Morgan Freeman niega TODAS las acusaciones de acoso sexual y teme que su legado "sea minado"

Ci 54

Morgan Freeman se ha mostrado devastado tras las acusaciones de acoso sexual y ha expresado que 80 años de su vida corren “riesgo de ser minados.

Morgan Freeman en la película <em>Bienvenidos a Villa Capri </em>(2017).
Morgan Freeman en la película Bienvenidos a Villa Capri (2017).

El octogenario actor ha negado las acusaciones –que critican un comportamiento que hacía sentir incómodas a algunas mujeres en sus rodajes– e insiste en que solo trataba de hacer que “se sintieran apreciadas y relajadas.

En una reciente declaración, Freeman aseguró: “Estoy devastado por la posibilidad de que 80 años de mi vida corran riesgo de ser minados en un abrir y cerrar de ojos”.

Todas las víctimas del abuso y el acoso sexual merecen ser oídas. Y necesitamos escucharlas […] Pero no está bien equiparar incidentes de abuso sexual con cumplidos inapropiados o con el humor”, añadía.

¿QUÉ PASÓ?
Una asistente de producción aseguró que Freeman había tratado de levantarle la falda en repetidas ocasiones mientras trabajaba en la película Un golpe con estilo (2017).

Mientras que otras 15 personas también han descrito un patrón de comportamiento similar, y han acusado a Freeman de hacer comentarios sobre la vestimenta o el cuerpo de las mujeres.

El actor, en una escena de la cinta <em>Un golpe con estilo</em> (2017).
El actor, en una escena de la cinta Un golpe con estilo (2017).

SU DEFENSA
Inicialmente, Freeman se había disculpado “a cualquiera que se sintiese incómodo o vilipendiado”, al conocerse los informes tras la investigación llevada a cabo por la cadena CNN. El actor añadió que “solía bromear y hacer cumplidos a las mujeres” para que estas se sintiesen “apreciadas y relajadas”.

Pero Freeman –cuyo nombre se valora en torno a los $200 millones– también confesó que “no se expresaba de la forma en que pretendía”.
Admito ser una persona que necesita hacer que las mujeres –y los hombres– se sientan apreciados y relajados junto a mí”.

Como parte de eso, suelo intentar bromear y hacer cumplidos a las mujeres, en lo que yo consideraba una forma desenfadada y humorística […]
Claramente no siempre me expresaba de la forma en que pretendía” sentenció en su defensa.

El actor asegura que dicha interpretación incorrecta de sus actos es “por lo que me disculpé el pasado jueves y por lo que seguiré disculpándome a cualquiera a quien haya molestado, aunque fuese sin intención de hacerlo”.

Y añadió: “Pero también quiero dejar esto claro: no contribuí a crear entornos de trabajo poco seguros. No abusé de las mujeres. No ofrecí empleo ni ascensos a cambio de sexo”. Cualquier insinuación de que lo hice es completamente falsa” declaró.

CNN habló con 16 personas que describieron el mencionado patrón de comportamiento, incluyendo sucesos que tuvieron lugar delante de testigos e incluso de las cámaras, según el informe.

La cadena asegura haber hablado con tres reporteras de entretenimiento que aseguran que Freeman les hizo comentarios inapropiados durante las entrevistas, incluida la reportera Chloe Melas –que estaba embarazada en el momento de los hechos y que ha co-escrito la investigación.

Malas asegura que Freeman le estrechó la mano y que la miró de arriba a abajo repetidas veces, diciendo cosas como “me gustaría estar ahí dentro” o “ya estás madura”, hace menos de un año.

Para seguir leyendo:
Harvey Weinstein se entregará voluntariamente a la policía de Nueva York
Jason Bateman cava su propia fosa: defiende los acosos violentos de Jeffrey Tambor delante de una víctima en lágrimas

Imágenes: ©Broad Green / Warner Bros.