El motivo por el que Miguel Ángel Silvestre casi no pudo grabar la última secuencia de 'Velvet'

Miguel Ángel Silvestre ha vuelto a las galerías Velvet, el escenario en el que dio vida a Alberto Márquez y vivió una apasionante historia de amor con Ana Ribera (Paula Echevarría) que enganchó a la audiencia durante dos años. Más tarde, la trama se trasladaba a Barcelona, con Marta Hazas como protagonista de un spin-off llamado Velvet Colección, en el que Alberto y Ana ya no aparecían.  Sin embargo, ambos han vuelto a encontrarse con gran parte del elenco principal recientemente, con el fin de grabar un último episodio con la ficción de Movistar+ se despide definitivamente de la pantalla.

VER GALERÍA

rodaje velvet

El actor ha querido compartir con sus seguidores la alegría de recuperar su personaje, mostrando en redes sociales algunos de los momentos del rodaje o la lectura de guion, al igual que han hecho otros compañeros como Paula Echevarría, Marta Hazas o Asier Etxeandia. El último, uno en el que se despide de la serie emocionado por haber acabado la secuencia final. Subido a un escenario, frente a un micrófono, el valenciano aseguraba que se lleva un bonito recuerdo de la experiencia. Horas más tarde, el propio artista confesaba que la última grabación no había salido como esperaba.

VER GALERÍA

miguel angel silvestre instagram

"Cuando las cosas no salen según lo planeado", anotaba en su cuenta de Instagram, acompañando un vídeo en el que explica lo complicado que fueron para él los últimos minutos frente a la cámara. "Sobreviví a la noche de ayer contra todo pronóstico. El caso es que me recogieron a la una y media de la madrugada, entonces dije a las siete de la tarde 'Me voy a tomar algo para dormirme y así por lo menos duermo tres horas o cuatro'. El problema es que lo que me tomé no me hizo efecto en el momento... Me hizo efecto cuando empezamos a rodar", confesaba el actor entre risas.

"Yo notaba que cuando hablaba me trababa un poco. Entonces el director decía: 'Corten, venga no pasa nada, vamos a continuar'", continúa, "se me empezó a dormir, no los ojos, pero el cuerpo entero lo tenía que no podía con él". Quien fuera protagonista de Sin tetas no hay paraíso confesaba a sus fans que no sabía qué le pasaba y que así se lo dijo al directo, quien le insistía en que se relajara. "Si relajado, relajado estoy", termina a carcajadas de contar estar curiosa y divertida anécdota que puso en 'peligro' la secuencia final de la serie. Finalmente, parece que se rodó sin mayor problema y que las galerías Velvet han echado el cierre para siempre. El estreno de este episodio final, que promete ser muy emotivo, está previsto para las próximas navidades.