Muere a los 87 años Jerry Lee Lewis, pionero del rock and roll

Jerry Lee Lewis, al piano en uno de sus habituales 'shows' con los pies, en 1979 (Photo: Charles Paul Harris via Getty Images)
Jerry Lee Lewis, al piano en uno de sus habituales 'shows' con los pies, en 1979 (Photo: Charles Paul Harris via Getty Images)

Jerry Lee Lewis, al piano en uno de sus habituales 'shows' con los pies, en 1979 (Photo: Charles Paul Harris via Getty Images)

Adiós al último miembro de la edad dorada del rock and roll. Jerry Lee Lewis, pionero del género e influencia para generaciones de músicos, ha fallecido este viernes a los 87 años.

El músico estadounidense alcanzó la fama mundial por su gran himno Great Balls of Fire, un tema compuesto por Otis Blackwell y Jack Hammer que Lewis hizo suyo poniéndole voz y piano. La canción se convirtió en uno de los más grandes hits en la historia y su conocimiento llega hasta nuestros días.

Su representante, citado por Associated Press, confirma que el músico ha fallecido en su casa de Memphis (estado de Tennessee, EEUU), aunque no ha revelado la causa. Desde 2019 Lewis arrastraba serios problemas de salud tras sufrir un derrame cerebral. Este accidente le obligó a suspender todas sus actuaciones y apariciones en público tras más de 60 años de carrera en activo.

Con él se acaba una generación que cambió la música y la sociedad misma de los años 50 y posteriores, entre canciones cortas y escándalos sonados. Jerry Lee Lewis se incluye, con todo merecimiento, en la lista de pioneros en una edad dorada del rock and roll que incluye a Elvis Presley, Chuck Berry, Little Richard o Buddy Holly, entre otros.

Precisamente, con muchos de ellos compartió el honor (varios de forma póstuma), de ser la primera generación de músicos en el Rock&Roll Hall of Fame, creado en 1986. No obstante, fue un músico que cultivó varios estilos más allá del rock. En los 60 y especialmente los 70 también se interesó por géneros como el góspel y el country, en un momento de caída social del rock and roll en favor de nuevos sonidos.

El asesino’, como se le apodaba, no solo impregnó la música de su tiempo, sino que pasó por el cine, con la película biográfica Great Balls of Fire, (1989, protagonizada por Dennis Quaid y dirigida por Jim McBride) y el documental de Ethan Coen Trouble in Mind (2022). Además, en 1959 apareció en la película High School Confidential, para la que tocó su tema principal.

La has oído millones de veces, pero... así suena su gran obra, Great Balls of Fire (1957):

Otro de sus éxitos, Whole Lotta Shakin’ Goin’ On, en directo (1957):

Una muestra más: Breathless, en vivo (1958):

La vida tras los focos: una historia de abusos, sombras y delitos

Pero su talento musical y su arrolladora personalidad sobre el escenario, pura rabia, arrogancia y descaro, se vieron ensombrecidos muchas veces por la sucesión de escándalos en su vida personal. Un tormento que incluye prácticamente de todo.

Denunciado a finales de los 50 por estar casado con Myra Gale Brown, una niña de 13 años que además era su prima... mientras todavía estaba casado con su esposa anterior, de inmediato fue cancelado y su fortuna se diluyó.

A esto se le sumaron nuevos matrimonios infortunados, incluida la muerte prematura de dos de sus siete esposas —Jaren Gunn Lewis, ahogada en una piscina en 1982, y Shawn Michelle Stephens Lewis, por una sobredosis en 1984— y las denuncias públicas de maltrato de otras de sus ex.

Su vida también ha estado marcada por un duro historial de abusos de alcohol y drogas, que nunca negó, dando lugar a episodios tan pintorescos como el día que estampó su vehículo, junto a su pareja de entonces, contra las puertas de la mansión de Elvis Presley, Graceland en 1976 tras presentarse en ella pidiendo ver a el rey, que fallecería meses después.

Obviamente, Jerry Lee Lewis fue detenido, como tantas otras veces en la vida de un pionero que con su muerte cierra el ciclo fundacional del rock and roll.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR