Muere el tercer científico ruso acusado de desvelar secretos sobre armamento

Un ucraniano del equipo de desminado trabaja en la retirada de armamento tras la marcha de las fuerzas rusas de la ciudad de Izium, el pasado 28 de septiembre. (Photo: Metin Aktas/Anadolu Agency via Getty Images)
Un ucraniano del equipo de desminado trabaja en la retirada de armamento tras la marcha de las fuerzas rusas de la ciudad de Izium, el pasado 28 de septiembre. (Photo: Metin Aktas/Anadolu Agency via Getty Images)

El científico ruso Valeri Mitko, especialista en hidroacústica y acusado de desvelar secretos de Estado a China, ha muerto en San Petersburgo (Rusia), según informó este domingo su abogado.

Es el tercer especialista ruso que muere en los últimos dos años tras ser acusado o condenado por alto traición en relación con la tecnología para el armamento hipersónico.

“Hoy, a los 81 años, murió mi cliente, Valeri Mitko, presidente de la Academia de las Ciencias del Ártico”, explicó el abogado al proyecto de derechos humanos Primer Departamento.

Mitko, cuyo defensor definió como “uno de los mayores especialistas en hidroacústica” de Rusia, fue acusado en 2020 de “entregar materiales, que supuestamente contenían información clasificada como alto secreto, a los servicios especiales de China durante una visita a ese país”.

Dicha información secreta incluía supuestamente datos sobre acústica subacuática y métodos de detección de submarinos.

Mitko, que estaba en arresto domiciliario desde hace dos años, debía comparecer a juicio a finales de este año.

El pasado abril murió otro condenado por alta traición

En abril pasado murió de cáncer otro condenado por alta traición, Román Kovaliov, científico del TsNIIMash, instituto de investigación vinculado a la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Kovaliov, que fue condenado a siete años de cárcel, falleció dos semanas después de ser liberado por motivos de salud. Su esposa había muerto unos días antes.

Era discípulo de otro científico del mismo centro, Víctor Kudriavtsev, que falleció hace un año también de cáncer después de pasar 18 meses en prisión preventiva.

Sus abogados acusaron entonces al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de minar su salud y el avance de la ciencia en Rusia con acusaciones fabricadas.

Según la prensa, a los dos científicos se les acusó de desvelar los resultados técnicos del uso de la tecnología supersónica en el misil de alta precisión Kinzhal y el sistema Avangard.

Precisamente esa tecnología es una de las prioridades del programa de desarrollo de armamento de nueva generación aprobado por el presidente ruso, Vladímir Putin, que lo presentó a bombo y platillo en 2018.

Putin, que mantiene que dicho armamento “no tiene parangón” y puede burlar el escudo antimisiles estadounidense, ha asegurado en varias ocasiones que recurrirá a “todos los medios” para defender la integridad territorial de Rusia, a la que pertenecen desde el viernes cuatro regiones ucranianas anexionadas por el Kremlin.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Vídeo | Ucrania celebra la liberación del bastión de Limán, en Donetsk, mientras Rusia defiende el sur

undefinedundefinedundefinedundefined