que lo confrontaron, uno de ellos, portando un arma de fuego. Tras hacer sus amenazas, los atacantes huyeron rápidamente del lugar.

Las autoridades se dieron a la tarea de revisar las grabaciones de la cámara de seguridad del lugar de los hechos y realizar más entrevistas. Las cosas llevaron entonces a un vendedor ambulante de ropa molesto por las pérdidas económicas que la grabación de la serie le suponía. Este sujeto afirmó haber conversado con un miembro del equipo y con un guardia de seguridad para ver la posibilidad de solicitar una compensación económica ante sus pérdidas. Posteriormente, se informó que este hombre fue arrestado por las autoridades bajo cargos de narcotráfico.

Más contradicciones siguieron apareciendo durante la investigación, en especial, con respecto a las declaraciones de los testigos de los hechos. Por ejemplo, un sujeto perteneciente a la producción que había declarado haber visto cómo un hombre amenazaba a un compañero con un arma, cambió su versión y dijo que no había sido él, sino un conductor, quien había visto el arma. De esta manera, y según un informe de la policía, "se determinó que la presencia del arma era inexacta y el recuerdo de la víctima sobre el incidente cambió durante la investigación".

De igual manera, la versión de los hechos narrada por un miembro del equipo de seguridad de la producción también cambió. En una primera instancia había declarado que uno de los delincuentes había manifestado la amenaza de hacer disparos al aire si no les daban el dinero que estaban solicitando. Luego su historia varió y señaló que no había sido testigo de los acontecimientos.

El informe señala que si bien un grupo había sido identificado como opuesto a la producción de la serie producida por David Simon, hablar de amenazas y riesgos había sido una exageración. De cualquier modo, la investigación sigue en curso. Se espera que durante el desarrollo de nuevas entrevistas, surjan más versiones de los hechos que ayuden a corroborar los sucesos que realmente tuvieron lugar. En todo caso, la decisión de la producción fue suspender el rodaje en Baltimore y buscar una nueva locación para continuar la serie.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Cuánto tuvo que entrenar Natalie Portman para ponerse tan fuerte en 'Thor: Love and Thunder'?