Nagore y Urtzi: una boda en plena naturaleza

HOLA.COM

Nagore Monreal y Urtzi Zubimendi se conocieron la noche del 20 de junio de hace diez años en Vitoria. El verano antes de que Nagore se fuese a estudiar seis meses a Holanda. Aunque ninguno de los dos sabía cuánto duraría su relación, puesto que serían muchos los kilómetros que les separasen, siguieron adelante.

El 28 de septiembre del año pasado, la pareja se aba el ‘sí, quiero’ en una ceremonia civil que fue oficiada por el hermano de Nagore en los jardines del Monasterio del Espino, en Burgos.                             

La entrada de la novia por el pasillo lleno de castaños, así como los discursos que se pronunciaron durante al acto, fueron de los momentos más emotivos de aquel día, según nos cuentan. La pareja también destaca que para llevar las alianzas contaron con un ayudante de excepción, su perra, Noa, que precedió a la novia a su llegada al altar.

Para este gran día, Nagore escogió un vestido de Pronovias, sobre el que puso una tela de tul en color rosa. Su ramo, fue confeccionado por ‘Margarita me llaman’, mientras Nahikari Urionaguena, compañera de Nagore en el colegio, se encargó de su peinado de aire desenfadado.

Entre los invitados que asistieron a la ceremonia, hubo numerosos amigos que viajaron desde diferentes partes del mundo, desde Estados Unidos a Finlandia, para la ocasión.

Pese a que es “muy difícil quedarse con una única cosa cuando el día salió perfecto”, tal y como explican. Tanto Nagore como Urtzi se quedan con “las ganas que había por parte de todos los invitados de disfrutar de aquel día único e inolvidable”.

Después de la boda, los recién casados iniciaron su luna de miel. Un viaje en autocaravana por Nueva Zelanda y después, Australia.

 

¿Te gustaría compartir tu boda con nosotros? Aquí puedes hacerlo.