Movistar+ estrena la segunda temporada de Gigantes: "Todos los personajes están muy solos y contra las cuerdas"

Por Paula Olvera.- Tras la gran acogida por parte del público y la crítica de la serie Gigantes este viernes 22 de marzo se estrena la segunda temporada en Movistar+. En Yahoo! tuvimos la posibilidad de disfrutar de los dos primeros episodios de la nueva tanda. Las expectativas estaban altas pero la continuación se ha superado con creces ya que se aprecia que las mujeres van a tener una mayor relevancia en la trama, estableciendo nuevas alianzas. No obstante, los personajes interpretados por Daniel Grao, Isak Férriz y Juan Carlos Librado (más conocido como Nene), con los que hemos podido hablar junto a otros medios, seguirán al pie del cañón.

Gigantes (©Movistar+)

Una vez más, en los nuevos episodios las localizaciones de la historia, los espacios exteriores del Madrid castizo y sus extrarradios, se conciben como un personaje más. Nos encontramos además ante un proyecto audiovisual que por fin refuerza que las series españolas han dado un giro de 180 grados. La plataforma de pago hace caso a un público adulto que demanda otro tipo de contenidos y que no se sorprende, sino que se espera, que por ejemplo Óscar Higares aparezca con la cara quemada en el segundo capítulo o que se muestre el mayor realismo posible de la explosión que marca el inicio de los nuevos episodios.

Tal y como asegura Daniel Grao las relaciones entre hermanos se verán enturbiadas en esta nueva tanda de capítulos porque, a punto de ser destruidos por sus socios colombianos, parece que más que destruirse los tres Guerrero se verán obligados a superar sus diferencias y unirse para luchar hombro con hombro. “El mal rollo impera igual o más que en la primera, pero sí que hay una particularidad a partir del tercer capítulo: se van a tener que, temporalmente, necesitar. Eso le da cierta cabida a la ternura  y a ciertas dosis de comedia”. El actor que encarna a Tomás asegura además que “en esta temporada todos los personajes están muy solos y muy contra las cuerdas y tendrán que tomar ciertas decisiones que le da la potencia a la segunda parte”.

El punto de inflexión antes de volver a aunar fuerzas es, según Isak Férriz, “el reencuentro del capítulo 8. Cambia la dinámica, el sentido de su destino y posponen su duelo final en un viaje de huida hacia delante en busca de la supervivencia”.

Gigantes se encuadra entre drama y thriller con la finalidad de seguir el rastro de delincuencia de los hermanos protagonistas. En este sentido se aprecia una increíble transformación del personaje encarnado por Nene: “Intento separarme lo más posible de ellos, pero un suceso hace que Clemente se acerque más a la sangre que lleva en las venas”.

En el primer episodio de esta segunda parte el personaje encarnado por Daniel Grao menciona a su padre. No cabe duda que el papel interpretado por José Coronado en la primera temporada marca irremediablemente el carácter y las acciones de los hermanos Guerrero en esta nueva tanda de capítulos porque fue un padre brutal que educó, tanto a Tomás como a sus otros dos descendientes, en la pelea para sobrevivir. “Se partiría el culo de ver cómo nos estamos destruyendo”, apunta el actor. Yo creo que de Clemente estaría orgulloso. Donde quiera que esté, estará riéndose y diciendo: eres otro perro más”, añade Nene.

De hecho, el enemigo a batir “sigue siendo Abraham. No hay rival que pueda igualar a toda una educación a palos sin permitir que entre un ápice de emotividad y de cariño. Una educación sin figura femenina que te enseñe cómo conectar con todo esto”, recalca Isak Férriz.

Gigantes es la primera serie en la que los tres protagonistas trabajan a las órdenes de Enrique Urbizu. Quizás por esto, Daniel Grao recalque que el verdadero reto es “seguir trabajando con él”. “Ese se ha convertido en nuestro reto para su desgracia. El reto es conseguir otra vez que nos llame, bromea Nene. “Se dice mucho el tópico de hemos sido una familia, en este caso ha sido totalmente real. Se han creado unos lazos y ya no sólo entre el elenco actoral sino dirección y equipo técnico”, concluye.

“Eso dice mucho de cómo imprime Enrique el carácter de sus rodajes. Hablamos muchísimo del proyecto, no ensayamos a priori antes del set mucho, pero enseguida tiene una sonrisilla, le encanta trabajar con  nosotros y te da unas premisas muy precisas y muy entendibles que te ayudan de manera muy sencilla a arriesgar”, explica Isak Férriz.

Acabamos con un posible adelanto de lo que serán los nuevos capítulos que nos invita a no perdernos la continuación de la historia. En el caso de que los hermanos tuvieran que sacrificar a algún miembro de su sangre, Isak Férriz y Nene coinciden en que sería Tomás. “Es con el que menos trato he tenido”, explica el actor que encarna a Clemente. La figura paterna cuando desaparece Abraham la ocupa Daniel, por eso enfrentándome a la vida que quiero llevar me tira más el amor por mi hermano. Esa figura paterna que veo en Daniel me hace seguirle hasta las últimas consecuencias”. Por último, Daniel Grao reflexiona y acaba apuntando que “a Tomás le importa poco cualquiera. El que necesite. La sentencia de los tres es esa dualidad entre pisar al de al lado si hace falta, hemos sido adiestrados por padre para ser gigantes, pero al mismo tiempo nos buscamos todo el rato”.

Para seguir leyendo:
Daniel Grao: “Tener el reto de componer un personaje alejado a uno no pasa mucho en la ficción”
Enrique Urbizu: “Sin la colaboración de los gitanos no hubiéramos podido hacer Gigantes”

Imagen: ©Movistar+