Muere Isabel Torres, la actriz a la que no le dio tiempo a recoger los frutos del éxito

·5 min de lectura

Por Mike Medianoche. - Este segundo viernes de febrero nos hemos levantado con una aciaga noticia. La actriz Isabel Torres ha fallecido a los 52 años como consecuencia de un cáncer de pulmón que le detectaron en marzo de 2020. Ese mismo mes, Isabel llegaba a nuestros hogares a través de la serie Veneno, creada por Javier Calvo y Javier Ambrossi, y en la que encarnaba a la popular vedette Cristina Ortiz, La Veneno, en su etapa madura.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando una persona muere joven y de manera casi fulminante siempre es una tragedia. En el caso de Isabel Torres resulta todavía más doloroso, porque si bien se había dedicado al mundo del espectáculo desde joven nunca había tenido mucha popularidad hasta que cumplió los 50, gracias a su primer (y último) trabajo como protagonista en una serie de televisión. Y ahora no podrá seguir cosechando éxitos y recogiendo los frutos de ese papel.

Nacida en Gran Canaria en 1969, Isabel fue la primera mujer transexual en conseguir el DNI con su nombre y género en Canarias, allá por 1996. Al año siguiente apareció en la revista Interviú, y en 200X fue la primera mujer transexual que optaba a ser Reina del Carnaval de Las Palmas.

Con la serie Veneno le llegó una oportunidad de oro para demostrar que era una actriz enorme. Reconocía que siempre había esperado un papel como el de Cristina, pero que pensaba que ya se le había pasado el arroz. Por suerte, Los Javis se convirtieron en sus padrinos y le asignaron el reto de hacer de Cristina La Veneno en su ocaso, en aquellos años en los que había salido de la cárcel e intentaba reinventarse para levantar cabeza.

Su trabajo en Veneno fue espectacular, y nos tocó a todos la fibra sensible. Isabel recordó a aquella Veneno que iba por los polígrafos diciendo burradas sin que nadie se la tomase en serio, la que prefería tener un novio que le daba mala vida que estar sola. Aquella Cristina que terminó muriendo en su propia casa de un golpe en la cabeza, con más soledad que amistades, y que no era capaz de coger las riendas de su propia vida, por muy fuerte que pudiese parecer de puertas para fuera.

El público y la crítica se desvivió con su interpretación, y ella tuvo la suerte de poder recoger ese cariño. Recibió el Premio Ondas a mejor interpretación femenina junto a sus compañeras Daniela Santiago y Jedet, ya que las tres habían interpretado a La Veneno en las diferentes etapas de su vida.

A Daniela y a Jedet les ha ido bastante bien desde entonces; Santiago, por ejemplo, ha llegado a trabajar con Pedro Almodóvar con un pequeño papel en Madres paralelas, y tiene un futuro prometedor. Y Jedet ha aparecido en Cardo, de ATRESPlayer, una de las series más laureadas de la presente temporada televisiva.

BARCELONA, ESPAÑA - 16 DE NOVIEMBRE: Las actrices de la serie de televisión 'Veneno' Jedet y Daniela Santiago posan durante los 68º Premios Ondas en el Palauet Albeniz el 16 de noviembre de 2021 en Barcelona, ​​España. (Foto de Miquel Benítez/Getty Images)
BARCELONA, ESPAÑA - 16 DE NOVIEMBRE: Las actrices de la serie de televisión 'Veneno' Jedet y Daniela Santiago posan durante los 68º Premios Ondas en el Palauet Albeniz el 16 de noviembre de 2021 en Barcelona, ​​España. (Foto de Miquel Benítez/Getty Images)

Isabel Torres, sin embargo, no pudo recoger las mieles cosechadas por Veneno, más allá de un papel en la película 8 años de JD Alcázar y que se convierte en el broche de su filmografía. Como decíamos, en marzo de 2020 le detectaron un cáncer de pulmón, y en noviembre de ese mismo año, cuando Veneno era un auténtico fenómeno (la serie estrenó su primer capítulo en marzo, pero retrasó el resto por la pandemia), Torres comenzó a despedirse de sus seguidores en redes sociales. Tenía metástasis y sabía que su cuenta atrás había llegado.

El cáncer, sin embargo, le dio una pequeña tregua, y pudimos seguir disfrutándola durante unos meses, en los que muy ocasionalmente se dejaba caer por las redes sociales. En noviembre de 2021 fue a Sábado Deluxe y dio una entrevista que fue una lección de vida. Allí comunicó que le habían dado una esperanza de dos meses (que finalmente han sido casi cuatro). “Se mira a la muerte de frente… y te asusta. He hecho todo lo posible por salvar mi vida. Voy a estar preparada para marcharme tranquilamente. Me estoy despidiendo de mis amigos, de mi familia y de mi expareja. Estoy haciendo locuras que no imaginé”, le dijo entonces a María Patiño.

Allí narró cómo el cáncer fue un palo terrible e inesperado para ella, justo cuando estaba rodando “la serie de su vida” -el coronavirus interrumpió el rodaje y la terminó ya enferma-, pero a pesar de ello le echó coraje y la terminó con todo su arrojo. “Aunque me digan 'en memoria de Isabel Torres' lo voy a hacer. Tenía la opción de llorar en un sillón o decir levántate y haz lo que tienes que hacer”, dijo entonces.

La muerte de Isabel se ha comunicado a través de sus propias redes sociales. Hoy, 11 de febrero de 2022, despedimos a Isabel. Aunque su familia y amigos sentimos profundamente su pérdida, sabemos que allá donde vaya se divertirá como solo ella sabe. Gracias por todas las muestras de cariño y preocupación. Se ha marchado sintiéndose muy querida y arropada”, han escrito en su perfil oficial.

Aunque únicamente sea con un papel protagonista, Isabel Torres ya ha dejado escrito su nombre dentro de la ficción española. Ha sido junto a Daniela Santiago y Jedet la primera mujer transexual en protagonizar una serie en nuestro país, y además, contando la historia de un icono como fue Cristina La Veneno. Nos demostró que tenía un potencial enorme, con mucha verdad en su forma de interpretar, y aunque la sensación de tristeza es inevitable, tenemos que alegrarnos por haber podido descubrir a tiempo a una actriz como la copa de un pino.

No se me ocurre otra forma de cerrar este texto que recogiendo una frase de la serie Veneno, cuando el personaje de Valeria le lee a Cristina, interpretada por Isabel, sus memorias.

- Valeria, ¿es bonita mi vida?

- Preciosa.

- Pues léemela otra vez.

Más historias que podrían interesarte: