“Mundo extraño”, una carta de amor familiar que aviva el espíritu explorador

Silvia García Herráez

Madrid, 24 nov (EFE).- “Mundo extraño”, la nueva película de animación de Disney, explora un entorno fantástico lleno de criaturas y plantas misteriosas, inspiradas en el universo creado por Julio Verne, pero también, en palabras de sus directores, es una "carta de amor a nuestros padres" y un reconocimiento al legado familiar.

“La idea de la cinta estaba ya en mi mente en 2017. Pensaba en mis dos hijos y el tipo de mundo que iban a heredar y también en qué tipo de mundo heredé de mi padre. Así, buscaba una historia que explicara qué significa ser un buen ancestro y, a la hora de hacer el guion, profundizamos en eso: en crear una familia y que hablara del legado”, ha explicado a EFE el director Don Hall en una entrevista.

Creador y director de algunas de las mejores películas de animación de los últimos años -"Winnie the Pooh" (2011), "Big Hero 6" (2014), "Vaiana" (2016) y "Raya y el último dragón" (2021), Hall se reconoce devoto de las historias de aventuras, "específicamente -dice- de esas en las que los exploradores se encuentran con mundos ocultos, llenos de criaturas".

Mundos como los que inventaron Julio Verne o Sir Arthur Conan Doyle, afirma. De hecho, "Indiana Jones: En busca del arca perdida" es su película favorita, "pues creo que combinar la idea familiar con la aventura es el mejor punto de partida para hacer una gran película”.

Por ello, "Mundo extraño", que codirige con Hall el guionista Qui Nguyen, habla de tres generaciones que superan sus diferencias mientras exploran un “mundo extraño, maravilloso y, a veces, hostil” en una aventura más allá de lo conocido.

La cinta se sumerge en un viaje a una tierra inexplorada y traicionera en la que unos seres fantásticos aguardan la llegada de los míticos Clade, una familia de exploradores que han pasado por una revolución tecnológica después de que uno de sus miembros, Searcher Clade, descubriera una planta llamada Pando que produce una gran cantidad de energía.

Sin embargo, la planta está muriendo y si quieren salvar el lugar donde habitan, Avalonia, los Clade tendrán que encontrar nuevos recursos, más allá de sus fronteras. Nadie había explorado jamás al otro lado de las impenetrables montañas, así que se embarcan en una aventura por un mundo extraño.

Hall explica que también les preocupaba mostrar "cómo los humanos tratamos el medio ambiente. De ahí que los Clade descubran la verdadera naturaleza de su mundo y el daño que le están haciendo; a su vez, hay un descubrimiento personal, el de Searcher y el modo en que se está relacionando con su hijo Ethan”.

Hall y Nguyen, que ya venían de trabajar juntos en “Raya y el último dragón”, crearon un universo lleno de colores llamativos y múltiples formas, a través de paisajes y criaturas extrañas que no tienen rostro.

“Cuando Don y yo terminamos de hacer 'Raya' no tuvimos tiempo para descansar, así que nos pusimos manos a la obra con esta película. La verdad es que fue un agradable salto pasar del mundo de Kumandra al de Avalonia, y deambular por esos maravillosos lugares. Esta película ha sido un verdadero regalo”, afirma Nguyen, por su parte.

A la familia Clade también les acompañan en esta aventura su perro de tres patas, Legend, y Splat, una criatura azul del mundo exterior cubierta de tentáculos que, según aventura Nguyen, será el personaje “favorito” del público, ya que a través de la pantomima (dice que se inspiró en la alfombra de 'Aladdin') consigue comunicarse con la familia y eso “provocará risas”, asegura.

(c) Agencia EFE