Nacho Palau prueba algo nuevo para comer en 'Supervivientes'

·1 min de lectura
Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Nacho Palau ha probado algo nuevo en la isla. Algo que ha tenido preocupado a sus compañeros mucho tiempo, y es que los supervivientes están muertos de hambre y ya no saben que llevarse a la boca para calmar la ansiedad. Casi han cumplido dos meses en Honduras y, evidentemente, no se han acostumbrado al arroz, las latas, los cocos y el pescado. Quieren saciar el hambre, por lo que Nacho ha sido el primero en dar un paso para comerse otro animalito de la isla.

"¡No puede ser!", decía el concursante nada más ver que una tarántula caminaba a su lado. Enseguida quiso enseñársela a sus compañeros y todo parecía que simplemente por curiosidad quería apreciarla, pero Nacho Palau tenía claro que iba a convertirse en su cena. "¡Madre de Dios, qué veo!", continuaba cogiendo a la tarántula con un palo mientras sus compañeros ni querían acercarse.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

"Para cocinarla, me la voy a comer", le contestaba a Anabel Pantoja cuando le preguntaba qué pretendía hacer con el insecto. La colaboradora no ha dudado en aconsejarle: "Yo creo que no deberías hacerlo, eh, por tu salud". Por un oído le ha entrado y por otro le ha salido porque Nacho pinchaba con un palo la tarántula y la ponía al fuego. Ya "churruscada" se atrevía a probarla, aunque solo las patas porque sus compañeros le advertían que en el tórax podría estar el veneno. "No está mal, tío", decía satisfecho.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

"Si hay tarántulas me las puedo comer. Las patas son saladitas. Ayer le quité el abdomen y tenía carne, eso me lo hubiera comido. Luego me supo mal por desaprovecharla", le contaba a sus compañeros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente