La mujer de Bob Saget rompe su silencio una semana después de la muerte del actor

·2 min de lectura
El actor Bob Saget y su mujer, Kelly Rizzo, en los Creative Arts Emmy Awards de 2018. (Photo: Paul ArchuletaFilmMagic)
El actor Bob Saget y su mujer, Kelly Rizzo, en los Creative Arts Emmy Awards de 2018. (Photo: Paul ArchuletaFilmMagic)

Una semana después del fallecimiento del actor Bob Saget, uno de los protagonistas de la serie Padres forzosos, su viuda, la presentadora y bloguera Kelly Rizzo, ha hecho sus primeras declaraciones públicas.

El actor estadounidense, de 65 años, fue encontrado sin vida en un hotel de Orlando, sin presentar signos de violencia y después de haber actuado la noche anterior dentro de su gira de monólogos. Se espera conocer las causas de su muerte dentro de unas semanas.

Una vez pasado el funeral, en el que sus seres queridos y el elenco de la serie pudieron despedirse de él, la que fue su mujer le ha dedicado una emotiva carta a través de su cuenta de Instagram.

Además de compartir una foto de ambos, Rizzo, de 42 años, se explayó recordando con cariño a su marido. “Mi dulce esposo. Después de mucha reflexión esta semana realmente he estado tratando de no pensar que me han robado el tiempo. En lugar de ello, trato de pensar: qué suerte tuve de ser yo quien se casó CON EL HOMBRE MÁS INCREÍBLE DE LA TIERRA”, comienza.

En los seis años que compartieron juntos —cuatro de ellos como matrimonio—, señala que tuvieron tiempo para hacerse “más felices el uno al otro” y cambiarse la vida mutuamente para siempre.

“Se merece todo el amor. Porque así de increíble era Bob. Él era amor. Si estuviste en su vida, SABÍAS que te amaba, nunca perdía la oportunidad de decírtelo”, recalca. Como cuenta, se querían “muchísimo” y se lo decían “500 veces al día, constantemente”. “Sé cuánto me quiso hasta el último momento y él sabía lo mismo, estoy muy agradecida por ello”, reflexiona.

Si estuviste en su vida, SABÍAS que te amaba, nunca perdía la oportunidad de decírtelo

Tras agradecer la “amabilidad y apoyo” tanto de seres queridos como extraños, Rizzo asegura que “Bob tenía muchas cosas que quería hacer y mucho más amor para dar”, por lo que en la medida de sus posibilidades, esa será su “misión”: “Compartir lo increíble que fue con el mundo y tratar de seguir difundiendo su mensaje de amor y risas”.

Recuerda además que para él fue muy importante la Scleroderma Research Foundation, dedicada a la investigación sobre la esclerodermia, un trastorno autoinmune.

“A sus niñas —el intérprete tuvo tres hijas fruto de su anterior matrimonio con Sherri Kramer, de entre 34 y 29 años— las amaré con todo mi corazón siempre. Cariño, te quiero más que a nada, para siempre”, escribe como colofón.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente