El motivo de una actriz de Hannah Montana para abandonar Hollywood

·2 min de lectura

No todo es fama en esta vida y sino que se lo digan a Morgan York, exactriz infantil de Hannah Montana que optó por aparcar la actuación a pesar del éxito de la serie. Esta joven californiana de 28 años actualmente trabaja como escritora, y a través de un vídeo de TikTok ha dado las claves de por qué abandonó la interpretación cuando tenía por delante una prometedora carrera artística. 

Dejando a un lado su rol en Doce en casa (2003) y su secuela Doce fuera de casa (2005), si por algo es recordada Morgan York es por su papel de Sarah en 11 episodios de la serie de Disney Hannah Montana, protagonizada por Miley Cyrus, y disponible actualmente en el catálogo de Disney +. Corría el año 2006 cuando empezó en la actuación a la temprana edad de 9 años y se embarcó en esta aventura televisiva que sentenciaría su precoz trayectoria delante de las cámaras.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Ha sido precisamente ahora, a 11 años de su último trabajo profesional como actriz, cuando Morgan York ha respondido a la pregunta de un fan sobre si extraña la profesión tras haber formado parte del reparto de una de las comedias familiares más queridas. Pues bien, después de negar en rotundo la cuestión, la joven se ha lanzado a compartir una explicación más profunda.

"Empecé a actuar cuando tenía 9 años y desde el principio, mi mamá me dijo: En el segundo en que no sea divertido o quieras parar, puedes parar", ha dicho la exactriz infantil para luego añadir, en otro Tik Tok, que no mantiene el contacto con ninguno de sus compañeros de reparto. Que ella los sigue en redes sociales, pero que ellos no la siguen a ella.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Nunca esperé que fuera algo de toda la vida. Incluso recuerdo cuando era niña tratando de imaginarme a mí misma como una actriz adulta y simplemente no verlo. Me vi a mí misma dejando de actuar al menos cuando comencé la universidad y luego nunca volvería”. Vamos, que una vez que ingresó en la institución de enseñanza superior tomó la decisión de cerrar las puertas a Hollywood.

Igualmente Morgan York ha recordado la sorpresa por la reacción de la gente a su decisión: "Creo que también subestimé enormemente la cantidad de alboroto que se generaría por ello". Y es en este punto donde la joven californiana ha dado la clave sobre su giro profesional. "Pensé que podía irme y nadie me preguntaría durante los próximos 11 años de mi vida, ¿Por qué dejaste de actuar? Pero sí, ya no era divertido. Mi pasión por la actuación no superó todos los precio que conlleva, como todo el tiempo que tienes que pasar lejos de tus seres queridos en el set y el constante escrutinio de la gente que te mira". En otras palabras, la joven considera que hizo muchos sacrificios cuando estaba grabando que no le compensaban como pasar tiempo lejos de su familia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cabe destacar que, en la actualidad, esta exestrella infantil se gana la vida como escritora de ficción. De hecho, ahora está trabajando en su séptimo libro. También colabora escribiendo en varios blogs y revistas online.

En suma, después de que la actuación dejara de ser divertida para ella, esta actriz de Hannah Montana, que también apareció en The Pacifier, decidió centrarse en su carrera como escritora. Y es que, como vemos, Hollywood está repleto de historias de estrellas infantiles que acarrean dificultades por la pérdida de privacidad que viene implícita con la fama.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@morganyorkwrites)