Motor y Juanita se funden en un beso; ‘Que te perdone Dios’

Por Telenovela

From Diez Minutos

QUÉ HA PASADO

• Motor se aleja de Eduviges.

• Diego no se casa con Abigail al saber que es hijo de Bruno.

• Lucio asesina a Vicenta.

Motor ayuda a Simona en el puesto del mercado y esta le aconseja que olvide a Eduviges y busque a una buena muchacha para casarse y formar una familia: “Juanita te mira de manera muy especial”. Así, el mecánico la acompaña a su casa para llevarle las bolsas de la compra y le pregunta si quiere salir con él. “Había esperado tanto este momento…”, asegura ella antes de besarlo. Toño sigue con sus desprecios a Simona y sus amigas salen en su defensa. Más tarde y en su intento por consolar a la mujer, Helena le cuenta que no es la única que ha construido su vida a base de mentiras: “Mateo no sabe que su padre es Fausto y no Gerardo”. También Renata se anima a sincerarse: “Abigail es mi hija. He sufrido mucho, me la arrebataron de mis brazos”.

Abigail encuentra a Diego malherido

Max y Abigail encuentran en el jacal a Diego malherido, pero este se niega a ir a ver a un médico. “Nadie puede saber lo que me pasó. Yo me encargaré de hacer pagar al culpable”, pide. De regreso a la hacienda, Abigail tiene un fuerte enfrentamiento con Fausto y, cuando amenaza con despedirlo como administrador de La Enramada, él acepta que Melitón y Benito sigan viviendo en sus tierras.

Harta de ser la amante de Julio, Eduviges le presiona para que formalicen su relación. Sin saberlo, Efigenia está en la misma situación y ella sí consigue fijar una fecha para su boda. “Será en cuatro meses. Toño debe salir de nuestras vidas”, dice.

Ximena se siente atraída por el padre Tomás y aprovecha un partido entre los niños del pueblo para acercarse a él. De nuevo en la iglesia, Mateo lo visita para desahogarse. “El acercamiento de Fausto a Abigail no es sincero. Si le hace algo, juro que soy capaz de matarlo”, afirma. Durante la presentación de un centro para personas invidentes, Renata anuncia que Diego es su hermano. No contenta con esto, habla con su abogado para que el joven pueda disfrutar de la parte de la herencia que le corresponde.

Unos mensajes anónimos circulan por el pueblo Justo cuando Fausto descubre un anónimo donde dice que él es el padre de los gemelos de Diana, esta se desmaya y debe ser traslada al hospital. “Ha sufrido un paro cardíaco y los bebés tiene riesgo de sufrir daños cerebrales”, informan los médicos. Ximena ofrece a Lucio el dinero que necesita para el tratamiento de Max a cambio de que aleje a Patricio de Renata.

Constanza se da cuenta de que en la fecha en la que murió Pablo, Bruno no estaba en Real de San Andrés por lo que no puede ser el asesino y el comandante Barragán decide reabrir el caso. Ajeno a esto, Fausto acusa a Macaria de haber mandado el anónimo y la obliga a comerse el papel. En el hospital, Diana se recupera favorablemente y escucha una discusión entre Helena y Fausto. “Si me haces daño, le diré a Mateo que eres su padre y que mataste a Gerardo por ambición”, lo amenaza ella.

Tres hombres golpean a Patricio advirtiéndole de que se aleje de Renata o morirá. En el pueblo siguen recibiéndose anónimos y esta vez aseguran que la caída de Freddy y la muerte del padre Francisco no fueron accidentales. También llega uno a las manos de Mateo: “Los hijos de Diana son de Fausto”. Para ese entonces, el pérfido hacendado trata de asfixiar a su amante. Una trabajadora social se lleva a Domingo porque su adopción no se hizo de forma legal.