Muere Mila Ximénez de cáncer de pulmón

·5 min de lectura
Mila Ximénez confiesa que tiene miedo al cáncer y estalla a llorar (Mediaset)
Mila Ximénez confiesa que tiene miedo al cáncer y estalla a llorar (Mediaset)

La colaboradora televisiva Mila Ximénez ha perdido la batalla contra el cáncer de pulmón a los 69 años. Son muchos los compañeros famosos que han querido despedirse de ella mostrando su tristeza en redes sociales y mandándole mensajes de ánimo durante su larga lucha contra la enfermedad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No ha podido ser, Mila Ximénez ha fallecido a causa de un cáncer que anunció públicamente en julio de 2020 y del que nunca ha querido esconder la gravedad. Ahora, en el ideario de todos, quedan sus buenos momentos en ‘Sálvame’ así como su fuerte carácter, su vehemencia a la hora de defender sus argumentos pero, a la vez, su parte sensible que la hacía derrumbarse con facilidad al tocar temas de las personas que le importaban como su hija Alba.

Mila saltó a la fama a raíz de su relación con el tenista Manolo Santana, con quien se casó en 1983, pero su trayectoria profesional se remonta a cuando estudió Periodismo en la Universidad de Sevilla. La realidad es que Mila no llegó a terminar nunca la carrera universitaria pero, aún así, ha demostrado con creces su validez para desenvolverse en los medios de comunicación.

La sevillana comenzó escribiendo como colaboradora en revistas especializadas sobre tenis, entorno que conocía bien gracias a Santana. En febrero de 1986, la fichó el diario ABC y ya contó con una sección semanal llamada ‘Café con Mila Santana’ donde entrevistaba a personajes famosos de renombre de la época.

A la vez, entre el 85 y el 87, Mila colaboraba con la polémica locutora Encarna Sánchez que trabajaba en la COPE con su programa ‘Directamente Encarna’ y su relación traería cola durante años.

Ximénez ya dominaba la prensa escrita y las ondas radiofónicas cuando, al fin, dio el salto a la televisión, medio en el cual ha pasado gran parte de su vida laboral. Fue en el año 2000 cuando Mila fichó por Telecinco y se volvió, enseguida, una colaboradora indispensable para la cadena por el juego que daba en los debates y por su enganche con la audiencia.

Hemos podido disfrutar a Mila en programas de tanto éxito como ‘Crónicas Marcianas’, ‘TNT’, ‘A Tu Lado’, ‘La Noria’ e incluso en reality shows como ‘Gran Hermano VIP’ o ‘Supervivientes’ donde su papel fue muy aclamado y donde descubrimos a su hermano Manolo, como defensor en aquel entonces, que ha sido su apoyo incondicional durante toda su enfermedad.

Mila Ximénez podría sentirse peor de su cáncer de pulmón (Telecinco)
Mila Ximénez podría sentirse peor de su cáncer de pulmón (Telecinco)

Eso sí, aunque todos esos programas han sido referenciales en Mediaset, el espacio que encumbró a Mila y la acercó al espectador en todas sus facetas fue, sin lugar a dudas, ‘Sálvame’ en todas sus ediciones y la edición nocturna con el ‘Deluxe’.

Ximénez amaba a su familia por encima de todo y, de hecho, su hija Alba se trasladó desde Amsterdam (ciudad donde reside con sus hijos) a Madrid para arropar a su madre en sus peores momentos y, por supuesto, en sus instantes finales.

Pero, además de a su gente, la colaboradora disfrutaba de su profesión y, de hecho, cuando enfermó no dudó en compartirlo en el plató dejando atónitos a algunos de sus compañeros y a los espectadores.

Fue en julio de 2020 cuando Mila confesó que, tras un dolor de espalda y las pruebas pertinentes, se le diagnosticó un cáncer de pulmón. En un primer momento se mostraba fuerte y convencida de que “un tumor no va a poder conmigo” pero, al transcurrir de los meses, empezaba a hablar de cansancio, de miedo y de los dolores del tratamiento contra la enfermedad.

Aunque Milagros siempre ha sido una luchadora nata (ella misma ha contado que ha estado viviendo incluso con la luz cortada por falta de recursos), la patología le ha ido pasando factura y, en los últimos meses, ha estado entrando y saliendo del hospital tras varios ingresos a causa de recaídas.

A través del programa ‘Socialité’ y charlando con su amiga María Patiño, Mila hacía una reflexión sobre sí misma que apuntaba a que algo en su mente había hecho ‘clic’: “He pasado un tiempo donde he petado, donde la cabeza me ha dicho si todo esto merece la pena. A mí me preguntaron una vez si he aceptado la enfermedad, dije que el tratamiento sí y la enfermedad no. Ahora acepto la enfermedad pero me está costando mucho aceptar el tratamiento porque me veo ahí imágenes de una persona activa, que se ha divertido, que me he reído, que he hecho la croqueta. Y ahora entiendo que soy otra persona”.

En febrero de este mismo año, ‘Don Diario’ publicaba una información preocupante sobre el estado de salud de la tertuliana y es que aseguraban que había empeorado y se encontraba en un mal momento físico.

También se aseguró que la quimioterapia le estaba pasando una fuerte factura a su cuerpo y que no se encontraba con buenos ánimos: “Parece que Mila no ha tenido más remedio que recibir otro tipo de quimioterapia algo más agresiva para intentar poner freno a su enfermedad. Una decisión que añade gravedad a su situación y que por el momento la mantendrá alejada de la televisión”.

En marzo ingresó en el Hospital de La Luz y, aunque en abril salió, volvió a ingresar al poco tiempo. Mila tenía claro que no quería verse “consumida como Pau Donés, no quiero llegar a ese punto. Prefiero una vida más corta, pero de calidad”, aseguraba de visita en su programa.

En las últimas semanas, mientras todo apuntaba al fatal desenlace, su amigo y compañero Jorge Javier Vázquez aseguraba que había hablado con ella, que estaba muy animada y alta de energía pero el entorno familiar guardaba un silencio muy preocupante.

'Jaleos’ recogía, a su vez, una información que decía que “Mila lo tiene muy claro y sabe lo que hay. En su última aparición en televisión, dejó un legado” y aseguraba que ya estaba en “tratamiento paliativo”.

Ahora que ha llegado el trágico final, nos queda mirar atrás y recordar a la Mila vital, descarada, trabajadora y familiar que, aún con sus cabreos televisivos, se ganó el corazón de miles de espectadores tarde tras tarde en su ‘cortijo’ de Telecinco.

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente