Cómo hacer un moño despeinado, paso a paso: el peinado estrella de todas las fiestas

chica de espaldas con moño messy
Cómo hacer un moño despeinado, paso a pasoEDWARD BERTHELOT

La vida a veces es maravillosa. Y poder compartir este descubrimiento es fruto del azar, aunque quiero pensar que alguien lo puso en mi camino para que no me cortase el pelo como tenía en mente. Y este es el contexto.

El caso es que en uno de esos arranques de odio contra mi pelo (ahora vivo una historia de amor después de conocer esta forma de hacerme el moño messy), pensé en cortarme el pelo a lo loco. A lo MUY LOCO. Un corte pixie con el que no tener que volver a peinarme jamás. Sin duda, uno de los peinados de pelo corto más 'cool', pero también uno de los más radicales.

2020 fue el año en el que más moños me hice en mis 36 años de vida. Y cada vez, me tenían más harta. A medida que pasaba el tiempo los notaba más aburridos. Había perdido la chispa que me hacía aguantar frente al corte de pelo. Cada vez que entraba en Pinterest y veía esos moños informales, desenfadados y despeinados pero tan absolutamente bonitos, miraba el mío y volvía la idea del pixie a la cabeza.

moño messy
Looks de streetstyle con moño messyGetty Images

Y es que cuando todos y cada uno de los días te haces el mismo moño, sin quererlo, estás estableciendo una forma automática que hace que el pelo quede siempre de la misma manera -probablemente, lo mismo te pueda suceder con las coletas o las trenzas cuando estás falta de inspiración-. No pregunten más, pero es así. Comprobado desde el 15 de marzo de 2020.

Pues bien, era la 1 de la madrugada. No podía dormir y lo primero que me saltó cuando empecé a navegar para descubrir contenidos fue esto: el beauty hack que había necesitado todo mi maldito 2020 para dejar de pensar en cortarme el pelo (que ya vendrá…).

Es un moño, sí. Un moño despeinado que puede convertirse en moño de invitada. Pero hecho a base de DOS MOÑOS. Es decir, unos clásicos space buns que después se entrelazan y quedan, yeah... como los de Pinterest.

Me levanté y me lo hice, casi a las 2 de la madrugada. Y desde entonces, ay, desde entonces…

Vale para hacerlo alto, bajo, a media altura, con pelo largo, con pelo corto. Algunos trucos que he ido averiguando con la práctica son, por ejemplo, hacerlo con el pelo "peinado", es decir: mejor con ondas o algo de textura que completamente liso. Es el propio movimiento el que ayuda después a crear ese efecto despeinado. Y también que si los dos moños los sujetas con gomas finas o transparentes, te ahorras el problema de tener que cubrirlas después a la perfección. O que si añades unos pasadores por detrás, el toque final es brutal. Y por supuesto, que la fijación juega un papel importante. Eso sí: poca cantidad.

Cómo hacer un moño despeinado de profesional

¿Cómo hacerte en casa un moño despeinado que parezca de peluquería y convertirlo incluso en un peinado fácil de fiesta? Este es el paso a paso contado por Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez:

¿Qué necesitas para hacerte un moño 'messy'?

Plancha o tenacillas, espuma para ondas, spray voluminizador, spray de fijación, goma de pelo, horquillas de moño, cera para peinado.

- Para conseguir este look primero se aplica sobre el cabello húmedo una espuma de ondas y después se seca el cabello.

- Una vez el cabello está seco, se aplica un spray voluminizador y, con unas tenacillas o un cepillo redondo, se crean ondas anchas para lograr volumen.

- Después se recoge el cabello en una coleta a la altura deseada dejando mechones sueltos en la parte frontal. A continuación se va recogiendo después con horquillas de moño creando una forma irregular.

- Después se impregnan muy ligeramente los dedos con una cera y se deshace el peinado ligeramente donde se quiera.

- Por último se rocía el cabello con un spray de fijación natural.

Psst. El spray voluminizador que utiliza Eduardo para el moño es Voluforme de Leonor Greyl. Este producto contiene un 70% de ingredientes naturales y veganos, aporta volumen y fuerza al peinado, proporciona brillo y reduce el tiempo de secado y la temperatura, muy importante para evitar deshidratar el cabello por un sobrecalentamiento excesivo.