Mon Laferte muestra sus senos en los Latin Grammy para denunciar que "en Chile torturan, violan y matan"

Mon Laferte ganó un Latin Grammy en Las Vegas y aprovechó los reflectores a su paso por la alfombra roja, y luego en su discurso, para pedir justicia en Chile y reivindicar la lucha de los jóvenes en su país, tras semanas de protestas masivas contra las políticas económicas y sociales del gobierno, que han sido violentamente reprimidas por las autoridades.

Mon Laferte en la alfombra roja de los Latin Grammy en Las Vegas. (Photo by Denise Truscello/Getty Images for LARAS)

Al llegar a la pregala de los premios, la cantante chilena se colocó frente a las cámaras de la prensa internacional, se quitó la gabardina negra que llevaba puesta y desnudó su torso por completo para dejar al descubierto el duro mensaje escrito en letras negras y mayúsculas en su pecho: “En Chile torturan, violan y matan”.

Un pañuelo verde, símbolo de la lucha por la legalización del aborto, rodeaba su cuello.

"Esto es para Chile", dijo luego la cantante al anotarse el galardón al mejor álbum de música alternativa por "Norma".

"Y quiero leer una décima que me pidió una compañera cantora chilena que es La Chinganera a raíz de lo que está pasando en mi país que es Chile", añadió.

"Chile, me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena, que te aprisiona hasta el centro. Chile afuera, Chile adentro. Chile al son de la injusticia, la bota de la milicia, la bala del que no escucha. No detendrán nuestra lucha, hasta que se haga justicia", recitó.

Asimismo, su compatriota Cami actuó en directo interpretando su canción "La despedida" y, antes de iniciarla, la dedicó también a Chile.

"Creo mucho en mi generación, creo muchísimo en mi bandera, creo mucho en la gente y el pueblo chileno", dijo Cami en una entrevista con la agencia EFE acerca de las manifestaciones en Chile.

"Cuando las raíces están tan podridas, siguen metiéndole tierra e intentando taparla y decorarlo bonito. Pero la raíz está podrida, huele mal: ya no tiene más de dónde alimentarse. Hay que sacarla y, cuando nos damos cuenta de lo putrefacto que estaba todo, es catastrófico. Crea un impacto social muy denso (...). A partir de lo que estamos viviendo va a salir una oportunidad gigante", aseguró.

Mon Laferte obtuvo su distinción en una ceremonia no televisada donde se entregan cada año la gran mayoría de los galardones de los premios de la Academia Latina de la Grabación.

(Photo by Greg Doherty/Getty Images for LARAS)

Esta pregala tiene lugar justo antes de la gran ceremonia de los Latin Grammy, en la que se reparten solo unos premios, pero que son los más mediáticos, y que sí es televisada y cuenta además con las actuaciones de grandes estrellas.

Las protestas sociales en Chile se encaminan a cumplir un mes, con un saldo de 22 muertos y jornadas de extrema violencia, saqueos e incendios, que buscan, entre otras demandas, una nueva Constitución que permita destrabar la crisis, la mayor desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Reporte elaborado con información de EFE y AFP.