Muere Issey Miyake, el japonés que creó el bolso favorito de las que más saben de moda

·2 min de lectura
Photo credit: Daniel SIMON
Photo credit: Daniel SIMON

El diseñador japonés Issey Miyake ha muerto a causa de un cáncer de hígado a los 84 años. Retirado de la primera línea de la moda desde hace varias décadas, el genio que supo mezclar tecnología y técnicas ancestrales como pocos falleció el pasado 5 de agosto, aunque la noticia acaba de ser confirmada por la agencia de noticias Kyodo. Natural de Hiroshima (1938), el creador se mudó a París para formarse en moda y trabajar al lado de maestros como Guy Laroche y Hubert de Givenchy. Allí logró hacerse un nombre que no tardó en resonar en toda Europa y Estados Unidos.

Obsesionado por crear un armario sencillo en la forma y complejo en el fondo, en el que la técnica estaba al servicio de la simplicidad visual, Miyake logró firmar algunas de las innovaciones más destacables de su generación. A principios de los noventa creó 'Pleats Please', una línea a base de un tejido plisado que se expande y jamás se arruga (o más bien, siempre está arrugado), o el bolso Bao Bao, un diseño creado por triángulos de plástico unidos entre sí por una malla flexible que le permite adoptar distintas formas y que recuerda al origami japonés. En 2020 el diseño cumplía una década de vida convertido en uno de los bolsos más reconocibles del mundo. También en el favorito de esas editoras y expertas en moda que prefieren huir de los logos y abrazan el regusto innovador y un poco intelectual de este bolso.

Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

Si bien Miyake logró fama internacional gracias a sus fragancias (mención especial merece L’Eau d’Issey, un aroma minimalista que sigue siendo un superventas) o a diseñar los jerséis negros asépticos de Steve Jobs, el bolso Bao Bao es una de sus aportaciones a la industria más famosas e identificables. Lo diseñó en 2010, cuando llevaba más de una década oficialmente retirado de las pasarelas (aunque durante estos años creó la innovadora técnica A-POC –siglas de A Piece of Clothing–, que permite producir ropa de una sola pieza), y pronto se convirtió en objeto de culto para los amantes del lujo silencioso.

Photo credit: PIERRE VERDY
Photo credit: PIERRE VERDY

Lo más curioso de este bolso, es que su nombre, Bao Bao, se debe a la ciudad de Bilbao. El trabajo del arquitecto Frank Gehry y su concepción del Museo Guggenheim fue el punto de partida de Miyake para crear este diseño.

Photo credit: ullstein bild - Getty Images
Photo credit: ullstein bild - Getty Images

Miyake, que preferiría que se refirieran a él como "diseñador" a secas en lugar de "diseñador de moda", recibió en 2010 la medalla de la orden de cultura japonesa, uno de los mayores reconocimientos del país. En sus últimos años apenas concedió entrevistas (su equipo aseguraba que pensaba que "sus creaciones hablaban por él y no era necesario explicar sus inspiraciones") y desde 2020 sus colecciones, que se siguen presentando en París, están a cargo de Satoshi Kondo.

Photo credit: Pool ARNAL/PAT - Getty Images
Photo credit: Pool ARNAL/PAT - Getty Images