'Muñeca rusa', temporada 2: motivos por los que ver la serie más inteligente de Netflix

·3 min de lectura
Photo credit: COURTESY OF NETFLIX
Photo credit: COURTESY OF NETFLIX

Con la cantidad de estrenos que llegan cada semana a nuestra pantalla, tenemos la sensación de que las ficciones son lo más parecido a un alimento de 'fast food': las consumes con emoción, a toda velocidad y ya estás lista para olvidarlas y dejar hueco para las siguientes. Sin embargo, siempre hay alguna que merece la pena degustar con tranquilidad y saborear cada una de sus escenas. Nos pasó recientemente con la segunda entrega de 'Los Bridgerton' y ahora estamos viviendo lo mismo con la temporada 2 de 'Muñeca rusa'. La anterior tanda nos fascinó, pero con los nuevos capítulos han vuelto a superarse y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es una de las series más inteligentes de Netflix.

Nunca ha tenido el mismo bombo que la de Shonda Rhimes y tampoco se ha colado entre los diez contenidos más vistos de la plataforma, algo incomprensible. Por tanto, si no la tienes en el radar, deberías porque te sorprenderá gratamente si buscas una producción diferente a las manidas historias con las que nos topamos frecuentemente. Estas son las razones por las que tendrías que estar viéndola ya.

Su original historia

En la primera temporada, la protagonista Nadia (Natasha Lyonne) moría una y otra vez y siempre aparecía en el mismo lugar: un baño. No le resultó fácil evitar esa situación y tras conocer a Alan (Charlie Barnett), otro tipo en su misma tesitura, lucharon para conseguirlo y así fue. Sin embargo, los que les deparaba de cara a la temporada 2 era todavía más grande, más loco, más genial. Era complicado superar ese arranque y una vez más las creadoras y guionistas (talento femenino al poder), la propia Lyonne, Leslye Headland y Amy Poehler nos ha dejado con la boca abierta ofreciendo una trama en la que la propia Nadia viaja en el tiempo para ponerse en la piel de su madre con el fin de cambiar el pasado y, como consecuencia, también el presente. Imposible explicar tal maravilla porque te estropearíamos la experiencia. Además, es una serie corta para maratonear en una tarde.

Su protagonista

Photo credit: COURTESY OF NETFLIX
Photo credit: COURTESY OF NETFLIX

La pieza clave de 'Muñeca rusa' es Natasha Lyonne en la piel de Nadia. Ella le dio vida en los guiones y, por tanto, la comprende e interpreta como nadie. Esta mujer pelirroja tiene imán, es oscura en su humor y en sus 'looks', dice muchos tacos, camina desgarbada y fuma sin control. Cuando se anunció el fichaje de Chloë Sevigny para la segunda tanda, temimos por este personaje y es que no esperábamos la jugada maestra que nos tenía preparada este tándem. La serie sería imposible sin Lyonne, que vuelve a estar absolutamente magistral.

Photo credit: VANESSA CLIFTON/NETFLIX
Photo credit: VANESSA CLIFTON/NETFLIX

La estética y música

Nueva York como escenario de fondo siempre mola y te atrapa con esa oscuridad que se respira en la serie, cuya estética se adapta a los ochenta, época a la que viaja la protagonista en esta temporada 2. Si en la primera, el tema principal fue el 'Gotta Get Up', de Nilsson, en estos nuevos capítulos escuchamos a Bauhaus, Bach, Depeche Mode, Pink Floyd y Cherry Thompson, entre otros. Y es que 'Muñeca rusa' es un deleite para la vista y para los oídos. No te arrepentirás.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente