Nacho Abad revela detalles hasta ayer secretos sobre el crimen de las niñas de Tenerife

Tras 44 días de incógnitas, en la tarde del jueves 10 de junio se anunciaba el hallazgo del cuerpo sin vida de Olivia (la mayor de las hermanas desaparecidas en Tenerife). El cadáver ha sido descubierto en el mar, en el interior de una bolsa, que presuntamente el padre de las pequeñas, Tomás Gimeno, habría atado al ancla de su lancha de recreo. Este encuentro del buque oceanográfico Ángeles Alvariño se produce horas después de que los investigadores se toparan con una botella de oxígeno y un edredón nórdico a 1.000 metros de profundidad que ya hacía presagiar el peor de los finales para las pequeñas. Por el momento, todavía no se ha localizado a Anna, de un año de edad, ni al progenitor.

En este contexto, los programas matinales han recogido la última hora de este caso que ha conmocionado a toda la sociedad y que viene siendo seguido por los medios de comunicación desde que el pasado 27 de abril Tomás Gimeno desapareciera junto a sus hijas a las que tenía que haber entregado de vuelta con su madre a las 21:00 horas.

Y si bien las reinas de las mañanas, Susanna Griso y Ana Rosa Quintana, ya han expresado sus condolencias a la madre de las niñas, Beatriz Zimmermann, lo que también ha llamado la atención es que Nacho Abad haya revelado en Espejo público detalles hasta ahora desconocidos por los espectadores debido al secreto de sumario decretado por el juez. Entre ellos, el periodista ha querido esclarecer en directo que el padre habría dejado una caja de relajantes musculares en la casa antes de desaparecer.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que el también criminólogo se ha explayado en el programa de Antena 3 después de que se haya hallado en el fondo del mar el cadáver de Olivia, de seis años. Como era de presuponer, el secreto de sumario ha provocado que muchos de los detalles de la investigación sobre el paradero de las niñas de Tenerife no trascendieran públicamente. Pero, ahora, Nacho Abad ha querido compartir con la audiencia lo que encontraron los investigadores en la casa de Tomás Gimeno que ya apuntaba a que había acabado con la vida de sus hijas.

“Sí que encontraron cosas en la lancha y en la casa que te voy a contar ahora mismo”, ha anunciado en primicia el periodista justificando que “había determinadas cosas que, en el momento, no se pueden contar ni se deben contar”. Y es que la Guardia Civil examinó hasta en cinco ocasiones distintas el domicilio de Tenerife del padre de las menores.

Como ha explicado Nacho Abad, en la lancha de Tomás apareció un rollo de cinta americana que coincide con la que se encontró en el ancla, así como en la botella de oxígeno. “La cinta americana que ha servido para unir las dos bolsas al ancla”, ha subrayado el periodista de Espejo público puntualizando que cuando se haga la autopsia de la pequeña Olivia se descubrirá la verdadera causa de la muerte aunque, según el periodista, “por lógica o iba sedada o iba fallecida cuando llega a la lancha”.

Pero en la casa de Tomás Gimeno los investigadores también hallaron una caja de relajantes musculares encima de una mesa. Un descubrimiento que creó la hipótesis de que el padre de Anna y Olivia hubiera dormido a las niñas antes de sacarlas del domicilio. “Un detalle que yo no quería haber contado, y que sí hablé con Joaquín (Amills) en su momento, es que en casa de Tomás se encontró, entre otras cosas, una caja de pastillas de relajantes musculares sobre una mesa. Es decir, accesible y que la había sacado de su lugar, ha dicho Nacho Abad.

“Yo no lo conté en su momento porque no tenía ninguna lógica, pero ahora sí porque va a haber una autopsia y se va a intentar determinar si llegaron sedadas o fallecidas o las asfixió”, ha explicado el periodista a la par que ha agregado que “en la casa no se encuentra sangre ni en la barca se encuentra sangre”.

En resumen, aunque nunca llegó a trascender qué fue lo que se halló en la vivienda de Tomás Gimeno en uno de los registros, ahora Nacho Abad ha querido arrojar algo de luz sobre este escalofriante caso.

Más historias que te pueden interesar: