Dos 'influencers' dejan en ridículo a ZARA probándose la talla XL

Tallas reales. Esto es lo que demandan algunos consumidores de comercios como Zara, que desde hace algún tiempo tiene problemas en el modo de etiquetar sus prendas. Pantalones o conjuntos que llevan la etiqueta XL o XXL pero que no equivalen a esas proporciones, son mucho más reducidos. Un asunto que cada vez preocupa más y del que se han hecho eco influencers como @everydaypursuits. Esta cuenta de Instagram, manejada por la latina Ashley Torres, realizó hace poco un “reels” junto a otra compañera @kristinazias criticando que las tallas no se correspondían a la realidad de las prendas y que era muy difícil encontrar en la marca de Amancio Ortega una XL o XXL real.

En su vídeo, se observa perfectamente como una misma prenda queda a la perfección cuando se trata de una talla pequeña o mediana, mientras que, en la más grande ni siquiera abrocha. Por ello, Kristina hacía la siguiente petición: “Querido Zara, hazlo mejor”.

Tal es el descontento que existe respecto a este asunto, que multitud de cuentas en el ámbito de las redes sociales lo han denunciado. Cada vez más modelos curvy son susceptibles de no encontrar la ropa que desean o si la encuentran, tienen que recurrir en ocasiones a la talla más grande de la firma, cuando en otras tiendas sus medidas corresponderían a una L.

Un problema que viene de lejos. Ya en el año 2007, el Ministerio de Sanidad pidió al sector textil la unificación de las tallas para que estas fueran iguales sin importar el comercio en el que se comprase la prenda. Esta petición ha caído en saco roto, aunque lo cierto es que algunas firmas han dado pequeños pasos hacia un futuro mejor en este aspecto. Por ejemplo, Zara apostó en su última campaña por la modelo de talla 46 Paloma Elsesser; Mango amplió su rango hasta la talla 52 y H&M también incluyó en su colección las prendas“plus size”.

Sin embargo, hace falta más trabajo en este aspecto, ya que mucha gente joven presenta baja autoestima a la hora de comprarse ropa, teniendo un cuerpo perfectamente normativo y ocupando en ciertos comercios tallas como la XL o XXL, debido al error a la baja en las proporciones que muchas marcas practican en la actualidad. Situaciones graves que pueden incitar a la aparición de conductas alimentarias de riesgo y a una férrea insatisfacción corporal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente