Mo Farah revela que llegó ilegalmente a Gran Bretaña cuando era niño y fue esclavizado

·2 min de lectura
Photo credit: Chris Lee - British Athletics - Getty Images
Photo credit: Chris Lee - British Athletics - Getty Images

Mo Farah llegó a Reino Unido cuando era un niño asumiendo el nombre de otro, ya que su verdadero nombre es Hussein Abdi Kahin, y fue obligado a trabajar como sirviente, según revela el cuatro veces campeón olímpico y seis mundial en las distancias de 5.000 y 10.000 metros en un documental de la BBC que se emitirá este miércoles.

"A pesar de lo que dije en el pasado, mis padres nunca vivieron en Gran Bretaña", confiesa el atleta de 39 años, cuya historia se había contado hasta ahora como una llegada a los ocho años a las islas para unirse con su padre, después de que sus padres mandaran a tres de sus seis hijos a Londres para buscar una mejor vida. En realidad, su madre y sus dos hermanos viven en una granja en el estado separatista de Somalia de Somalilandia y su padre murió por una bala perdida cuando Farah tenía cuatro años.

Una mujer a la que nunca había visto antes sacó al luego atleta desde Yibuti, donde él y su hermano gemelo habían sido enviados a vivir con su tío por seguridad, con documentos falsos cuando tenía nueve años diciéndole que iba a vivir con unos parientes, así que el niño estaba emocionado. En realidad, Farah lo llevó a un apartamento en Hounslo, al oeste de Londres, y le obligó a asumir las tareas del hogar y el cuidado de niños más pequeños. "A menudo me encerraba en el baño y lloraba", cuenta ahora.

Farah salió de aquella situación gracias a la ayuda de su profesor de Educación Física Alan Watkinson, que le rescató y le ayudó a solicitar la ciudadanía británica con su nombre falso, el que fue robado a otro niño para crear su falso pasaporte. Watkinson notó una transformación del niño al llegar a una pista de atletismo. "El único idioma que parecía entender era el de la educación física y el deporte", revela él a la BBC.

Según recoge The Guardian, Farah se ha visto motivado a hacer pública la verdad como ejemplo de sinceridad para sus hijos. "Yo no sabía que había tanta gente que estaba pasando por lo mismo que yo. Tuve suerte, lo que me salvó, lo que me hizo diferente, fue que podía correr", cuenta el hombre que a raíz de sus éxitos deportivos recibió el título de 'Sir'.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente