El motivo por el que de repente todo el mundo se raspa la lengua

·5 min de lectura
Un raspador de lengua es una pieza de metal o plástico larga, delgada y plana que se dobla en forma de
Un raspador de lengua es una pieza de metal o plástico larga, delgada y plana que se dobla en forma de "U" para eliminar bacterias, restos de comida y células muertas de la superficie de la lengua. Se ha convertido en el nuevo objeto de culto. Sus defensores aseguran que no pueden pasar sin él porque deja la boca con una sensación de limpieza integral, y notablemente más fresca. (Foto: Getty)

Limpiarse la lengua forma parte del ritual de limpieza dental, pero hasta hace bien poco nadie hablaba del 'raspado' ni se usaba una herramienta específica para tal fin, pero este objeto ha ido ganando puntos entre las nuevas formas de autocuidado provocadas por la pandemia.

Según un artículo publicado por The Journal of the American Dental Association, el raspado de la lengua se ha practicado durante siglos en lugares como la India y América del Sur (utilizando herramientas fabricadas con materiales que incluyen madera, huesos de ballena y carey), pero es una moda bastante más reciente entre los occidentales.

Ahora se ha puesto de moda desde que celebrities como Pilar Rubio confesara que siempre lleva el limpia-lenguas en el bolso porque lo necesita para sentir una limpieza integral de la boca. Le gusta tanto la sensación que produce que se lo regala a todos sus amigos, según cuenta en un video publicado en el canal de Youtube de la revista Vogue.

Para quienes se preguntan en qué consiste exactamente el raspado de la lengua: se trata de pasar el limpiador por la lengua para eliminar bacterias, partículas de alimentos y otros desechos de la superficie.

"Es una herramienta en forma de curva fabricada normalmente en acero inoxidable o silicona con la que se va retirando la acumulación de bacterias no deseadas de la superficie de la lengua", explica a Glamour el dentista Michael Apa, fundador de Apa Aesthetic.

Sí, se puede obtener un resultado similar si simplemente te cepillas la lengua varias veces mientras estás lavándote los dientes. Pero algunos expertos dicen que una herramienta especial para raspar la lengua es mejor para eliminar la placa y las bacterias de la superficie de la lengua.

"La lengua tiene una gran área de superficie y es fácil que se le adhieran residuos. El enjuague ayuda, pero usar un raspador de lengua es muy beneficioso", apunta el dentista Marc Lowenberg, fundador de Lowenberg, Lituchy & Kantor.

En teoría, rasparse la lengua podría ayudar a mantener el equilibrio adecuado de bacterias "buenas" en la boca. A su vez, estas bacterias podrían favorecer la producción de óxido nítrico, que nutre las células madre que ayudan a reparar y reemplazar las células viejas dañadas.

Es por eso que, aunque los estudios aún son muy limitados, algunos científicos creen que el raspado regular de la lengua podría mejorar el mal aliento, mejorar el sabor y disminuir las caries. En concreto, hay evidencias de que reduce la incidencia general de estreptococos Mutans y bacterias Lactobacilli en la boca. Se sabe que estos tipos de bacterias causan halitosis y caries dental.

Las investigaciones también encontraron que los raspadores de lengua eliminan más cantidad de compuestos de azufre volátiles en la lengua que un cepillo de dientes de cerdas suaves.

Así que aunque limpiarse la lengua con un cepillo de dientes es mejor que no limpiarla, usar un raspador de lengua es más efectivo.

Pero ojo porque aunque raspar puede ayudar a eliminar el mal aliento, la constancia es la clave. Por ejemplo, usar el raspador de lengua por la mañana no evitará que se desarrolle el mal aliento a lo largo del día. Las bacterias se acumularán a medida que comas y bebas, por lo que si te preocupa el mal aliento, deberás usarlo después de cada comida.

En concreto, el raspado de lengua está especialmente indicado para una "lengua saburral o cubierta", lo que significa que existe una acumulación de bacterias y células muertas como consecuencia de:

  • El uso de medicamentos.

  • Fumar.

  • Boca seca.

  • Un cepillado inconsistente.

  • Infecciones por hongos.

Además, rascarse la lengua no solo sirve para eliminar las bacterias dañinas que inflaman las encías y prevenir las caries, también es esencial para tu bienestar general. Cuando se ignoran estas prácticas para una higiene oral adecuada, se pueden provocar problemas de salud como infartos y otras enfermedades cardíacas.

Por otro lado, todas las toxinas que se quedan en nuestra lengua, acaban esparcidas por nuestro cuerpo, lo que puede ocasionarnos muchos problemas gastrointestinales.

De hecho, la digestión adecuada se considera la base de la salud. Dado que la digestión comienza con el sabor, el sistema médico antiguo (Ayurveda) dice que eliminar las toxinas en la lengua hace que todo el proceso digestivo funcione mejor.

El raspado también activa la producción de saliva y promueve el 'agni' o fuego digestivo del cuerpo para ayudar con la digestión durante todo el día. "Si tu lengua está recubierta de una película blanca, eso son toxinas, o Ama. También lo puedes notar si tu digestión es pesada, lenta, produce gases y te deja sin energía", explica Julia Zatta, experta en Yoga y Ayurveda.

Como ves, no hay nada de malo en incorporar el raspado de la lengua a tu rutina, ya que no existe un riesgo inherente a esta práctica. Las lesiones y la irritación solo surgen cuando se raspa demasiado fuerte. En cuanto a las náuseas (una de las mayores preocupaciones sobre el raspado de la lengua es estimular el reflejo nauseoso y que esto te haga vomitar mientras te raspas la lengua), solo tienes que evitar colocar el raspador demasiado atrás.

Dicho esto, recuerda que los pilares para una buena higiene dental siguen siendo los mismos: Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con una pasta dental con flúor, usar hilo dental al menos una vez al día., limitar las bebidas azucaradas como parte de una dieta saludable, y visitar a tu dentista regularmente para prevenir y tratar enfermedades dentales.

No obstante, si te gusta la sensación de raspar la lengua y el resultado, puede incorporar este hábito a tu rutina dental como el tercer paso después del cepillado y el uso de hilo dental, y antes del enjuague bucal.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La afección por la que la lengua se vuelve negra y peluda

Hay que cepillarse los dientes antes de desayunar y poco nos lo han dicho

Llevas toda la vida lavándote mal los dientes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente