¿Por qué hay cada vez más mujeres solteras?

Por Silvia Lorente
Photo credit: Giphy

From Cosmopolitan

Pese a que nuestra educación nos ha formado para contemplar que la vida en pareja es la óptima, a medida que pasa el tiempo, esa es una opción que cada vez se elige menos.

(Breve pausa en el verbo 'elegir': teniendo en cuenta la evolución social, la conciencia y apertura ante diferentes estilos de vida, muchas personas no se sienten presionadas para casarse y tener hijos (según la tradición popular, lo que sería 'normal'), sino que deciden qué es lo mejor para ellos/as y actúan en función de ello).

En España, según recientes datos del INE, los hogares formados por una persona han aumentado hasta representar un 25,4% del total de la población. De ellas, un 71,9% son mujeres y un 35,1%, solteras. Cifras que se han incrementado a medida que han pasado los años.

¿Por qué aumenta la cifra de mujeres solteras?

Lo cierto es que no hay una razón en concreto, pero existen varios factores que, aunados, pueden determinar esa situación. Si eres soltera, igual te identificas con alguno de ellos y, además –si sientes algún tipo de presión por tu entorno (¿te preguntan que "la pareja pa cuando"?)–, te gustará conocer los más beneficiosos.

Se duerme mejor

La ciencia lo avala. The Better Sleep Council realizó un estudio que arrojaba que las personas que no tenían pareja (o sea, que no dormían acompañados), tenían un sueño más cualitativo. Durmiendo con nosotras mismas evitamos despertarnos por movimientos ajenos, ronquidos o ruidos.

El sueño cualitativo, por otra parte, se traduce en mejor salud (y aquí un matiz: también mejora el aspecto de tu piel).

Photo credit: Getty Images

El estrés disminuye

Aunque esto es relativo, no tener pareja elimina de tu rutina el hecho de estar pendiente de otra persona, tener que contar con ella en determinadas ocasiones, discutir y estar obligada a pasar por situaciones que te resultan incómodas (como por ejemplo, llevarte bien con familiares con los que no conectas).

Todo lo anterior, obviamente, son situaciones hipotéticas, pero ahí podrían estar.

Aumenta tu autoestima

Pese a que podría parecer lo contrario –si llevas soltera un tiempo, ¿cuántas veces te has preguntado si es por tu culpa/no gustas a la gente?–, la realidad es que el hecho de pasar tiempo en soledad, ser autosuficiente y más responsable económicamente (no tienes a alguien que pueda avalarte, por lo que tiendes a ser más consecuente con los gastos) te hace ganar confianza propia de manera orgánica.

Además, según un estudio reciente realizado en la Universidad Cornell (Nueva York), ser soltera te lleva a ser más sociable, mantener y reforzar las relaciones de amistad, así que potencialmente te sentirás querida por más gente que si estuvieras en pareja.

Feminismo y soltería

"Ahora, también, tendemos a no conformarnos tanto como antes" –nos cuenta la psicóloga Sandra Escudero–, "y eso pude deberse a dos factores sociales. El primero, que los 'millennials' se exponen de manera natural a conocer a más gente que la generación anterior (viajan más, tienen aplicaciones móviles que les conectan a más personas...), y les cuesta emparejarse porque sienten 'FOMO' ('Fear Of Missing Out', lo que se traduce en algo como tener miedo a 'pararse' y perder la oportunidad de conocer a alguien mejor). Y, por otra parte, las mujeres ya no buscan a 'alguien que les salve', sino que quieren a un compañero/a que complemente su vida de soltera, que ya de por sí es óptima. En ese sentido, el feminismo ha tenido un papel relevante porque, básicamente, nos ha ayudado a huir de roles sociales, mitos románticos y relaciones tóxicas. 'Mejor contigo misma que mal acompañada'", concluye.

La voz de la experiencia

Nerea (29) es soltera desde hace diez años. Con su primer novio estuvo 2 años, de los 17 a los 19, y era muy tóxico. Desde entonces, ha tenido encuentros sexuales con diferentes chicos (y una chica), pero prefiere seguir soltera: "El hecho de que mi primera relación fuera nociva (yo idealicé al tipo y era bastante sumisa) no ha influido en mi soltería. Lo que pasa es que siento que, a medida que pasa el tiempo, me conozco más y tengo muy claro con qué tipo de personas quiero pasar el tiempo. Y si no hay nadie que me estimule, no es un drama, tengo a mis amigas y HBO (risas)".

Por otra parte, Lucía (30), hace una reflexión sobre su soltería: "no es que sea una decisión, es mi situación. Hace tiempo, el hecho de que todas mis amigas (vivo en un pueblo de Girona) se estuvieran emparejando e incluso casando, llegó a generarme ansiedad, pero mi psicóloga me ayudó a ver el gran error que estaba cometiendo conmigo. La situación de cada uno no tiene por qué afectarme, lo importante es estar bien emocionalmente y no pensar que tener pareja es la solución a mis problemas. Me costó, eh, pero ahora no me asusta si no conecto con nadie y nadie conecta conmigo nunca. Y lo digo en serio. Tengo la capacidad de pensar en un futuro sola (que no estoy sola, pero vaya). Tengo un trabajo brutal y un círculo de gente muy nutritivo, ¿'pa' qué más?".