'La primera muerte': esta escena "sexy" muestra el gran problema de la serie

·4 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Spoilers de 'La primera muerte', la nueva serie de Netflix, a continuación

No hay nada más adictivo que un sincero romance adolescente. Pocos pueden negar el encanto de estas historias, especialmente cuando se trata de amor prohibido (uf, miradas intensas y corazones anhelantes). Añádele un poco de sentido del humor y tendrás una pareja ganadora: parejas como Angel y Buffy, Bella y Edward, Phoebe y Cole (aunque no son adolescentes, pero 'Embrujadas' seguía siendo una serie dirigida a los jóvenes, así que aceptamos pulpo) lo demuestran, y eso que esto es solo un sector de la fantasía televisiva.

'La primera muerte' es el más reciente de una larga lista de dramas fantásticos para adolescentes sobre chupasangres, y aclaremos algo desde el principio: es extravagante, camp y adorable a su manera. No se toma demasiado en serio y tampoco debería hacerlo, no está hecha para hacerlo. Si tienes dudas no tienes más que ver el final (y ese GRAN SPOILER) donde el vampiro recién creado Theo corre por el patio delantero confundido y trastornado. Los ángulos de la cámara parecen sacados de 'El proyecto de la bruja de Blair'. Es ridículo y perfecto al mismo tiempo.

Sin embargo, lamentablemente, a pesar de esas joyas extravagantes, 'La primera muerte' falla en su primer obstáculo y su cutre escena sexy es un síntoma de ese problema.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

El núcleo de la serie, la razón por la que la gente debería querer hincarle el diente, es la historia de amor entre la vampira Juliette Fairmont (Sarah Catherine Hook) y la cazadora Calliope Burns (Imani Lewis). Desafortunadamente, lo suyo es problemático... en el mejor de los casos.

Las emociones que impulsan su romance se sienten forzadas y falsas y es muy decepcionante. Parte de la culpa es el ritmo. La intensidad de los sentimientos de Jules y Cals se desarrolla rápidamente sin que la serie realmente establezca una base para su romance. Todo es sangre, muerte y sentido del deber sin los eventos de la vida real que los unen.

¿Dónde están las miradas anhelantes en las aulas? (Y no, los primeros cinco minutos no cuentan, un episodio no es suficiente). ¿Qué pasa con las citas? ¿Las muchas conversaciones largas que marquen la naturaleza de Montesco y Capuleto de su relación? Ya sabéis, ¿la diversión embriagadora, inocente y adolescente que conduce a una genuina conexión emocional?

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

En consecuencia, cuando llegamos al momento supuestamente más sexy de la temporada, todo se tambalea. Su sesión de jugueteo sexual apoyadas contra un árbol se siente prematuramente fuera de lugar en el arco de la historia. Ninguna cantidad de jadeos, suspiros y gemidos es suficiente para convencernos de que su conexión había progresado a ese nivel de intensidad.

Uno podría verse tentado a atribuir esta sensación apresurada a la relación de la serie con su naturaleza de maratón: está diseñada para consumirse tan rápidamente como se desarrolla la relación amorosa. Sin embargo, esto no es más que una excusa pobre.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

El reciente estreno de 'Heartstopper' lo demuestra. Al igual que 'La primera muerte', la historia de amor queer se desarrolló a lo largo de una temporada completa con solo ocho episodios. En 'Heartstopper', sin embargo, con su música melódica y soñadora y su anhelo palpable, el romance era algo tangible. A diferencia de 'La primera muerte', pudo atraer a los espectadores con todo su corazón a la historia de amor de Nick y Charlie de la manera más impresionante.

Realmente sientes sus necesidades, deseos y su conexión. Sin embargo, a pesar del peligro mortal y la naturaleza prohibida del romance de Jules y Cal, a pesar de tener todos los ingredientes para una historia de amor candente y tórrida, simplemente no es creíble.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Hook hace todo lo que puede y su compromiso con este amor condenado al fracaso es encomiable. Su interpretación de la vampiresa torturada y enamorada de su presa da en el clavo. Los sentimientos de Lewis, sin embargo, no coinciden del todo con el tono de Hook. Es como si estuvieran configurados en diferentes frecuencias, con la pasión de Cal sintiéndose bastante dramática al lado de la sincera y cruda Juliette.

Te deja un poco inseguro de su romance, sin importar cuánto las apoyemos, y vaya si las apoyamos. Una historia de amor LGBTQ+ protagonizada por dos personajes fuertes femeninos es precisamente lo que el mundo necesita, y más a menudo. La serie no hace muchos esfuerzos para abordar el tema de la aceptación, pero en cambio refuerza la normalidad del amor queer. Esto es algo que todas las series necesitan: darle al amor queer el respeto que merece, hacerlo parte del tejido de la sociedad en la ficción y no algo que otros personajes deban aceptar.

Lamentablemente, 'La primera muerte' parece olvidar que el corazón es el centro de todo romance. El amor de Jules y Cal debe tener el mayor peso de la historia y, por lo tanto, explorarse mucho más profundamente de lo que se les permite. En cambio, se siente un poco tibio y poco convincente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente