Natalia de Molina estrena 'La maniobra de la tortuga': “El sistema no nos trata bien a las mujeres”

·2 min de lectura
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images

La trayectoria de Natalia de Molina ha sido imparable desde que debutó, hace solo nueve años, en 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' (David Trueba, 2013), film por el que ganó su primer Goya, como Actriz Revelación. Jienense de nacimiento pero granadina de adopción obtuvo un segundo cabezón, como Mejor Actriz, por 'Techo y comida' (Juan Miguel del Castillo, 2015). Luego vinieron tres nominaciones más. “Cuando me lo recuerdan, me impresiona porque no es algo que haya buscado yo. Ha sucedido de un modo tan natural que no acabo de creérmelo. Fue durante esa pausa que supuso el confinamiento cuando pude reflexionar y he sido más consciente de todo lo que me ha pasado”.

Actriz comprometida

Si algo tienen en común sus personajes en los films citados o en los posteriores, como 'Animales sin collar', 'Quién te cantará', 'Elisa y Marcela', 'Adiós' o 'Las niñas', es que se trata de mujeres vulnerables en apariencia pero fuertes y luchadoras en su interior. “Ojalá el mundo fuera más frágil y menos robot”, opina. “El ser sensible y que te afecte lo que ocurre a tu alrededor no es ningún síntoma de debilidad, ahí es donde las personas son más fuertes, en la supervivencia”, opina. “Me gusta participar en proyectos en los que haya una reflexión sobre las cuestiones que me preocupan, más allá de mi propio trabajo como actriz. Esto es algo que tengo en común con Juan Miguel”. Se refiere al director de 'Techo y comida' con quien se ha reencontrado en 'La maniobra de la tortuga', adaptación de la novela policiaca homónima de Benito Olmo. “Tenía muchas ganas de volver a trabajar con él. Ha sido muy bonito darnos cuenta de que somos los mismos de entonces”.

Photo credit: A Contracorriente Films
Photo credit: A Contracorriente Films

Thriller en Cádiz

La película gira en torno a la aparición del cadáver de una muchacha en Cádiz, y la investigación policial por esclarecer el caso. En las pesquisas se implica, tomándolo casi como algo personal, el curtido inspector Bianquetti, encarnado por el actor francés Fred Tatien ('Black Beach'). En paralelo, una enfermera que es vecina de este policía, personaje que interpreta ella, le pide ayuda para que localice a su expareja, que la amenaza por teléfono. “El cine es un reflejo de nuestro día a día y el sistema no nos trata bien a las mujeres”, resume. “La trama es un estudio sobre los distintos aspectos de la violencia de género”. Su preparación para el papel la llevó a adelgazar siete kilos, lo que le hizo aún más difícil sus primeros planos, realizados con una snorricam, artilugio de 13 kilos que llevaba colgado del cuerpo. “Tenía la cámara pegada a la cara y me veía reflejada en el objetivo, lo que me hacía muy complicado concentrarme en la interpretación”, confiesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente