Una muestra repasa 25.000 años de historia de Cantabria a través de la muerte

·3 min de lectura

Santander, 11 jun (EFE).- El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac) acogerá hasta final de este año una exposición en la que se repasan 25.000 años de historia de la región a través de la muerte, en la que se muestran restos humanos de distintas épocas o utensilios localizados en enterramientos, entre otras piezas.

"Vida y Muerte en Cantabria", la única muestra temporal de este año en el Mupac, que se ha inaugurado este viernes, está compuesta íntegramente por fondos del museo, que se han reforzado con pinturas descriptivas de escenas relacionadas con la muerte en distintas épocas y con las nuevas tecnologías al utilizar impresoras 3D para reproducir piezas que no se podían exponer.

La directora general de Acción Cultural, Gema Agudo, ha presentado esta muestra en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el director del Mupac, Roberto Ontañon, y por una de las comisarias de la exposición, Mariam Cueto.

Ontañón ha explicado, en declaraciones a Efe, que la filosofía de esta exposición es mostrar que el museo "no solo funciona como un contenedor de objetos", sino que también tiene entre sus fondos restos humanos, que hay que tratar con "sensibilidad", no tanto en el caso de vestigios prehistóricos, pero sí de épocas más modernas porque pueden ser antepasados de personas vivas.

De hecho, ha recalcado que en este caso la exposición se ha montado siguiendo la "filosofía" del código deontológico del Consejo Internacional de Museos (ICOM, siglas en inglés) para explicar la historia de Cantabria "no tanto sobre los utensilios, sino sobre los propios restos humanos", que son una fuente fundamental de información para saber cómo vivían las personas en diferentes épocas, y también cómo murieron".

"Los restos nos hablan de las enfermedades, de la dieta, de su alimentación, de los conflictos violentos y también de las prácticas funerarias. Cómo nos hemos relacionado con la muerte desde la prehistoria paleolítica hasta la edad contemporánea", ha abundado Ontañón.

En la muestra, según ha detallado, se combinan trece paneles informativos con unos cuadros, ejecutados por Yolanda González, una ilustradora científica, que reproducen un asalto a un castro cántabro y un enterramiento paleolítico en la cueva del Pendo recreados a partir de los propios restos y vitrinas en las que se exponen restos humanos reales y reproducciones en 3D.

Los restos expuestos alcanzan desde el paleolítico superior, el periodo Gravetiense, hace unos 25.000 años, hasta piezas relacionadas con fallecimientos en épocas más contemporáneas, como la Guerra Civil, con cartas y fotos de un fusilado. "El ámbito temporal es el de toda la humanidad que ha habitado en Cantabria", ha precisado el director del Mupac.

La época medieval es la que más vestigios aporta a esta muestra con una presencia importante de restos de la necrópolis de Julióbriga, de la que procede el esqueleto completo de un niño, y también de una etapa más moderna destacan los vestigios localizados en la Catedral de Santander, según ha explicado la comisaria de la muestra, quien ha incidido en la importancia que tienen los restos humanos en la arqueología. "Te informan de la muerte, pero te informan también de la vida", ha resumido Mariam Cueto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente