Esta modelo presume de estrías postparto para luchar contra las imposiciones estéticas

Margarita Lázaro

Sofia Lindfors tiene 38 años, dos hijas y varias cicatrices en la barriga que no quiere ocultar. La modelo e influencer sueca lo demuestra día tras día en su cuenta de Instagram, donde suma más de 13.000 seguidores, y lo demuestra también este mes en el especial de verano de la revista Mama.

Junto a sus dos hijas, de seis y un año, la modelo posa en la revista con un bikini amarillo que deja al descubierto una barriga flácida con estrías de la que se siente orgullosa. "He sufrido 84 semanas de embarazo, tengo dos hijas, mi cuerpo ha sido cortado, usado y cosido y sobreviví. ¡Quiero que parezca que soy una guerrera, un dadora de vida, una verdadera supermujer!", asegura en la entrevista.

"Quiero que se vea que soy una guerrera, una dadora de vida, una verdadera supermujer!".

Lindfors alimenta con esta portada la imagen que lleva tiempo proyectando en sus redes sociales, donde no tiene ningún problema en mostrar no sólo la barriga sino también las marcas de la cesárea. Lo importante es recuperarse poco a poco. "Sentirte tranquila y no verte arrastrada hacia esa espiral enferma de 'ponte en forma y sexy de nuevo'. No entiendo por qué tiene que ser todo tan apresurado. ¿Dónde está tu tiempo?", se pregunta.

Su forma de pensar no fue siempre así, cambió cuando durante el primer embarazo supo que su hija nacería con una enfermedad congénita que afectaba a la vejiga. Antes medía 1,74, pesaba 50 kilos y se preocupaba, según confiesa en la revista, por el ancho de sus "gigantescas" caderas y por entrar en sus pantalones.

En el momento en que nació Charlie todo eso cambió. "Cambió la vida y cambiaron todas las prioridades", asegura. "Nos vimos envueltos en una sucesión de operaciones durante más de dos años de atención constante y mucha ansiedad. Cuando la gente me preguntaba en las entrevistas cuánto tardé en perder barriga les lanzaba unas...

Sigue leyendo en El HuffPost