Nagore Robles pone un punto en la boca a quienes no creían en ella

·12 min de lectura

Sin prisa, pero sin pausa. Así se podría definir la carrera en ascenso de Nagore Robles en televisión. Un lugar que se ha ganado solita a base de interminables horas en plató como colaboradora y dando el do de pecho en cada proyecto. La que en su día fuera la más odiada y la expulsada con mayor porcentaje en Gran Hermano (2009) supo esperar su oportunidad y hoy es una de las caras más prometedoras de Mediaset. Su humor algo canalla y su estilo sin filtros la han convertido en la capitana del programa diario Sobreviviré en MiTele Plus, una auténtica fábrica de bombas informativas que está arrasando y la encumbra como una de las presentadoras estrella del momento.

Nagore Robles en Sobreviviré (Luis Miguel González, cortesía de Mediaset)
Nagore Robles en Sobreviviré (Luis Miguel González, cortesía de Mediaset)

Lo de ser mediocre y hacer las cosas a medias no va con Nagore. Ella es muy de ‘todo o nada’ en cada proyecto que emprende. Si decide tirarse a la piscina lo hace en plancha, incluso si no hay agua. La cosa es arriesgarse y dar el máximo. Y, desde luego, los resultados hablan por sí solos. Todo lo que toca termina convirtiéndolo en algo extraordinario. ¿Cómo lo hace? Está claro, con un ingrediente que transmite en cada una de sus apariciones televisivas y también en las redes sociales: pasión.

Ahora todo pinta muy bonito, pero llegar hasta aquí no ha sido un camino de pétalos de rosa. Esta vasca de 38 años se lo ha currado como una auténtica hormiguita. Y digo esto porque no es fácil pasar de ser la más repudiada en la pantalla chica a ser una de las personas más aplaudidas e interesantes de la misma. No se me olvidará nunca cómo aquel 2009 muchos de los seguidores de Gran Hermano le pedíamos a todos los santos habidos y por haber la salida inmediata de esta mujer. Era la broncas de la casa y la que tenía un ‘pero’ para todo. Sus constantes pleitos la llevaron a la calle con un 95%, el porcentaje más alto de la historia del reality, no solo en España sino también en el mundo. Este récord ha sido superado hace apenas unos meses por la concursante Karol Conká, de la edición de Brasil, con más de un 99%.

Aquello fue histórico. En plató la esperaba una Mercedes Milá muy crítica y los incómodos abucheos del público que ella, todo hay que decirlo, aceptó estoicamente. “Me conozco y sabía que iba a discutir mucho”, confesó. Tenía 26 años, así que tampoco podíamos pedirle peras al olmo. Aunque ella admitió su derrota, fue un momento duro y una especie de letra escarlata que ha llevado a cuestas durante mucho tiempo. Lo que quizás Nagore no se imaginaba por aquel entonces es que este episodio no solo iba a ser el principio de una carrera imparable, sino también de un significativo crecimiento personal del que todos hemos sido testigos. Pudo ir de víctima y quejarse de ese cartelito de ‘borde’ que le colgaron, pero optó por todo lo contrario, hacer de ese obstáculo una oportunidad para demostrar quién realmente era.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Casi 13 años después a las pruebas nos remitimos. Su paso por la casa de Guadalix pudo haber sido sin pena ni gloria y haber quedado en el anonimato como muchos otros compañeros. Pero no fue su caso. Esa chispa y electricidad que transmite la llevó a ser colaboradora de programas tan relevantes de la cadena como De buena ley, un espacio de juicios con la polémica siempre asomando en el que ya dio visos de su desparpajo ante las cámaras. Cosas de la vida, fue allí donde coincidió por primera vez con quien hoy es su pareja sentimental, Sandra Barneda. La escritora ejercía de presentadora de dicho espacio pero su relación se limitaba a la de compañeras de trabajo, había buen rollo y mucha admiración, nada más. Ambas tenían todavía muchas cosas que vivir por separado hasta volver a cruzarse en el camino.

Y no hablamos de cualquier cosa, en 2011 a Nagore se le abría la puerta de otro reality en Telecinco, Acorralados, quizás el programa en el que realmente se desnudó por completo y mostró su lado más vulnerable. Traviesa, directa y, por qué no decirlo, a veces un poco borde, conquistó al público en el momento en que se quitó la coraza y gritó al mundo ‘señores, esta soy yo’. Lo dio todo como concursante, se entregó a las pruebas, discutió, se cabreó y también gritó a los cuatro vientos su amor por Sofía Cristo, su novia del momento con quien vivió un romance lleno de altibajos, pero también de ternura y lecciones aprendidas, tal y como ambas han contado en entrevistas posteriores.

Sin darse cuenta, Nagore no solo ganaba este reality de aventuras, sino que también se ganaba el corazón de los espectadores casi de inmediato. A diferencia de otras personalidades del medio, no se planteó ni un segundo si debía exponer o no su condición sexual, lo hizo y punto, mostrando la cara más bonita del amor frente a las cámaras sin trampa ni cartón. La relación acabó, pero su amistad no, y así lo siguen demostrando ambas en sus más recientes apariciones televisivas. Esa naturalidad a la hora de hablar de su sexualidad fue una de las muchas razones por las que la hoy presentadora hizo click con el público. A partir de ese momento y de forma más pública, se convirtió en todo un estandarte de la comunidad LGTB a la que siempre lleva por bandera en su lucha por los derechos y libertades que le corresponden. Dejó claro que odia las etiquetas, “yo me enamoro de las personas”, declaró en 2018 a Toñi Moreno en una entrevista en Viva la vida, en la que también confesó que estuvo a punto de casarse una vez.

Mientras Nagore crecía a nivel personal dejando al descubierto esta parcela tan íntima de su vida, lo hacía igualmente en la caja tonta. Su paso por este reality y su entrega desmedida en él la llevaron hasta El programa de Ana Rosa, el sueño de cualquier colaborador de televisión y todo un trampolín para lo que estaba por llegar. No le cayó del cielo, ella se lo ganó a pulso y además supo sacarle partido a este paso por el club social de las mañanas de Telecinco en el que despuntó como una de las colaboradoras más rápidas y que más juego daba. En un abrir y cerrar de ojos, aquella mujer a la que muchos catalogaron de engreída en sus comienzos empezó a ser una pieza fundamental en Mediaset y sus programas de entretenimiento, especialmente los debates de Gran Hermano y Supervivientes, en los que brilló por sus argumentos bien elaborados y esa pasión desmedida que pone cuando se implica.

Su ascenso a los cielos en lo profesional iba en paralelo con lo personal. Sin imaginárselo, en uno de esos platós en los que tanta guerra daba expresando sus puntos de vista encontraría la paz y a la persona con la que hoy comparte su vida: Sandra Barneda. Su compañera de viajes y aventuras llegaba en el momento justo. Aunque su relación empezó en 2016, ambas prefirieron mantenerla en privado, lejos de los focos. Pero como suele ocurrir cuando hay amor del bueno, su química frente a las cámaras era explosiva y no se podía esconder lo evidente. 

Y así, entre risas y miradas cómplices, fue como decidieron reconocer con honestidad sus sentimientos frente al público que las quiere tanto. En octubre de 2017, la pareja confirmó oficialmente su relación a través de las redes. En este mensaje, Sandra Barneda recordaba que esa noche se emitiría el programa Última Hora de 'Gran Hermano' en el que Nagore estaría en primera línea. "Al principio fue difícil compartirte... y más en un plató, pero qué hay que no superemos. Siempre es un placer tenerte cerca. Eres de las mejores colaboradoras y esta noche... es un doble placer que estés en el elenco de los elegidos para Última hora. Sí, ya sé que no es tu foto favorita pero a mí me encanta", escribió una enamorada Sandra junto a una entrañable imagen de las dos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como todo en la vida, su romance tuvo sus más y sus menos, incluso pasó por una ruptura en 2019, pero su amor, más grande que todo eso, les hizo regresar con más fuerza, seguridad y madurez que nunca. "Enamorarme de Nagore es lo más fuerte que me ha pasado en la vida. Ella me sacó, me descorchó. No me importaba nada ya", confesó Sandra Barneda a Jesús Calleja en su programa Planeta Calleja a comienzos del 2020. Desde su reconciliación ese año la pareja ha vivido grandes aventuras personales y profesionales juntas. Entre muchas cosas, se han convertido en mamás de su precioso perrito Nash y han repetido éxito en plató con La isla de las tentaciones, en el que han vuelto a coincidir como presentadora y colaboradora. En esta labor, siempre han sabido separar sus roles y aparcar su relación, pero por mucho que se esforzaran su química y conexión traspasaban la pantalla.

Su unión es una de las muchas cosas que hacen feliz a Nagore, pero no la única. “Soy mucho más que una relación amorosa”, aclaró en una demoledora entrevista a Luc Loren en marzo del 2021. Decimos demoledora porque en ella desvela unas vivencias personales que ayudan a entender mucho más su a veces dureza y carácter a la defensiva. Su niñez no fue precisamente fácil y aunque prefiere no entrar en detalles no tiene reparo en reconocer que creció en una casa donde había “poca felicidad, poca educación, poco amor y poco respecto… Una vez que se cruzaba la puerta, eso se quedaba ahí. Los familiares que estaban cerca sabían cuál era la situación, pero mi infancia fue horrorosa”, dijo sin tapujos ni filtros.

En esta conversación, Nagore resaltó con honestidad que su estado de felicidad no era 24/7 pues sería "agotador" estar siempre perfecta. Pero sí reconoció que cuando se trabaja en programas de entretenimiento uno no se puede dar el lujo de estar triste, así que se pone la careta de chica risueña y bromista y se entrega al personaje. Es cuando se apagan los focos y las luces cuando puede ser ella al cien por cien, reír y llorar a mares sin reservas. El hecho de ser famosa y trabajar en la tele no te exime de tener problemas y eso lo quiso reflejar en esta amena charla. Pocos saben que uno de los episodios más duros de su vida en su edad adulta tuvo lugar el año pasado con la muerte de su mejor amiga. Si bien sabía que ese momento llegaba tras una larga batalla contra el cáncer, reconoció que nunca se está del todo preparado para una pérdida así y a ella le pasó factura. "Los días de después no sabía lo que me estaba pasando, sentía un vacío tan enorme... No me reconocía, nunca había dado espacio a la tristeza y al estar mal tiempo", explicó a corazón abierto. Un duelo duro que se permitió pasar sin taparlo, sino afrontándolo con el malestar, las lágrimas y el dolor que se requieren para poder aceptar y superar cualquier sacudida de la vida.

Experiencias tan duras a la vez que sanadoras como esta es lo que han hecho que a sus 38 tacos pueda presumir de saber quién es y qué es lo que quiere. Abraza sus debilidades, miedos e inseguridad sin vergüenza y lo comparte a viva voz con la gente si es necesario. Ya no pretende ser alguien que no es, todo lo contrario. Tiene un montón de sueños por cumplir, pero va uno a uno. El trabajo se le acumula a esta también influencer de éxito porque, que no se nos olvide, Nagore no solo arrasa en televisión, también lo hace en las redes sociales donde acumula un millón doscientos mil seguidores en Instagram. A través de esta plataforma comparte, entre otras muchas cosas, looks, recetas saludables, su nueva casa y sus cuidados de cuerpo, mente y alma. En estos días acaba de cerrar su más reciente emprendimiento, un retiro de 4 días en medio de la naturaleza para meditar, hacer deporte, comer sano y, en definitiva, quererse y mimarse a uno mismo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ella lo hace religiosamente, esa ha sido una de las lecciones que le ha dejado todo lo vivido, lo bueno y lo malo. Crecer como mujer es su mayor aspiración, al igual que seguir dándolo todo en su segunda casa, la televisión, donde ya ocupa un lugar privilegiado. Se estrenó como presentadora en 2019 cuando Toñi Moreno se fue de baja por maternidad de Mujeres Y Hombres Y Viceversa. Nagore, que llevaba unos cuantos años de rodaje en ese plató ejerciendo como consejera del amor, tuvo su primera oportunidad y convenció. Quizás los ratings no fueron los más altos, pero su calidad como conductora no se puede poner en duda. Dejó el listón muy alto, así que los jefazos de la cadena no dudaron en elegirla este año para llevar las riendas del after show Sobreviviré, el programa para abonados de MiTele Plus emitido en la madrugada que comentaba de forma gamberra lo que se cocía en Supervivientes. La acogida fue tan brutal que el formato ha regresado meses después, esta vez con una periodicidad de lunes a jueves en horario de sobremesa y con una edición en la madrugada cuando empiece el reality Secret Story. En apenas unos días de su emisión este espacio sin censura ya está en boca de muchos y es tendencia en redes con frecuencia. A su lista de colaboradores se suman personalidades de lo más variopintas como Tom Brusse, Alexia Rivas, Marina Yers o la propia Pilar Yuste que han entendido a la perfección cómo funciona esta gran travesura televisiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y todo ello bajo la batuta de su directora de orquesta, Nagore Robles, quien con su energía inagotable y personalidad arrolladora ha enganchado al público desde el primer minuto. La presentadora nos quita el sueño con las bombas televisivas en este programa de madrugada pero no se lo tenemos en cuenta, la frescura y la ilusión que le pone a todo la disculpan. El universo de posibilidades para Nagore en televisión no ha hecho más que empezar, y si no, tiempo al tiempo. Un éxito más que merecido que se ha ganado a base de salero, gracia y tesón. BRAVO.

Más historias que te puedan interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente