¿El movimiento #MeToo ha muerto con la victoria de Johnny Depp a Amber Heard?

·2 min de lectura
Tarana J Burke credit:Bang Showbiz
Tarana J Burke credit:Bang Showbiz

El veredicto del juicio por difamación de Amber Heard y Johnny Depp ha generado una ola de reacciones tanto a favor como en contra. De estas últimas, una gran cantidad de comentaristas y activistas han afirmado que el triunfo del actor ante su ex esposa disuadirá a las víctimas de abusos domésticos de denunciar y que, incluso, podría significar la muerte del movimiento #MeToo

Ante esto, la fundadora del movimiento, Tarana J Burke, publicó un extenso comunicado tras el veredicto del jurado, que determinó que el protagonista de 'Piratas del Caribe' había sido difamado por Heard y que ella lo había acusado falsamente de abuso doméstico.

"El movimiento #MeToo no está muerto, este sistema está muerto. Este es el mismo sistema legal en el que han confiado para obtener justicia y responsabilidad durante décadas, sin éxito. Cuando consigues el veredicto que quieres, 'el movimiento funciona'; cuando no, está muerto".

Refiriéndose a los casos de agresión sexual contra Harvey Weinstein, de 70 años, y Bill Cosby, de 84, prosiguió: "Cuando Weinstein fue a la cárcel se dijo: '¡yo también estoy ganando!'. Cuando Cosby volvió a casa fue, '¡Qué golpe, yo también estoy perdiendo!'", dijo la activista.

Asimismo, añadió: "Hemos construido la primera agenda política del país creada únicamente por Supervivientes, y por primera vez desde que Anita Hill subió al estrado hace tres décadas, tuvimos un diálogo nacional sostenido sobre, no sólo el acoso sexual, sino el espectro de la violencia sexual en este país. Esto se suma a las diversas leyes y políticas aprobadas, etc. Este movimiento está muy VIVO".

"Todos quieren jugar al ping pong y ganar con el hashtag porque no significa nada para ellos, así que intentan matarlo cada pocos meses. Pero significa algo para millones y millones de personas. Significa libertad. Significa comunidad. Significa seguridad. Significa poder. No pueden matarnos. Estamos más allá del hashtag. Somos un movimiento".

Anita Hill se convirtió en una figura del movimiento en 1991 cuando acusó al candidato al Tribunal Supremo de EU, Clarence Thomas, ahora de 73 años, -que fue su supervisor en el Departamento de Educación de ese país y en la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo- de acoso sexual, que él finalmente negó.

El movimiento #MeToo se extendió como un hashtag viral que animaba a las mujeres a hablar de sus experiencias de acoso sexual después de que surgiera una masa de acusaciones de violación contra el productor de Hollywood, Weinstein.

Por su parte, el cómico Cosby ha vuelto a impulsar el movimiento en los titulares, ya que actualmente se enfrenta a acusaciones de abuso sexual en un juicio civil, luego de que un tribunal de apelación de Pensilvania anulara su condena penal por agresión sexual y lo liberara de la cárcel hace 11 meses.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente