Mujeres víctimas y victimarias, clave para abordar el conflicto en Colombia

El Cairo, 25 ene (EFE).- La escritora y periodista colombiana Martha Lucía Orrantia defendió en una entrevista a EFE la presencia "clave" de las mujeres en el proceso de paz para poner fin al conflicto interno que azota Colombia desde hace más de seis décadas.

Con motivo de la ponencia 'Mujeres víctimas y victimarias en el conflicto colombiano', que tuvo lugar este miércoles en el Instituto Cervantes de El Cairo, la editora habló del papel de las mujeres en la sociedad, de su reinserción, pero también de la política para encarar el conflicto armado interno que deja millones de víctimas de distintas formas de violencia.

VÍCTIMAS Y VICTIMARIAS

Orrontia habló de la dualidad de las mujeres involucradas en el conflicto: "Uno se imagina a una mujer empuñando el arma, pero tenemos que empezar a reconocer como sociedad que muchas veces la mayoría también son víctimas".

Son "víctimas de la inequidad de género, de la falta de oportunidades y educación, de la violencia de género" y que, en muchas ocasiones, "fueron reclutadas a la fuerza" o no tuvieron oportunidad de abandonar las armas y después de estar una vida combatiendo "salen a una vida civil completamente traumatizadas".

ESCRITURA PARA SANAR

Esta periodista escuchó de primera mano los testimonios de decenas de mujeres que compartieron con ella su experiencia en la selva a través de talleres de escritura, donde conoció a ex combatientes procedentes de la guerrilla y del paramilitarismo que ya habían hecho un proceso de reinserción.

"Contar sus historias para dejar memoria, pero también para sanar y compartir experiencias fascinantes" como es el caso de "una chica que entró en la guerrilla con 13 años ante la falta de oportunidades, pensando que aquello era liberador (...), sobrevivió a una redada del Ejército, fue torturada y violada por soldados, terminó en Bogotá, donde hizo un proceso de reinserción y ahora es abogada penalista, con pareja e hijos".

Orrantes destacó especialmente las narraciones desde "lo cotidiano", cargadas "de ternura y dolor", que "sirven para reconciliarnos como sociedad y entender que detrás de la guerrilla y estos grupos armados hay seres humanos que tienen necesidades, deseos y sueños".

IMPRESCINDIBLES EN EL PROCESO DE PAZ

La suma de todas estas experiencias lleva a esta escritora colombiana a definir como "absolutamente importantísima" la participación de estas mujeres en el proceso de diálogo que ponga fin al conflicto, ya que su presencia es "cohesiva y aglutinante".

"Muchas de estas mujeres siguen haciendo un papel de lideresas, otras comparten ahora desde la legalidad sus destrezas que antes desarrollaban desde la clandestinidad", destacó Orrantes, quien cree que la sociedad tiene la responsabilidad de acogerlas y ayudarlas a que tengan un oficio y una educación.

Además, considera que la situación de las mujeres en el conflicto en Colombia es extrapolable a otras guerras en el mundo porque "los problemas de las mujeres, sus miedos, dificultades, amores y pérdidas, son similares".

CONFLICTO EN PAÍS FRAGMENTADO

Colombia es un "país muy fragmentado geográficamente e ideológicamente", afirmó Orrantia, quien considera que "la mayoría de los crímenes de lesa humanidad en el país los han cometido grupos armados irregulares, paramilitares, pero la gente piensa que la guerrilla es la culpable de la mayoría".

Según esta editora, "la sociedad no cree en un proceso de paz, no porque sea cruel, sino porque está harta de falsas promesas, del narcotráfico y su connivencia con estos grupos".

Sin embargo, cree que el país "está cambiando y entendiendo de que de estos procesos de paz pueden salir personas muy valiosas", cuando el actual presidente, Gustavo Petro, elegido popularmente, fue guerrillero durante los años 90.

Orrantia reconoció que "poco a poco" se está involucrando más la sociedad civil en estos procesos de reconciliación en los que hay voluntad política, algo que "toma muchos años, no se hace de la noche a la mañana" y menos cuando Colombia lleva "muchos siglos en guerra".

Para ello, recuerda que hay que apostar por la educación, buscar la equidad de las clases sociales, hacer que la riqueza llegue a todos los estratos, construir un Estado de Bienestar para que la gente no tenga la necesidad de tomar las armas.

(c) Agencia EFE