Nagore Robles mete la pata hasta el fondo en ‘Pesadilla en el Paraíso’

Fuente: Telecinco
Fuente: Telecinco

Por Miguel Ángel Pizarro.- En la pasada noche del miércoles Pesadilla en el Paraíso logró convertirse en la segunda opción del prime time, alcanzando un share del 12,1% y una media de 1.080.000 espectadores. Y no me extraña, después de todo era una de las galas más esperadas porque enfrentaba a dos de los grandes titantes, Dani y Steisy. Los que en su momento fueron íntimos amigos terminaron siendo enemigos brutales y, a pesar del favoritismo que recibió la concursante en las últimas semanas, Steisy se convirtió en la décima eliminada con un 58% de los votos, frente al 42% de Dani García. Una baja que dejó boquiabiertos tanto a los participantes como a los presentes en el plató, pero muy especialmente a Nagore Robles, quien se convirtió en la otra protagonista de la velada, aunque no para bien.

La colaboradora del programa presentado por Carlos Sobera y Lara Álvarez nos mostró su lado más subjetivo y parcial como opinadora del reality, al defender a capa y espada a Steisy, pese a haber tenido un concurso tremendamente conflictivo. Y aunque al principio del programa mostró cierta objetividad como colaboradora, señalando que, efectivamente, Steisy no se había sabido comportar con el resto de sus compañeros, terminó haciendo una campaña abierta a favor de que se quedase una semana más. Y es ahí donde se le terminó viendo el plumero.

Nagore optó por apoyarla públicamente cambiando su rol de colaboradora al de defensora y amiga, llegando a señalar a Steisy como “la protagonista” del reality. Se justificó con que había sido la participante que más contenido había dado al formato, el cual no ha destacado precisamente en audiencias. Por supuesto, hablaba de ese tira y afloja que ha tenido con Dani a lo largo de todo el concurso, también de la difícil situación vivida con su novio en plató y su extrema entrega emocional, sin olvidar las peleas que ha tenido con casi todos los participantes. Además, no dudó en defender que Steisy debía quedarse porque consideraba que Dani es un bully y, como tal, no debía seguir estando una semana más en la granja. Sin embargo ¿ser protagonista y merecedora de llegar más lejos en un reality supone dar gritos, pelearse y llevar las emociones a extremos en donde se pierden los papeles? Es como defender lo indefendible.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Un ejemplo de la falta de parcialidad de Nagore la encontramos cuando vimos a Iwan gritando a Israel, tomando una actitud que se antojó descontrolada. En ese momento, la colaboradora lo criticó diciendo que era un comportamiento inadmisible. Lo atacó de lleno con su costumbre tajante y contundente, echando por tierra ese tipo de actitud. Sin embargo, ¿no es esa la actitud que también destiló Steisy a lo largo del programa? Si su rol es el de colaboradora entonces se supone que debería mirar a todos con el mismo racero. Y por eso se le vio el plumero, porque a la hora de defender a su amiga se olvidó de la coherencia dentro del mismo argumento.

Es más que evidente que Steisy cruzó demasiadas líneas rojas a lo largo del concurso y que el público no compró su conversión de agitadora a víctima (tal y como pudo verse también en redes sociales). Puesto que, tras las trifulcas, la joven se aisló del resto de sus compañeros y mantuvo una actitud a la defensiva, llegando a llorar que la marginaban y consiguiendo que Manu saliese a defenderla.

A pesar de los vídeos que dejaban en evidencia a Steisy, Nagore no pareció encajarlo del todo. Prueba de ello fue que tras la expulsión, vivió un fuerte encontronazo con Ana, la madre de Dani, por salir en defensa de Pablo, el novio de su amiga. Entró al trapo por los comentarios que vertió la progenitora del exparticipante de La isla de las tentaciones tras revelarse que Steisy convertía a Dani en nominado de nuevo para la siguiente gala, enfrentándose a la expulsión junto con Omar Sánchez. “Ya sé que es tarde y estás mayor, pero revisa los vídeos”, le exclamó Ana a una Nagore que no dudó en replicarle.

“Tú sigue con tus gestitos y con tus burlitas, que la única que queda en evidencia y de maleducada eres tú”, le respondió.

No obstante, hay un comentario que deja en evidencia a Nagore en su defensa acérrima a Patri como amiga defendiendo lo indefendible y no como colaboradora. Porque al final se vio obligada a admitir que el público ha salvado a Dani como castigo a la actitud de Steisy. Es decir, que habrá sido muy protagonista pero no fue una concursante tan perfecta a la que defender a capa y espada.

Como hemos dicho, su actitud, tremendamente beligerante, ha sido la gota que ha colmado el vaso entre los televidentes, que no han dudado en dejar fuera a un personaje que ha llegado a creerse protagonista.

Por todo esto, que la propia Nagore admita que su amiga ha sido expulsada como castigo, hace que toda su férrea defensa por Steisy quede por tierra. Aquí le ha podido la pasión y ha puesto en tela de juicio su actitud como colaboradora imparcial. No podemos negar que sabe dar juego y que su amplia presencia en distintos formatos de Mediaset dan buena fe de ello, pero quizás debería intentar ser más objetiva con ciertos concursantes.

Más historias que te pueden interesar: