Muñeca rusa desata debate porque tiene genitales masculinos

Getty Images

La foto de una muñeca que aparentemente es transgénero ha generado una discusión en redes sociales sobre si es correcto que esos juguetes estén disponibles para los niños.

La imagen de la muñeca en la que se ven unos genitales masculinos fue publicada por la cuenta de Instagram revizor.nsk con el mensaje, “Compramos una muñeca en Toy Planet y quedamos horrorizados ¿Está bien hacer tales juguetes para niños?”.

Las fotos generaron un gran malestar entre los seguidores del sitio que recibió comentarios como, “¡Ah, qué horror, hacia dónde se dirige este país, para qué se preparan nuestros hijos, una pesadilla!”, mientras que otros escribieron que tal vez solo se trataba de un error en el proceso de fabricación y recomendaron que la guardara como un objeto de colección.

Según el diario británico Daily Mail, la tienda donde se compró la muñeca está ubicada en la ciudad siberiana de Novosibirsk, que se encuentra al sur de Rusia, por lo que llama la atención la existencia de este tipo de muñecas, ya que el país se encuentra bajo un régimen conservador liderado por Vladimir Putín y en el que la iglesia Ortodoxa aún ejerce mucho poder.

Pese a que en Rusia no está penada la homosexualidad, los colectivos LGBT mencionan que aún tiene mucho camino por recorrer, sobre todo porque en 2013 se promulgó una La ley de propaganda anti gay, que prohíbe que se emitan cualquier tipo de propaganda sobre las relaciones de pareja y sexuales no tradicionales con la intención de proteger a los menores de edad del país, por lo que la existencia de la muñeca trans parece casi un delito.

Mira también: Una madre le regaló una Barbie a su hijo y miles de personas le aplaudieron el gesto

Esta muñeca rusa no es la primera de su tipo (si es que fue lanzada así de forma intencional); en el 2017 la compañía Tonner Doll Co. lanzó una muñeca inspirada en la adolescente transgénero Jazz Jennings a un precio de 90 dólares.

La característica principal del juguete de 45 centímetros era que para su fabricación se utilizó un modelo sin género, contrario a lo hecho por el resto de los fabricantes de muñecas. Su publico objetivo eran los niños de ocho años en adelante.

La tendencia de los juguetes sin género ha ido en aumento y a finales del año pasado, Mattel, los responsables de las muñecas Barbie, comenzaron a vender muñecos neutros en su línea Creatable World.

“En nuestro mundo, las muñecas son tan ilimitadas como los niños que juegan con ellas”, se lee en la descripción de su producto.